Lunes 29 de Mayo de 2023

Logo
30 de noviembre de 2011
(550 votos)

Madagascar: A mover el bote de la preservación

Madagascar es mucho más que una o dos películas infantiles. Es el reino de los lemures y el baobab, es donde la naturaleza, aunque amenazada, es ama y señora. Madagascar es una gigantesca caja de Pandora esperando ser descubierta…
Madagascar: A mover el bote de la preservación
Los lemures, ejemplo de la preservación

por Rodrigo Carretero

Tanto podría escribirse sobre esta tierra, la cuarta isla más grande del planeta y aislada del resto del mundo por el canal de Mozambique y el océano Indico, que lo incontenible de la naturaleza quedaría acotado a la imposición del texto.

Tanto podría hablarse del surgimiento de este paraíso, de su separación del continente africano, de sus ambientes vírgenes, de su fauna y flora endémicas. Tanto, también, de sus corrientes migratorias, de la conquista francesa, la independencia y de la milenaria cultura malgache que enaltece el orgullo de sus habitantes

Tanto es así Madagascar,  que en ella conviven un creciente impulso del eco turismo y el desafío permanente de mantener vivas algunas de sus especies animales y vegetales únicas. La amenaza del constante avance humano en busca de nuevos suelos para la agricultura y otras actividades es hoy el principal enemigo de este paraíso natural.

Llegar y moverse

La mayoría de los vuelos internacionales llegan a la ciudad capital, Antananarivo provenientes desde Sudáfrica (la isla se separó del continente hace 160 millones de años), aunque también es posible llegar vía Paris (conexión con su pasado colonial)  Madagascar - Antananarivoo desde algunas ciudades de la India y Lejano Oriente (desde donde arribaron las primeras oleadas migratorias). Un par de días resultan más que suficientes para conocer Tana, como también se la conoce a la capital, que desborda de mercados, palacios y tumbas de reyes de antaño. Desde allí, los caminos, bastantes defectuosos, vale decirlo, van comunicando los poblados, las reservas naturales, los parques y las increíbles playas. Otro medio de transporte más que interesante para el turista es el ferrocarril, que en su devenir de durmientes va descubriendo increíbles vistas de la zona central de la isla.

Aventuras al por mayor

Hoy día, Madagascar es reconocida en el mundo debido al éxito de la película homónima, y más que nada por sus lemures, encarnado uno de ellos en aquel rey loco y simpático que mantenía a sus súbditos de baile en baile. Estos simpáticos y curiosos mamíferos de ojos saltones son solo una de las tantas maravillas naturales de la isla. Su derrotero en la historia se transfigura en el paradigma de todas las especies endémicas (propias y exclusivas de la isla) en la carrera hacia la preservación y el logro de un turismo sustentable.

Los lémures son sobrevivientes de la evolución y a la vez, victimas del hombre. Desde hace 2000 años, cuando las primeras huellas humanas quedaron marcadas en la arena, han sido cazados hasta su casi desaparición. Sufrieron la pérdida de su hábitat natural debido al cambio climático (proceso natural cíclico) y las actividades humanas (el desmonte para obtener tierras de cultivo).Madagascar - Nosybe

Está claro que una de las actividades que más interesa al turista al arribar a Madagascar es entrar en contacto con estos animalillos, hoy protegidos en reservas y parques nacionales. Pero no la única. Son casi incontables las posibilidades y los atractivos a conocer. Dentro del turismo aventura, se puede realizar buceo entre arrecifes de coral, trekking en los varios parques nacionales de la zona central de la isla, cada uno de ellos con sus particulares senderos y niveles de exigencia, llegando a poder realizar escalada en el macizo de Tsanoro, considerado uno de los más difíciles del mundo, rafting en los rápidos que caen desde las montañas al mar, y avistaje tanto de aves, como de los ya renombrados lemures.

El turismo cultural dice presente al rescatar la milenaria cultura magache. Una de sus festividades más tradicionales es Famadihana, que se celebra cada 7 años en recuerdo de los muertos. Los bailes y las comidas tradicionales la convierten en una experiencia digna de estar presente. Si de comidas se trata, Madagascar se enorgullece de sus raices indias y chinas, combinando especias y verduras, pescados y mariscos, todo acompañado con el sempiterno arroz. El turismo de playas encuentra su paraíso en la zona de Nossy Be con excelentes complejos hoteleros y costas que de tan extensas, pueden evitarse sin dificultad las multitudes.

Con todo esto, y más, y aun encontrándose con trabas de infraestructura, el potencial turístico de la isla se haya íntimamente ligado a la preservación del medio ambiente. Un desafío que el gobierno ha decidido encarar pese a las dificultades económicas, pero conciente del potencial natural del país.

Eco-turismo, Eco-nomía

Como “la tierra olvidada por el tiempo” se la conoce a Madagascar debido a su inmensa naturaleza única, pero también le cabe el mote por la pobreza y los medios de vida de sus habitantes.

Para contrarrestar esta realidad, donde la esperanza de vida ronda los 56 años y casi nadie puede acceder a una educación que le permita desarrollar una profesión, es que desde hace unos años, el gobierno con ayuda de asociaciones privadas de cuidado del medio ambiente ha comenzado a capacitar al pueblo magache para que, a través de una cuidada relación con el entorno natural, se consiga un presente más digno que la mera subsistencia. Para ejemplo y aunque sea dato un menor, baste saber: para entrar a una reserva natural o parque Madagascar - Port Daulphinnacional, es obligatoria la compañía de un guía local. Esto protege al visitante y al entorno a la vez que genera oportunidades de empleo. Tanta es la belleza y tanto el exotismo de las especies que el turista paga gustoso para poder disfrutarlas durante su estadía. De esta manera se crea un espiral al que los nativos están, poco a poco, dispuestos a sumarse. La ecuación es simple, ofrecer incentivos económicos a la población local es la clave para hacer de la preservación, un éxito. La educación es la herramienta más eficaz para el desarrollo de los pueblos y en Madagascar, el hombre ha reaccionado a tiempo porque tarde es nunca.


El ecoturismo es la forma, la gente es el medio, la flora y la fauna, el objetivo. Magadascar, la vida…

¿Has estado en Madagascar o algún lugar como éste ? Comparte tus experiencias con otros lectores, aqui


Ver Madagascar en un mapa más grande
Otras notas sobre
Animales - África
Comentá esta nota en Facebook
Envianos un comentario sobre esta nota
Demuestre que no es un robot!