Jueves 18 de Agosto de 2022

Logo
18 de marzo de 2015
(504 votos)

Vilcabamba, un pueblo ecuatoriano que encierra un secreto

A 40 kilómetros de la ciudad de Loja, en Ecuador, existe un pequeño pueblo a 1700 metros sobre el nivel del mar, donde es común que varios de sus habitantes tengan más de 100 años y se encuentren en perfecto estado físico y mental. ¿Cuál es el secreto? ¿Por qué cada vez llegan más viajeros para averiguarlo?
Vilcabamba, un pueblo ecuatoriano que encierra un secreto
Vilcabamba - Ecuador

Por Aldana Chiodi
Algunos dicen que son los componentes del agua, otros aseguran que es el microclima del lugar, otros están convencidos que es por la vida tranquila que llevan sus habitantes, pero lo cierto es que nadie tiene certeza de cuál es el secreto.
Sin embargo, son muchos los que en los últimos años quisieron averiguarlo. No solo científicos, periodistas e investigadores, que llegan al valle para documentar la vida de la población o para trabajar en el Instituto de Investigaciones sobre Gerontología, sino también viajeros, que llegan para conocer el lugar y a su famosa población. VilcabambaAlgunos de estos viajeros decidieron quedarse. Así fue que, en los últimos años, cada vez más extranjeros, sobre todo estadounidenses y europeos, llegaron, compraron tierras, construyeron sus casas y abrieron bares, cafés y restaurantes.
Con el tiempo, el centro de la ciudad se convirtió en un lugar turístico. La plaza principal, con la iglesia y la municipalidad, se vio rodeada por heladerías, bares y cafés.
Las cosas por su nombre
Una de las cuestiones que más llamarán la atención del visitante es la imaginación con que los dueños de los comercios llamaron a sus emprendimientos. Así, encontramos la heladería que nos dice que sus helados son “el sabor de la larga vida” y una fábrica de jugos que nos asegura un “sabor longevo”. Hasta hay una marca de agua mineral que se llama “Vilcabamba, el agua de la vida eterna”.
Pero no solo los dueños de los comercios utilizan las cualidades del lugar. En la entrada principal al pueblo, un enorme cartel del gobierno local los recibirá con un “Bienvenidos a Vilcabamba, isla de la longevidad, donde el tiempo se detiene y la vida se alarga”.
Actividades
Con tantos carteles y promesas de vida eterna, el lugar no pierde su encanto. Al contrario. Llegar al valle, observar las montañas cubiertas por vegetación, caminar por los senderos, sentarse en la plaza a conversar con alguno de los habitantes y recorrer la feria de artesanías son buenas opciones para unos días de descanso en un viaje por Ecuador. El paisaje es realmente hermoso y los ríos Chamba y Uchima ofrecen sus aguas para refrescarse durante las horas más calurosas.
En el pueblo, además, se pueden degustar platos tradicionales como el repe lojano, las humitas y el caldo de gallina criolla.
Muy cerca de la zona urbana se encuentra el cerro Mandango, cuya cima tiene forma de una cara humana y por eso se lo considera como el guardián del pueblo. Para llegar a la cima es posible hacerlo a pie o a caballo. Si se quiere contratar una cabalgata solo hay que preguntar en los hoteles o en los comercios alrededor de la plaza.
Como nadie sabe por qué muchos de los habitantes de este pueblo viven más de cien años, a los viajeros les queda disfrutar de los hermosos paisajes, caminar por el centro y los alrededores de Vilcabamba y conversar con los abuelos. No hay mejor plan. El secreto está muy bien guardado.
LIBRO.Para los que quieran leer más sobre este lugar, el periodista argentino Ricardo Coler vivió en Vilcabamba, entrevistó a muchos de sus habitantes y escribió su libro: “Eterna Juventud”.


 
Otras notas sobre
Ecuador
Comentá esta nota en Facebook
Envianos un comentario sobre esta nota
Demuestre que no es un robot!

Galería
Acceder a Galería
Encuestas
Has hecho algun viaje turistico durante la pandemia de COVID-19




Ver Encuestas Anteriores