Jueves 18 de Agosto de 2022

Logo
10 de febrero de 2014
(551 votos)

Portrack House, el jardín de la especulación cósmica

Los jardines de Portrack House en Escocia unen la naturaleza, el arte y la ciencia para provocar la reflexión sobre el origen y el destino de la vida.
Portrack House, el jardín de la especulación cósmica
Invisibilia, una escultura en los jardines de Portrack HOuse

Por Armando Cerra
¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? ¿Adónde vamos? ¡¡Buff, vaya preguntas!! Desde que el hombre es hombre han resonado esos interrogantes. Siglos preguntándonoslo y todavía sin respuestas. Filósofos, científicos y artistas especulando sobre esas cuestiones y los grandes enigmas sin resolver.
Nada, no se halla la solución. Y eso que durante el siglo XX, la ciencia ha dado pasos de gigante para ir despejando incógnitas. Pero tan sólo se descubren datos y teorías parciales, y tal vez desmontables con los próximos hallazgos. A todo ello hacen un particular homenaje las quince hectáreas ajardinadas yestanques en potrack house artísticas de Portrack House, en la región escocesa de Dumfries.
Allí el arquitecto estadounidense Charles Jenks y su esposa, la paisajista Maggie Keswick, plantearon en 1989 el ajardinamiento de esta finca, propiedad de la familia de ella. Y decidieron no hacer un jardín al uso, sino todo un muestrario artístico de las teorías científicas que tratan sobre el origen del mundo y su evolución, de ahí el subtítulo de este lugar: El Jardín de la Especulación cósmica.
Crearon un lugar donde se prescindió de la vegetación más tradicional. Se esculpió el terreno creando desniveles, colinas, estanques y formas geométricas que principalmente se cubrieron de extensos mantos de césped. Y sobre él se colocaron diferentes esculturas e intervenciones alusivas a variadas teorías científicas, desde las espirales que remiten al ADN hasta los ajedrezados que se deforman y son absorbidos por la fuerza del terreno, evocando con ello a los agujeros negros.
Sin duda, para los profanos en semejantes materias, es mucho más ameno recorrer los caminos de Portrack House que leerse un libro sobre estas cuestiones. Es capaz de transmitir mucho más la contemplación de la naturaleza esculpida, el descubrimiento del cielo reflejado en los estanques artificiales sin árboles cercanos que proyecten su sombra, o caminar sobre el Jumping Brigde que nos recuerda que el más mínimo incidente puede desencadenar enormes catástrofes a escala planetaria.escultura
Lamentablemente, no es fácil visitar Portrack House. Al tratarse de una propiedad privada, únicamente abre sus puertas al público en fechas muy puntuales. No obstante, quién tenga la oportunidad de visitarlo, descubrirá desde el primer momento que se trata de un jardín distinto, subyugante, estéticamente hermoso y capaz de provocar la reflexión.
Para entrar habrá que atravesar la Zeroroom, y desde ahí un pasillo flanqueado por varios iconos nos llevará hasta la visión de un tejo. Estos iconos nos llevan desde el Universo hasta Escocia, pasando por la Vía Láctea, el Sistema Solar y nuestro planeta, para acabar ante ese tejo, árbol sagrado de los celtas. Ese viaje interior del abismo a lo concreto, lo local y lo esotérico, cada uno lo puede interpretar como le plazca.
Como el resto del jardín. Pero lo que sí es seguro es que cualquiera que descubra las cascadas de la Sopa Primigenia o pierda la perspectiva mirando desde la caseta Nonsense, dedicará un momento a su particular especulación sobre ¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? ¿Y adónde vamos? Por supuesto, no hallará las respuestas.

Otras notas sobre
Portrack House - Jardines - Escocia
Comentá esta nota en Facebook
Envianos un comentario sobre esta nota
Demuestre que no es un robot!

Galería
Acceder a Galería
Encuestas
Has hecho algun viaje turistico durante la pandemia de COVID-19




Ver Encuestas Anteriores