Viernes 12 de Agosto de 2022

Logo
22 de mayo de 2013
(561 votos)

Zanzíbar, la isla perfumada por especias

A sólo 30 kilómetros de Tanzania, en el Océano Índico, se encuentra el archipiélago de Zanzíbar, un rincón paradisíaco en el que el comercio de especias se mezcla con la rica cultura swahili y ecosistemas únicos en el mundo.
Zanzíbar, la isla perfumada por especias
Las inolvidables costas de Zanzíbar (Crédito: www.bigfiveexplorer.com/zanzibar)

Es un rincón paradisíaco del mundo, pero la isla de Zanzíbar no es el típico destino turístico de lujo, ya que aún permanece virgen y alejado de la influencia de las grandes cadenas hoteleras y los vuelos masivos.La costa de Zanzíbar. (CréditoÑ Eurik Newth. Wikimedia Commons)
Zanzíbar, que significa "Costa de los Negros", es un archipiélago semi-autónomo ubicado a 30 kilómetros de las costas de Tanzania que está compuesto por las tres grandes islas de Unguja, Pemba y Mafia, además de cientos de pequeños islotes.
También llamadas "Islas Molucas" o las "Islas de las especias", este archipiélago se caracteriza por que sus tierras son un importante centro de producción de todo tipo de especias como la canela, la pimienta, jazmín, clavos, cardamomo y la nuez moscada.
El centro económico, turístico e histórico del archipiélago es Zanzíbar City, ubicada en la isla de Unguja. La parte histórica, llamada “Ciudad de piedra” es un reducto único para la cultura swahili y por eso fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2000.
A pesar de que la isla pasó por periodos de dominación árabes, portugueses y británicos, la lengua común es el swahili, idioma muy usado por el este de África, pero que tiene sus raíces en Zanzíbar.
La isla de la especias logro desarrollarse gracias al comercio de especias -el motor de su economía- que actualmente fue desplazado por el fuerte flujo de turistas.
Naturaleza virgen
Las Islas Molucas son dueñas de paisajes increíbles y de ecosistemas únicos en el mundo. El Jozani Nacional Park, es una pequeña área protegida  de 50 kilómetros cuadrados, ubicada en el sudeste de Unguja. Posee más de 100 especies únicas de arboles, pero su mayor atractivo es el Mono Colobo Rojo, en grave peligro de extinción ya que quedan solo unos mil ejemplares.(Crédito: Giandomenico Pozzi)
Cerca de Jozani, está el Zanzíbar Butterfly Centre, una institución dedicada a proteger y exhibir miles de especies de mariposas originarias de Zanzíbar. Además de admirar una de las colecciones de mariposas más grandes de África, se puede participar de exhibiciones interactivas y ver de cerca el ciclo de vida de las mariposas.
Por otro lado, se pueden recorrer los manglares que bordean la costa de las islas y también los majestuosos cultivos de especias que dominan todo el territorio, junto con los bosques de cocoteros y arboles de mangos y lichis.
Para disfrutar de una de las playas más lindas del mundo hay que desplazarse al poblado “Nungwi”, ubicado al extremo norte de la isla de Unguja, a una hora de Zanzíbar City. Este pueblo de pescadores, donde se puede comprar pescado fresco en subastas en la playa, cuenta con un acuario de tortugas marinas y un gran abanico de opciones gastronómicas, aunque el centro de todos los menues es el pescado con fragantes especias y mariscos.
Las playas de arena fina y blanca son amplias, y en el mar turquesa se pueden realizar todo tipo de deportes acuáticos. El buceo es una gran atracción, gracias a los frondosos arrecifes de coral, peces de colores, tiburones ballena y todo tipo de especies de flora y fauna marinas que rodean la isla. El mundo submarino en Zanzíbar es mucho más atractivo que su superficie, y eso es mucho decir.(Crédito: Johathan Stonehouse)
La isla Pemba
A pesar de estar un poco opacada por la isla de Unguja, la isla de Pemba es un destino que se tiene que visitar al ir a Zanzíbar. Su capital es Chake Chake y cuenta con más de 20.000 habitantes.  En la actualidad, más del 70% de la cosecha de clavo de olor de Zanzíbar, se produce en Pemba, y este liderazgo lo viene sosteniendo por varios siglos.
Prison Island
Changuu Island, más conocida como Prison Island, es una pequeña isla al norte de Unguja que en el siglo XIX fue usada como prisión para los esclavos rebeldes, a los que se los hacía trabajar en las minas de coral. Más tarde, la isla fue un reducto de cuarentena para alejar a los infectados con fiebre amarilla de la población de las islas.
Actualmente, esta bellísima y silenciosa isla es un resort privado que depende del gobierno, donde descansar y alimentar a las tortugas gigantes de Aldabra que habitan la isla.
Si alguna vez soñaste con hacer un viaje exótico a estos lugares, acompañado por un World Guinness Record, ésta es tu oportunidad. Hace click aquí y no te lo pierdas 


Ver Zanzíbar, la isla perfumada por especias en un mapa más grande
 
Otras notas sobre
Buceo - Paraiso - Playa - Tanzania - Indico - África - Zanzibar
Comentá esta nota en Facebook
Envianos un comentario sobre esta nota
Demuestre que no es un robot!

Galería
Acceder a Galería
Encuestas
Has hecho algun viaje turistico durante la pandemia de COVID-19




Ver Encuestas Anteriores