Martes 09 de Agosto de 2022

Logo
29 de febrero de 2016
(474 votos)

Sigtuna, de los vikingos a nuestros días

A solo una hora de Estocolmo está la localidad de Sigtuna, ideal para escaparse de la capital y descubrir la ciudad oficialmente más antigua de Suecia.
Sigtuna, de los vikingos a nuestros días
Sigtuna - Antiguo Ayuntamiento - Foto gentileza Mónica Grimal

Texto: Armando Cerra - Fotos: Mónica Grimal
El desplazamiento entre Estocolmo y Sigtuna se puede hacer todo el año con una combinación de tren más autobús, mientras que durante los meses de verano es posible navegar hasta allí gracias a un recorrido en barco realmente atractivo por los mil y un vericuetos del lago Mälaren, en cuya orilla norte se encuentra Sigtuna.Quiosco callejero
Precisamente hasta este lugar llegó en el año 980 el rey Erik Segersäll, el Victorioso, y decidió fundar una ciudad que durante los dos siglos posteriores sería la residencia de los reyes suecos. De aquella fundación y los años de máximo esplendor de Sigtuna tan apenas ha llegado nada a nuestros días, pero sin embargo, lo que ha resistido el paso de los siglos es lo más atractivo de la población.
Por ejemplo, aquí se conservan las ruinas de algunas de las iglesias más antiguas del país, como es el caso de San Olaf, San Per o San Lars. Todas ellas en estado esquelético, con la piedra desnuda, altiva y en permanente equilibrio. Resistiéndose a desaparecer y casi siempre rodeadas de cementerios y vegetación, lo cual les da una estampa romántica y tétrica al mismo tiempo. No obstante, si se quiere visitar alguna iglesia completa, también se puede entrar a la de Maria Kyran, una obra de mediados del siglo XIII en cuyo interior se conservan unas interesantes pinturas medievales restauradas.
Sin embargo las piedras de las iglesias no son las únicas interesantes en la ciudad. Sigtuna nos muestra las típicas runas que son todo un emblema de la cultura vikinga y de la historia escandinava. Aquí se pueden ver unas 150 piedras rúnicas dispersas por la ciudad y sus alrededores.Ruinas de la Iglesia de San Olaf
Pero, ¿qué son las runas de los vikingos? Son grandes piedras erigidas sobre el terreno y con inscripciones generalmente de carácter funerario. En ellas, los expertos son capaces de descifrar dibujos y signos que recuerdan a un hombre, que no tuvo que ser un héroe, sino simplemente un integrante del pueblo vikingo. Personajes anónimos que muchos siglos después de su muerte siguen siendo honrados de forma orgullosa con estas piedras que recuerdan sus vidas y también lo que dejaron en herencia.
Estas piedras se pueden ver por diferentes enclaves de Suecia y Dinamarca, también por Noruega y otros lugares de la costa del mar Báltico, e incluso en otras tierras a las que llegaron los vikingos, como Gran Bretaña. Sin embargo, la zona de Upplands donde se integra Sigtuna, es el territorio donde se conserva una mayor acumulación de piedras rúnicas.
Piedra Runica VikingaEstas runas y los restos de las iglesias son las muestras más añejas de la historia de Sigtuna, pero no es lo único de interés. Es obligado caminar a orillas del lago Mälaren y darse un paseo por la Stora Gatan, la calle más animada de la ciudad, donde se acumulan los cafés, las tiendas de recuerdos y coloridas casas de madera. Precisamente todo ese conjunto se eleva sobre los orígenes de la ciudad, ya que los arqueólogos estiman que bajo el actual empedrado y las construcciones se encuentran los vestigios de la primigenia Sigtuna.
También el paseo por el núcleo histórico nos llevará hasta el edificio del viejo ayuntamiento, que casualmente es el más pequeño de todo el país. Aunque sea pequeño, el edificio ha sido un buen refugio durante años para los más borrachos de la población, los cuales podían encontrar aquí cobijo cuando eran incapaces de llegar a casa.
Y es que los países nórdicos, tienen a gala ser extraordinariamente civilizados, respetuosos, y hasta cultos. Basta ver que por las calles se abren quioscos a modos de bibliotecas donde encontrar un buen libro para leer.  Lo cual no es impedimento para que eso lo compaginen con una importante afición al alcohol, y a ser posible de alta graduación.Lago Malaren
Será por el clima, será por su carácter, o será por tradiciones que se remontan a los vikingos. Los cuales son famosos por su ardor guerrero que a veces se ha confundido con unos salvajes modos de vida. Sin embargo, los vikingos fueron una interesante cultura, trabajadora, navegante, valiente, que les gustaba el buen vivir y también tenían su notas de refinamiento. Es decir, una sorpresa que escapada de los tópicos más manidos. Y sobre todo ello, se pueden rastrear noticias en las piedras rúnicas que esperan a los viajeros en Sigtuna.


 
Otras notas sobre
Europa - Suecia
Comentá esta nota en Facebook
Envianos un comentario sobre esta nota
Demuestre que no es un robot!

Galería
Acceder a Galería
Encuestas
Has hecho algun viaje turistico durante la pandemia de COVID-19




Ver Encuestas Anteriores