Martes 09 de Agosto de 2022

Logo
22 de octubre de 2014
(476 votos)

Utila, la universidad del buceo

La isla hondureña de Utila se considera el lugar más económico del mundo para bucear, lo que no impide que a la vez sea uno de los más bellos para practicar este deporte.
Utila, la universidad del buceo
Utila

Texto Armando Cerra - Fotos Miguel Vázquez
El afán por la aventura es intrínseco al ser humano. Las ganas de adentrarse en lo desconocido es un virus con el que todos nacemos. Con el tiempo, y lamentablemente, esa enfermedad va desapareciendo en muchas personas. Sin embargo, otros tienen la fortuna de mantener siempre esas ansías por aventurarse en lo inexplorado. Y desde luego, si hay una experiencia que a los hombres nos hace sentirnos diferentes, libres y débiles al mismo tiempo, ésa es la de sumergirse en el mar, bucear hasta sus fondos, maravillarse por su belleza, por la vida que allí habita y sentirse un privilegiado por estar durante un  tiempo en un elemento en el que es imposible la vida humana.
Bucear y descubrir los secretos y belleza que oculta el mar. Todo un sueño que atrae a miles de personas de todo el planeta. Por eso no es extraño que el snorkel, el buceo y el submarinismo se hayan convertido en un reclamo de primer orden para visitar ciertos destinos turísticos repartidos por el globo, desde Tailandia hasta el Mar Rojo, pasando por la Gran Barrera de Coral de Australia o el Caribe.Utila
Y allí precisamente, en el mar Caribe se encuentra la isla hondureña de Utila, a escasos 30 kilómetros del continente. De entre todos los destinos soñados por los buceadores, este rincón caribeño se encuentra entre los predilectos. Por varias razones. En primer lugar, porque en su entorno hay multitud de zonas de buceo que permiten ver los espectaculares corales y la fauna marina del Sistema Arrecifal Mesoamericano, el segundo más largo del mundo.
Además se encuentra en el Caribe, lo que es sinónimo de buen tiempo gran parte del año. Un clima favorable siempre acompañado por un ritmo de vida cadencioso y acompasado por la tranquilidad de estas aguas, transparentes, cálidas y que siempre llegan a playas de ensueño.
Por otro lado, Utila ofrece un acceso relativamente sencillo por mar partiendo en ferry desde La Ceiba, al norte del país, para desembarcar rápidamente en el puerto de East Harbour o Utila Town. Aunque esta isla del archipiélago de Bahía también posee su propio aeropuerto. Y eso que se trata de un pedazo de tierra diminuto, ya que alcanza los 11 kilómetros de largo por tan solo 4 de ancho.
Pero ese aeropuerto está justificado por la enorme afluencia de viajeros, que llegan aquí atraídos por sus fondos marinos. De hecho, gran parte de los escasos cuatro mil habitantes de la isla viven de ellos y de la rica pesca de la zona. Y es que Utila se ha convertido en la meca más económica si alguien quiere aprender a bucear o lograr un certificado que le acredite como instructor en esta práctica deportiva.
Una docena de empresas en la isla, siempre a precios muy asumibles, ofrecen sus servicios para hacer inmersiones por los alrededores y también para formar a los futuros monitores e instructores de buceo. Pudiendo conseguir el título en distintos niveles, desde el más básico hasta la acreditación más experta. Y es que las zonas buceables que rodean a Utila permiten practicar en lugares de lo más variado.
UtilaEs posible sumergirse entre corales duros de más de 60 tipos, donde viven centenares de moluscos y peces de cualquier forma y color imaginable. Igualmente los más intrépidos se pueden adentrar en cavernas submarinas. Y también los amigos de lo morboso, se encaminan hasta los restos de naufragios históricos. E incluso, los hay que se sumergen en busca de tesoros, porque por aquí se dice que todavía se encuentra el legendario tesoro del pirata Henry Morgan.
Si está, seguro que algún día se encontrará. Pero es mucho más fácil que los buceadores se topen con enormes tortugas carey, con ágiles morenas o con agresivas barracudas. Pero lo más sorprendente es cuando los buceadores descubren una sombra correspondiente a los 15 metros de longitud de un tiburón ballena. Impactante, aunque no peligroso, ya que este gigante marino con una boca de hasta metro y medio alcanza semejante volumen alimentándose tan solo de zooplancton, camarones y huevas.
En definitiva, todo aquel que quiera bucear, al menos una vez en la vida ha de viajar a Utila. Y quién no lo haya hecho nunca, si tiene su bautismo acuático en esta isla del Caribe, sin duda quedará cautivado por lo visto y sentido bajo la superficie del mar. Volverá contraer ese virus por la aventura, tan intrínseco al ser humano.


Ver Utila, la universidad del bueceo en un mapa ampliado
 
Otras notas sobre
Utila - Buceo - Caribe - Honduras
Comentá esta nota en Facebook
Envianos un comentario sobre esta nota
Demuestre que no es un robot!

Galería
Acceder a Galería
Encuestas
Has hecho algun viaje turistico durante la pandemia de COVID-19




Ver Encuestas Anteriores