Martes 05 de Julio de 2022

Logo
17 de marzo de 2014
(581 votos)

Bilbao, fuerte como el hierro

Es uno de los destinos más visitados del País Vasco. Su rica historia la convierte en una ciudad atrapante. Su patrimonio cultural es un auténtico tesoro que atrae a miles de turistas cada año.
Bilbao, fuerte como el hierro
El Museo Guggenheim es el edificio más representativo de Bilbao.

Por Verónica Luna
Muchas vidas tiene Bilbao. Acaso tantas como renacimientos le ha permitido su historia. Sus inicios se remontan al siglo XIII cuando apenas comenzaba a formarse un pequeño conglomerado. Su fundación se produjo en 1300, producto de su estratégica ubicación que la convirtió en un paso obligado de mercancías. También cobró importancia como un alto en el Camino a Santiago de Compostela.Passarella Zubizuri
La ciudad se inició a orillas de la ría que recibe las aguas de los ríos Nervión y Durango. El tráfico marítimo fue fundamental para el desarrollo de la ciudad, fue el motor con el cual Bilbao comenzó a crecer, mientras que las minas de hierro le dieron la fortaleza para que ese crecimiento fuera sólido. Consecuencia de ello, la urbe fue ocupando ambos márgenes. Sobre la costa izquierda se puede visitar la zona conocida como “Bilbao la Vieja”, de fuerte tradición minera. Sobre la margen derecha está el llamado "Casco Viejo", allí se encuentran delimitadas las Siete Calles que fueron marcando el trazado primitivo de la ciudad. Antiguos edificios que conforman el preciado patrimonio de la ciudad como la Catedral de Santiago -Patrono de la Villa- o  las iglesias de San Antón (que data del siglo XV),  San Nicolás y Santos Juanes, son paseo obligado. Tanto como el Puente de San Antón, la Plaza de la Cantera, el Convento de la Inmaculada Concepción, la Biblioteca Municipal de Bidebarrieta, el Teatro Arriaga y el Museo Arqueológico, Etnológico e Histórico Vasco. Otro imperdible es el Museo de Bellas Artes que es uno de los más importantes de España. Reúne más de ocho mil piezas que abarcan tanto pinturas, como esculturas y grabados.  Para descubrir parte de la esencial relación de la ciudad con la ría, nada mejor que visitar el Museo Marítimo de Bilbao. Tampoco se puede obviar el Mercado de la Ribera, que es el mayor mercado cubierto de Europa.
Respirar esa atmósfera medieval que aún persiste en las entrañas de la ciudad vieja, puede hacerse a pie, o también desde el agua. Una embarcación realiza un circuito de navegación por la ría que regala un panorama distinto del casco antiguo. Los paseos se realizan con audioguía opcional en varios idiomas.Puente de la Salve
El funicular Artxanda es uno de los medios de transporte más tradicionales de Bilbao, cuyos servicios se iniciaron en 1915. El ascenso hacia el mirador tiene como recompensa una de las más preciadas vistas de la ciudad. Para los que deseen acompañar el momento con alguna delicia, hay bares y restaurantes que permitirán hacer aún más amena la aventura.
El edificio más emblemático de Bilbao, y el que motiva la afluencia de gran cantidad de turistas cada año, es el Museo Guggenheim. Construido por el arquitecto norteamericano Frank Gehry, se convirtió en el ícono que le da identidad a Bilbao. El edificio es una estructura curva realizado en titanio que está considerado como uno de los más representativos de la arquitectura moderna.  El Guggenheim presenta piezas de arte avant-garde del siglo XX, destacándose artistas como Yves Klein, Antoni , Clyfford Still y Andy Warhol, entre otros.
En los alrededores del Museo, abundan las galerías, salas de exposiciones, librerías de arte, casas de antigüedades, todas tiendas relacionadas con el diseño, que hacen del distrito, un espacio exclusivo y glamoroso que es necesario conocer.Funicular Bilbao
El Puente Zubizuri, conocido también como Calatrava, en honor a su arquitecto, es uno de los nexos que conecta las dos orillas de la ría. Su particularidad redunda en la cercanía con el Guggenheim, su piso de cristal, y la postal de las Torres de Isozaki, construcciones que son parte de la identidad de la ciudad y que le dan ese tinte moderno que contrasta con el casco antiguo. Cerca de allí se puede relajar la mente en el Paseo de Uribitarte, a orillas de la ría, luce jardines y presenta esculturas que vuelven el paisaje aún más interesante. Otros puentes que conectan ambos márgenes de la ciudad son el De la Salve, que fue el primero en construirse con tirantes en España, la Pasarela Pedro Arrupe, un puente peatonal con forma de libélula, y el Puente Euskalduna.
Otro de los sitios de gran atractivo de Bilbao, es el estadio del club de fútbol Athletic, el San Mamés Barria. Está ubicado en una zona universitaria en auge y con gran dinamismo y donde se encuentran tiendas variadas y hoteles.Ria de Bilbao
La gastronomía es uno de los puntos fuertes de la ciudad. En el casco antiguo o en la zona más moderna de Bilbao, las especialidades culinarias se lucen, atrapando al paladar de los turistas. Los mariscos, jamones y tortillas están entre los más solicitados. Parte del atractivo de Bilbao es su vida nocturna. Pubs, bares, discotecas abren un abanico de opciones para la diversión.
Una larga historia envuelve el misticismo de Bilbao. En el norte de España, su tenacidad le ha permitido crecer, mutar y reacomodarse a los nuevos tiempos. Su ubicación estratégica le dio una versatilidad que se descubre en su propia esencia. Tiene la fortaleza del metal y el encanto de la modernidad, la magia de la historia y la fantasía que despierta el diseño.  Dos orillas, una ría, pasado, presente y futuro, todo parece convivir en simultáneo en una ciudad como Bilbao, donde todo se puede descubrir.  
¿Alguna vez visitaste Bilbao? Contanos aquí tu experiencia.
Fotos: Museo Guggenheim, everystockphoto


Ver mapa más grande
 
 
Otras notas sobre
Siete Calles - Ría Nervion - Vizcaya - Guggenheim - País Vasco - España - Bilbao - Funicular
Comentá esta nota en Facebook
Envianos un comentario sobre esta nota
Demuestre que no es un robot!

Galería
Acceder a Galería
Encuestas
Has hecho algun viaje turistico durante la pandemia de COVID-19




Ver Encuestas Anteriores