Martes 09 de Agosto de 2022

Logo
29 de agosto de 2014
(494 votos)

Braies: la posibilidad de ver el cielo en la tierra

Sea porque se encuentre inmerso en la cordillera montañosa conocida como Las Dolomitas, el pueblo italiano de Braies conserva esa frescura onírica de ser un pedazo de cielo en la tierra. Si lo duda, dese una vuelta y descubra la naturaleza al servicio del hombre.
Braies: la posibilidad de ver el cielo en la tierra
Lago Braies - Italia

Por Osjanny Montero González
Las Dolomitas fueron declaradas  Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2009. El valle montañoso que la forma se extiende por las provincias italianas de Belluno, Bolzano, Trento, Udine y Pordedone; que juntas conforman la región autónoma conocida como Trentino-Alto Adigio, muy cercana a la Suiza Oriental.
Uno de los pueblos más encantadores de la región es Braies. Sus cristalinos lagos, su reserva natural y la tranquilidad de estar poblado por no más de 700 habitantes hacen del lugar un escape perfecto para huir del estrés, el agotamiento urbano o el ruido del tráfico a toda hora. Además, su multiculturalidad agrega el plus de sentirse en varios lugares al mismo tiempo porque en el pueblo se habla italiano, alemán y ladino, lengua autóctona de la región.Vista le lago
La lista de atracciones turísticas incluye desde una rica cocina mediterránea hasta paseos familiares por reservas naturales, excursiones para aquellos que disfruten de la aventura o un merecido descanso en cadenas de hoteles que ofrecen servicios de spa y baños terapéuticos.
Algunas recomendaciones gastronómicas son los “schlutzkrapfen” o raviolis rellenos de carne y el sazonado “bauernbratl” o asado de carne y verduras. Además, quesos maduros, miel y buen vino serán los anfitriones perfectos en cualquier mesa de Braies.
Sobre paseos y excursiones se recomienda comenzar por el parque y reserva natural Fanes Senes Braies que ofrece recorridos a pie para toda la familia. Son dos los senderos naturales más visitados: uno es el que conecta con el lago Dobbiaco, ubicado a 1.176 metros sobre el nivel del mar, en éste se puede pescar a través de un permiso dado por la administración del parque y en temporada de invierno se le puede recorrer entero, caminando, debido a su congelamiento.
Si le gusta la aventura, el lago se encuentra rodeado por un camping ecológico que le ofrece alojamiento, charlas sobre la fauna y la flora del lugar y variados restaurantes típicos. Si, por contrario, el plan es continuar el segundo sendero a conocer es el Recorrido de los laricios, que consiste en un paseo por el Valle Badia, reconocido por sus amplias pistas de esquí.
Para las familias con niños pequeños el paseo más recomendado es el del lago de Braies, uno de los puntos más tranquilos y reconfortantes del paisaje. El espejo de agua llamado “Perla de Las Dolomitas” se encuentra a 1.496 metros sobre el nivel del mar  y abarca una superficie mayor a las 30 hectáreas. Las aguas profundamente azules y las leyendas de guardianes de oro que aún se escuchan en la zona otorgan una atmósfera mística al paisaje.
Parqeu FanesCuentan que los antiguos habitantes del lago decidieron excavar la tierra hasta hacer brotar fuentes naturales con el propósito de custodiar el oro escondido en las montañas que bordean la marca de agua. Así, las leyendas populares narran que cada visitante que camina por sus senderos es parte del mito de los jardines naturales de Braies.
Además, dentro del perímetro del lago se construyó una capilla a la Virgen María, que también sirve de custodia. Levantada con piedra rudimentaria, el lugar de oración está amparado por una imagen de la madre y el niño en sus brazos. Los horarios para ingresar son restringidos, por tal razón se recomienda preguntar a la administración del parque antes de iniciar el  paseo.
Para viajeros más exigentes, en el pueblo se ofrece un tour hacia el Plan de Corones, un alto cerro a 2.275 metros sobre el nivel del mar que funciona como panorámica de la franja montañosa desde donde es posible observar los picos más altos y los más conocidos de Las Dolomitas como lo son Marmolada, Civetta, Pelmo, Lagazuoi y Sassolungo.
Por ser uno de los destinos turísticos más buscados al norte de Italia, el pueblo ofrece opciones de hospedaje para todos los gustos. Desde hoteles cuatro estrellas con vistas al lago Braies hasta construcciones de arquitectura alpina para familias extensas o viajeros más modestos. Los precios van desde los 35 dólares para habitaciones individuales hasta 80 y 150 dólares para parejas o dormitorios dobles.
Para llegar lo más recomendable es tomar un avión desde Verona, ciudad a 154 km. de Bolzano, capital de Braies. Desde el aeropuerto capitalino será más fácil movilizarse al pueblo a través de un auto o bus.
Recorrer la  región Trentino-Alto Adigio en cualquier estación es un privilegio porque siempre será posible pisar y ver un pedazo de cielo en la tierra.


Ver Braies: la posibilidad de ver el cielo en la tierra en un mapa más grande
 
Otras notas sobre
Lagos - Europa - Italia
Comentá esta nota en Facebook
Envianos un comentario sobre esta nota
Demuestre que no es un robot!

Galería
Acceder a Galería
Encuestas
Has hecho algun viaje turistico durante la pandemia de COVID-19




Ver Encuestas Anteriores