Jueves 18 de Agosto de 2022

Logo
12 de junio de 2013
(526 votos)

Cien islas y una sola ciudad

El archipiélago y República de Seychelles se ubica al este de África, en el Océano Indico, al norte de Madagascar. Considerado un santuario de la naturaleza, son su exotismo y lujo en el servicio los que invitan a unas inolvidables vacaciones.
Cien islas y una sola ciudad
Islas Seychelles, tan misteriosas como atrapantes

por Rodrigo Carretero
A rigor de verdad son 115 las islas de granito y coral que componen la República de Seychelles.
Todo el conjunto ocupa una superficie de 455 km². De aquellos terrenos que afloran del mar, 74 están conformados por grupos de atolones de coral, arrecifes e islotes en las áreas más periféricas. Syechelles ostenta con orgullo contar con dos sitios declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO (Aldabra y el Valle de Mai en Praslin) y ser el hogar 13 especies de aves marianas que no se encuentran en ningún otro lugar del planeta. El clima del archipiélago es tropical, con Islas Seychellestemperaturas que varían muy poco a lo largo del año, por lo que no hay una estación especial para visitarlo, es posible llegarse en cualquier momento del año, tan solo resta subirse al avión.
La capital, la única ciudad, se llama Victoria. Está ubicada en la isla Mahé y es habitada por un tercio de la población. Claro está que allí se encuentra el único aeropuerto internacional (hay otro mucho más pequeño en Praslin), que recibe vuelos desde el cercano continente africano y el lejano europeo. Algunas de las aerolíneas que llegan hasta allí son KLM, British Airways, Emirates, Kenya Airways, Qatar Airways. Tras alojarse en alguno de los hoteles de la ciudad, un pequeño citytour servirá como introducción, para luego, en los días sucesivos perderse en la naturaleza. Un buen punto de inicio para el recorrido es el Centro Cultural Francés, siguiendo por  el Museo Nacional, la Torre del Reloj y la Catedral de San Pablo. De allí al Jardín Botánico donde se aprecian ejemplares de tortugas gigantes endémicas de estas islas (parecidas a las especies de tortugas de las islas Galápagos).
Naturaleza
Ya basta de contacto con la civilización, con un día es más que suficiente, es hora de perderse en la casi virgen naturaleza del archipiélago. Para ello, hay varias posibilidades desde la capital. Es Seychellesposible sobrevolar varias islas en helicóptero en una visita lejana al contacto. Para vivir las islas, hay servicios de ferrys que comunican unas con otras, más que nada las que cuentan con algún tipo de asentamiento. En el interior de las islas principales, Mahé y Praslin (estas se comunican por vía aérea también), existen varias opciones. Bicicletas, autobuses, taxis recorren las rutas de un punto a otro y nunca dejan de a pie al turista. Para alojarse en las diferentes islas, abundan los hoteles de lujo con un nivel de servicio y un confort de muy alta calidad. Conviven con el lujo, hostels, guest houses donde no falta la comodidad ni la cordialidad entre locales y turistas.
Las islas portan el apelllido de un general francés, pero su atractivo no está en la historia, sino en su inabarcable naturaleza. En ellas, la belleza se torna indescriptible, donde el tiempo no se mide, ni se percibe, donde las experiencias cara a cara con vida natural se palpitan a la vuelta de la esquina, en cada playa, en cada selva del interior. Descubiertas por marinos árabes y visitadas por portugueses allá por el 1505, pero solo habitadas desde hace 250 años, las islas conservan su estado salvaje, su primitiva belleza que combina exuberante vegetación y bloques graníticos que enfrentan erguidos al océano azul zafiro.
La cercanía entre islas permite hacer un recorrido diferente cada día. Acá una breve guía orientativa. En la Isla Mahé es posible recorrer inmensos arenales como Beau Vallon, Anse Intendance, Baie Lazare y el Parque Nacional Morne Seychellois. Para descansar, nada mejor que dejarse arrullar por el suave meneo de las olas en las  playas de Anse Patate, Anse Union o La Mare Soupape, en la isla de la Digue. Más allá, en Praslinsedestaca el Valle de Mai, Patrimonio de la Humanidad debido a su rica y exuberante vegetación autóctona.
SeychellesSi de aventuras, leyendas, misterios y paisajes se trata, nada mejor que darse una vuelta por Silhouette. Una isla casi solitaria que cuenta con atractivos como Aldabra, el otro sitio protegido por la Unesco y lugar de origen de las tortugas gigantes y numerosos arrecifes de coral.El asentamiento principal es La Passe, donde hay un hotel para los visitantes que se acerquen hasta aquí. Intentar descubrir algunos de los supuestos tesoros enterrados o antiguos sepulcros medievales de marineros árabes (se han encontrado algunos, pero solo de 200 años), son el ingrediente de misterio de Silhouette. Quizás el esfuerzo se vea recompensado al hallar el mítico tesoro del pirata Jean-François Hodoul.
En definitiva, unas vacaciones en Seychelles prometen aguas cristalinas, playas paradisíacas, naturaleza desbordante,alojamientos de calidad y una abundante gastronomía local. Y cumplen…


Ver Cien islas y una sola ciudad en un mapa más grande
 
Otras notas sobre
Paraiso - Selva - Playas - Unesco - Resort - Islas - Indico - Seychelles
Comentá esta nota en Facebook
Envianos un comentario sobre esta nota
Demuestre que no es un robot!

Galería
Acceder a Galería
Encuestas
Has hecho algun viaje turistico durante la pandemia de COVID-19




Ver Encuestas Anteriores