Jueves 18 de Agosto de 2022

Logo
14 de enero de 2008
(474 votos)

¿Cuál es el encanto de Dublín y por qué está tan de moda?

Basta visitarla para darse cuenta. Es una ciudad construida por ingleses, pero poblada por irlandeses. Sus plazas, avenidas, portones y caserones esconden una antigua historia de cientos de años y una mentalidad muy particular que vale la pena conocer.
¿Cuál es el encanto de Dublín y por qué está tan de moda?

Si uno busca grandes museos con reliquias de otros países, Dublín no es la ciudad indicada. Los irlandeses no fueron un pueblo conquistador y nunca tuvieron un imperio. Salvo que digamos que conquistaron al mundo con su simpatía, su música, su poesía y literatura. Ahí sí: han logrado un imperio de corazones y mentes.

Dublín es la capital de una nación que, a pesar de su sombrío pasado, deslumbra al visitante con su alegría, su hospitalidad, su risa irreprimida y cuya gente es la principal razón de visita, amén de tener hermosos paisajes para ofrecer.

Lo que el turista conoce más que nada es la parte antigua y céntrica que fue construida en el 1700–1890 y que expresa lo mejor de la arquitectura Georgiana-Victoriana. Pero indudablemente también la campiña invita a conocerla y no es difícil contratar un tour a los alrededores o directamente un circuito de unos 4 o 5 días para conocer Irlanda.

Notas básicas

Raza: Los irlandeses son mayormente celtas con algo de sangre vikinga y sangre inglesa. Eso los hace simpáticos y hospitalarios. Tienden a preferir la bohemia y pasarla bien que preocuparse mucho por el orden y el trabajo. Valoran muchísimo el buen humor y la franqueza. No son tímidos a la hora de preguntarle de sopetón de donde viene uno. Porque realmente les interesa y aun están ávidos de saber porque un forastero los visita. Pero son gente intensa. Las cosas son muy serias. No son superficiales o triviales, y a la hora de trabajar son difíciles de parar. Son una extraña y encantadora combinación. La farra es cosa sería y hasta tienen una palabra propia para denominar buena onda: The "craic”. Tal vez la razón mas importante por la cual los irlandeses aman Dublín.

Cultura: Su idioma es el inglés que se habla con un acento particular. Es más suave que el tradicional inglés de Londres y las vocales tienen otro sonido. Son verborrágicos y muy interesados en la cultura de otros. Saben donde queda Latinoamérica y donde está Argentina. Al fin y al cabo Ernesto Guevara Lynch tenía sangre irlandesa y Maradona les metió un gol envidiable a los ingleses. Siendo rivales históricos y muy católicos; creyeron en serio lo de la mano de Dios.

Política: Son republicanos. Por muchos siglos vivieron bajo el mando Británico. Finalmente en 1922 proclamaron su independencia del Reino Unido. Más tarde en 1949 se proclamaron Republica y dejaron de pertenecer a la British Comonwealth. Mas recientemente en 1973 ingresaron a la unión europea y gracias a su ayuda y la inteligencia de sus líderes hoy son una nación pacífica y prospera.

Economía: En los últimos años Irlanda ha vivido una bonanza económica ejemplar. Se habla del “Tigre Celta” y esta prosperidad ha dado un nuevo colorido a la ciudad. Tiendas de moda, tecnología de punta y extranjeros son parte del fenómeno. Es la primera vez en la historia de Irlanda que la gente emigra a Irlanda en vez de emigrar desde Irlanda a Inglaterra, USA, Australia o la misma Argentina.

¿Cuántos días se necesitan para conocer Dublín ?

La estadía ideal sería de unos 3 a 4 días para tener una idea de lo que es la capital y su contenido. Inclusive para tomar un tour de 1 día y conocer los alrededores y tener una idea de la campiña. Pero si se pretende conocer Irlanda se necesita mas tiempo. Mínimo una semana de 7 noches / 8 días. Hay un programa que va de Domingo a Domingo y que abarca Dublín y la campiña del Oeste, y sur Oeste. Se llama “Sabores de Irlanda” y está muy bien organizado. No sale todos los domingos, así que hay que consultar con su agente de viajes.

Las atracciones más importantes:

Trinity College. Sin duda una visita a Dublín debe comenzar por el colegio de la Trinidad. Fundado en 1592 por la reina Isabel I de Inglaterra exclusivamente para protestantes. Recién en 1970 los católicos pudieron acceder a sus clases ya que estaban proscriptos por el Arzobispo. Muchos estudiantes famosos han salido de sus aulas, pero entre ellos Oliver Goldsmith y Samuel Beckett. Se debe visitar la antigua biblioteca donde se conserva el Book of Kells. Antiguos ilustraciones monásticas de orígen medieval. Se visita de Lunes a Sábado de 09:30am a 05:30pm. La entrada es por Pearse Street y es gratuita.

Oficina de Correos. Construida en 1818 en la O’Connell Street simboliza la revolución mas importante de Irlanda. En 1916 durante la Semana Santa un grupo llamado los Voluntarios Irlandeses y el Ejercito Ciudadano Irlandés tomó posesión del predio y desde sus escalinatas Patrick Pearse leyó la proclamación de la republica irlandesa. Soportaron el sitio del ejercito Británico casi una semana antes de rendirse. Hubo muchos muertos y heridos y fue un gran paso hacia la eventual proclamación de independencia en 1922. Se ubica en O’Connell Street y abre todos los días y la entrada es gratis.

Catedral de San Paticio (Protestante ). Se fundó la iglesia al lado de una reserva de agua donde se dice que San Patricio bautizaba a sus conversos en los tiempos de 450DC. Originalmente de madera la iglesia fue reconstruida en piedra entre 1254 y 1270. Ir a St. Patrick’s Close, Dublín 8. Entrada Gratuita todos los días.

Plaza de San Esteban ( St. Stephen’s Green ). Casi 9 hectáreas de superficie que fueron cercadas en 1664 y paisajeadas en 1880. Se puede disfrutar de sus canteros floridos, su lago, sus árboles y su gran cantidad de placas dedicadas a eminentes ciudadanos de Dublín. En los meses de verano se puede atender al concierto de bandas en una explanada que data de 1887. Se visita durante el día.

Merrion Square. Una de las plazas más grandes de Dublín rodeada de las mejores casas Georgianas. Casi todas son oficinas o museos y se pueden apreciar las placas conmemorativas a los famosos que han vivido en ellas. Las flores de la plaza son un gran atractivo. Abierto durante el día.

Destilería Guiness. La cervecería más grande del mundo es encuentra en el centro de Dublín. Hay visitas guiadas con una degustación de la famosa cerveza negra que se distribuye en todo el mundo.

Hop On and Off Tour. Desde la oficina de turismo en 14 O’Connell Street cada 20 minutos sale este tour panorámico con paradas que permite ver toda la ciudad y tiene un comentario grabado en castellano. El tour tiene validez de 24 hs de uso y vale Eu 15 pp.

Castillo de Malahide. Este hermoso castillo está en la parte norte de Dublín y el tour normalmente va por la Bahía norte desde donde se puede ver toda la ciudad y hay un paisaje fabuloso. El tour se contrata con el conserje de hotel o con su agente en Buenos Aires.

Ring of Kerry. Para los que quieran ver la campiña y no puedan tomar un circuito por una cuestión de tiempo, recomendamos un tour en tren y bus de día completo al condado de Kerry. Se verá el paisaje lacustre y costero más típico de Irlanda. El tour comienza a las 07:00am y termina a las 22:00hs y cuesta Eu 120pp. Solicite a su agente de viajes una reserva.

. Este artículo es una colaboración de Cienitours, mayorista en turismo europeo.


Ver mapa más grande

Otras notas sobre
Irlanda - Dublín
Comentá esta nota en Facebook
Envianos un comentario sobre esta nota
Demuestre que no es un robot!

Galería
Acceder a Galería
Encuestas
Has hecho algun viaje turistico durante la pandemia de COVID-19




Ver Encuestas Anteriores