Martes 09 de Agosto de 2022

Logo
15 de julio de 2015
(876 votos)

El vértigo Real

El llamado "Caminito del Rey", un pequeño sendero al borde del precipicio recupera su esplendor, para que el turismo conozca la España profunda.
El vértigo Real
Caminando el precipicio

por Rodrigo Carretero

Todo comenzó allá por 1901, cuando Sociedad Hidroeléctrica del Chorronecesitaba un acceso hacia los saltosdel Gaitanejo y del Chorro. Veinte años después,  rey Alfonso XIII fue a la inauguración de la presa del Conde del Guadalhorce. Allí se pierden las certezas y surge la leyenda, se dice que Su Alteza lo caminó, otros, que tan solo lo visitó de lejos, lo cierto es que a partir de allí se lo empezó a conocer como “Caminito del Rey”. Todo esto que parece salido de un cuento, sucedió en la provincia de Málaga, España. Lo que en un momento determinado parecía dejado al olvido y a la adrenalina de unos pocos aventureros, hoy se reconvierte en un nuevo atractivo turístico. Un sencillo camino de servicio que recorre de manera casi imposible 

el paraje natural del Desfiladero de los Gaitanes y tras su puesta en valor e inauguración de las obras en marzo de este año 2015, ya ha concitado la atención de miles de turistas.

Ahí vamos

Hoy, el Desfiladero de los Gaitanes forma parte de un paraje natural que abarca 2170 hectáreas en el que conjunto de sierras esconden las impresionantes gargantas abiertas por el río Guadalhorce en las calizas y dolomías jurásicas. Este paso  tiene una longitud total de tres kilómetros alcanzando alturas de hasta 300 metros y anchuras menores a 10 metros. Y es allí donde se ha levantado esta pasarela Real, en un principio con fines prácticos, la comunicación y facilitación de transporte entre los pueblos de la zona y los extremos de un novedoso salto hidroeléctrico a principios del siglo XX. Construido mediante pasarelas de hormigón sobre el desfiladero, apenas sostenidas por tirantes de hierro, el paso incesante del hombre y el tiempo lo había llevado a su casi desplome. Esta peligrosidad inminente fue el imán que le dio fama entre escaladores y aventureros del turismo extremo y se cobró la vida de varios de ellos, acrecentando su leyenda oscura. En 2001 debido al incremento de muertes, se cerraron los accesos al camino y finalmente se decidió su total restauración para devolverle su brillo antiguo. El camino finalmente se rehabilitó al público el 28 de marzo de 2015. Tanto es tu atractivo que el sitio y revista Lonely Planet lo escogió como  uno de los mejores sitios para visitar durante el año.

La ciudad más próxima es Málaga que dista a unos 120 kilómetros el extremo sur del Camino. Si se llega desde el norte, lo recomendable es partir desde Antequera. Las opciones desde aquí son varias y destacan los paisajes naturales que se atraviesan. Es válida también la opción del ferrocarril. Un dato no menor y que hace a la organización de la excursión es que el recorrido del Caminito del Rey es lineal, no circular, o sea el final no es de donde se parte. Existen servicios de ómnibus que unen los extremos norte y sur, por lo que no es mayor preocupación más allá del tiempo y el costo del pasaje.

Para recorrer el Camino hay estrictas reglas que evitan el libre albedrio que supondría un riesgo para la estructura. La duración de la visita completa a todo el complejo se calcula en 4 o 5 horas, en grupos no mayores a las 50 personas y un máximo de 400 por día, por lo que hacer una reserva previa en alguna de las agencias de excursiones habilitadas es casi obligatorio. Ellas brindan el transporte, el guía especializado y en el costo contemplan la entrada.

Dado que el Caminito del Rey se encuentra inserto en el interior de las gargantas del río, su recorrido combina la adrenalina de casi caminar sobre la nada y la sorpresa constante que brinda la naturaleza. Las pasarelas, el puente colgante a 105 metros de altura y las paredes escarpadas crean un vértigo real en algunos visitantes y este es uno de sus grandes atractivos. El otro lo dan las paredes verticales y su entorno donde fauna y flora hacen que el miedo quede relegado a un simple recuerdo. Águilas, buitres y cabras montesas van acompañando al turista durante la caminata. En la grandiosidad del paisaje se reconoce que son ellos los verdaderos dueños del lugar al que el hombre es tan solo un invitado privilegiado.

Un nuevo atractivo se suma a la oferta casi inabarcable que ofrece el sur español. Abandonado hasta hace pocos años, la recuperación del Caminito del Rey dota a la zona de Gaitanes de un elemento movilizador en turismo y lo convierte en un gran foco de atracción. Se hace camino al andar y hoy que vuelve a ser transitable, se les devuelve a los habitantes de estas regiones la esperanza de que siempre existe un paso más para dar hacia delante.

Más información: http://www.caminitodelrey.info/es/#1

Otras notas sobre
España - Málaga - Senderismo - Caminito Del Rey
Comentá esta nota en Facebook
Envianos un comentario sobre esta nota
Demuestre que no es un robot!

Galería
Acceder a Galería
Encuestas
Has hecho algun viaje turistico durante la pandemia de COVID-19




Ver Encuestas Anteriores