Jueves 11 de Agosto de 2022

Logo
26 de marzo de 2014
(534 votos)

La experiencia del Ngorongoro

En Tanzania, una famosa área de conservación invita a los viajeros a conocer la vida actual de un volcán que lleva inactivo miles de años.
La experiencia del Ngorongoro
Tanzania, parque Nacional Ngorongoro

Por Ignacio Stábile
Si hay una actividad que está reservada casi exclusivamente para los turistas más atrevidos alrededor del mundo, es el ascenso y el trekking a través de las laderas de algunos de los varios volcanes que se encuentran activos en todo el planeta. En los mismos se puede inclusive aproximarse para ver en vivo y en directo el fluir de la lava volcánica  (por supuesto, en zonas exentas de alto riesgo).
Si en todo caso se prefiere estar fuera de peligro y seguro de cualquier tipo de erupción, el Área de Conservación de Ngorongoro, en Tanzania, puede resultar una experiencia inolvidable y única en su tipo.Fauna en Ngorongoro
Enmarcada por el Rift Valley (o Valle de la Grieta), el cual atraviesa parte de Etiopía, Kenia, Uganda y Tanzania, el Ngorongoro se alza junto a otros volcanes extintos en la actualidad, testigos de un pasado de millones de años de transformaciones orográficas africanas que generaron uno de los paisajes más característicos y fascinantes del continente. Aparentemente, fue una notable montaña que colapsó y se derrumbó en el momento de la explosión que le dio la forma actual.
Desde la capital de Tanzania, Dodoma, hasta la urbanización más cercana al área protegida, Arusha, hay una distancia de alrededor de 420 kilómetros. Buena parte de los viajeros que deciden conocer este lugar único, lo combinan con una visita al tradicional Parque Nacional Serengeti, famoso por sus migraciones anuales de ñus, además de estar a tan solo una hora de distancia de Ngorongoro.
También es recomendable visitar la cercana Garganta de Olduvai, importante reservorio arqueológico donde se han encontrado restos fósiles de homínidos de más de 3 millones de años, así como también diversos artefactos, todo lo cual se puede apreciar en un museo de sitio.
El cráter del Ngorongoro sorprende cuando se conocen sus dimensiones: posee un área total de 260 kilómetros cuadrados, un diámetro de 20 kilómetros y una altura de 600 metros entre el fondo de la caldera y el borde del cráter.
Esta región se caracteriza por contar con la presencia del pueblo masai, algunos de cuyos integrantes viven dentroCrater de Ngorongoro del cráter y pastorean allí sus rebaños. La enorme variedad de recursos que los masai encuentran en el Ngorongoro logra que muchos de ellos habiten dentro del mismo de manera permanente y no lo abandonen.
Considerada Reserva de la Biósfera y Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1979, muchos lo llaman el “Jardín del Edén de África” debido a su enorme riqueza natural, contenida dentro del cráter del antiguo volcán. Este sorprendente espacio alberga desde un lago salino, ríos, hasta zonas de sabana, pantanos y pastizales.
La gran concentración de variados ecosistemas (uno de los mayores a nivel mundial) permite el establecimiento de una amplia fauna. Aquel viajero que no halla conocido otros países del continente africano, podrá vivir en Tanzania una de las grandes atracciones, el Big Five (“los cinco grandes”), que refiere a los cinco animales más populares: búfalos, leones, leopardos, rinocerontes y elefantes.
La única posibilidad de visitar la base del cráter es mediante una excursión con guías autorizados. Hay que tener en cuenta que se recorren largas distancias y que debido a las condiciones del terreno, en muchos casos solo se puede acceder con vehículos 4x4.
Para quienes elijan la inolvidable opción de dormir al borde del cráter, hay diversos lodges y hoteles de excelente categoría que brindan dicho servicio.Lodge en el crater de Ngorongoro
El huésped sin dudas quedará maravillado de tener a sus pies el inmenso cráter y toda su diversidad natural, así como también al tener la posibilidad de contemplar un amanecer y/o atardecer desde algunos de los puntos panorámicos que disponen los hoteles.
Como una muestra única de la naturaleza, recorrer Ngorongoro significa divisar ríos, bosques, sabanas, manadas de animales y campesinos masai, todo conviviendo en perfecta armonía, para poder entender, finalmente, por qué le llaman el “Jardín del Edén de África”.


Ver La experiencia del Ngorongoro en un mapa más grande
 
Otras notas sobre
Parque Nacional - África - Tanzania - Ngorongoro
Comentá esta nota en Facebook
Envianos un comentario sobre esta nota
Demuestre que no es un robot!

Galería
Acceder a Galería
Encuestas
Has hecho algun viaje turistico durante la pandemia de COVID-19




Ver Encuestas Anteriores