Viernes 12 de Agosto de 2022

Logo
11 de julio de 2008
(743 votos)

Kilómetros de arenas doradas

Más de 1000 kilómetros de las más bellas playas de la costa de Ecuador constituyen La Ruta del Sol que comienza en la Península de Santa Elena en la Provincia del Guayas y se extiende al norte hasta Puerto Cayo, en la Provincia de Manabí. Durante el recorrido se puede disfrutar de las bellezas naturales y de la diversión y hospitalidad local.
Kilómetros de arenas doradas
Ruta del Sol en Ecuador (clickear para agrandar imagen)

Atardecer en la Ruta del Sol (clickear para agrandar la imagen) No hay como las playas de Latinoamérica y, entre ellas, las arenas de Ecuador sobresalen por ser uno de los mejores destinos turísticos que ofrece esta parte del continente.

Las atracciones van desde las paradisíacas playas pasando por parques nacionales, muestras de cultura prehispánica, bahías soñadas y acantilados que quitan la respiración, a medida que pasan los kilómetros.

Una de las posibilidades únicas que ofrece la Ruta del Sol es poder realizar el avistaje de las ballenas que visitan, todos los años, las aguas ecuatorianas. La ruta comienza en la Península de Santa Elena, Provincia de Guayas, y se extiende hacia el norte hasta Puerto Cayo (Provincia de Manabí). En Santa Elena se puede disfrutar de todo lo que necesitan unas buenas vacaciones: hoteles de calidad, diversión y restaurantes para todos los paladares.

Salinas, otros de los puntos de la Ruta del Sol (clickear para agrandar imagen) La siguiente parada es la ciudad de Salinas, nombre que se debe a la costumbre de extraer sal de sus costas con playas de arena blanca, aguas tibias y cristalinas. Esta ciudad cuenta con mucha vida nocturna y discotecas que proveen la diversión necesaria, combinada con playas gloriosas y restaurantes que les regalan a los turistas los más variados frutos de mar. Salinas también cuenta con una amplia oferta cultural y museos arqueológicos y prehispánicos que reflotan las antiquísimas tradiciones americanas.

Al transitar la ruta se llega a Ballenita. Allí, de día, las playas se ven invadidas por los amantes del surf y de noche las discotecas y centros de diversión se plagan de gente que quiere divertirse al estilo tropical. Uno de los lugares más pintorescos de la Ruta son los pueblos de pescadores que se atraviesan durante el camino y uno se puede adentrar en sus costumbres e idiosincrasias.

Otra de las playas donde se puede disfrutar del contacto directo con la naturaleza es Ayangue, de aguas tranquilas y tranquilidad celestial. Desde aquí se puede tomar un bote hasta el islote El Pelado y disfrutar de un original día en alta mar.

La siguiente parada es Manglaralto, desde donde la ruta se vuelve más selvática y da la posibilidad de realizar excursiones y adentrarse en los bosques de Dos Mangas y Loma Alta, cruzando riachuelos y disfrutando del excepcional espectáculo que regala el entorno.

Al seguir en la ruta se desemboca en una de las mecas del surf a nivel mundial: Montañita, balneario que ha sufrido una metamorfosis convirtiéndose en un punto multicultural gracias a las variadas nacionalidades de sus visitas. La ruta también provee destinos espirituales como El Santuario de Olón, sede de un peregrinar todos los 11 de noviembre, ya que es el aniversario del milagro de la virgen. Cientos de personas asisten ese día a la iglesia a venerar la imagen. En el santuario, construido en la cima de un acantilado, se puede disfrutar de un impactante escenario costero.

Atardecer en Ayampe (clickear para agrandar imagen) Luego de la experiencia mística se llega a Ayampe, para probar la cocina local y atravesar playas, espacios verdes y montañas, en un escenario impactante. Desde ahí se puede seguir hasta Puerto Rico, Alándaluz o Piqueros.

Para los amantes del buceo, Salango ofrece un espectáculo imposible de rechazar, ya que allí se puede ir hasta la Isla y bucear entre las especies de fauna y flora marinas de esa zona.

A pocos kilómetros está Puerto López, desde donde se puede alquilar un bote o unirse a un tour para ir a la Isla de La Plata. Allí, de junio a septiembre se puede observar a las ballenas en su habitat natural.

Entre Puerto López y el final del recorrido está una de las mayores atracciones de la ruta, la famosa playa de Los Frailes, donde la vista es incomparable y cuyo mirador es una ventana a la belleza de Ecuador. Se trata de una playa protegida, ya que pertenece al Parque Nacional Machalilla.

El último lugar de la ruta, pero no por eso el menos importante, es Puerto Cayo, donde la diversión y la vida de mar invaden el lugar.


Ver mapa más grande

Más información:
» www.rutadelsol.com.ec
» www.visit-ecuador.com

Otras notas sobre
Playa - Ecuador - Rutas
Comentá esta nota en Facebook
Envianos un comentario sobre esta nota
Demuestre que no es un robot!

Galería
Acceder a Galería
Encuestas
Has hecho algun viaje turistico durante la pandemia de COVID-19




Ver Encuestas Anteriores