Lunes 03 de Octubre de 2022

Logo
24 de noviembre de 2008
(702 votos)

Un verano bien tranquilo

Argentina ya tiene su propia "slow city". Mar de las Pampas, destino turístico codiciado por los veraneantes locales, se erige como una isla de tranquilidad en medio de la locura que suele invadir las playas bonaerenses entre diciembre y marzo.
Un verano bien tranquilo
El bosque de pinos y otras especies le otorga al lugar un encanto único (clickear para agrandar imagen)

A sólo 7 kilómetros al sur de Villa Gesell (en el kilómetro 420 de la ruta 11), Mar de las Pampas se convirtió en el refugio elegido por muchas familias para escaparle al ruido, la muchedumbre y el frenetismo con el que se vive el verano en la mayoría de los balnearios argentinos.

Así, siguiendo los preceptos de una “slow city”, este destino, digno de un cuento de duendes y hadas, se caracteriza por conservar sus espacios naturales y por evitar tanto la contaminación visual como la auditiva.

Ideal para recorrerla tan solo a pie, mientras se disfruta de su bosque con aroma a lavanda (entre otros maravillosos olores que lo invaden) y sus inmensos pinos (dice la leyenda que hay que abrazarse, descalzos, a uno de ellos por unos minutos para cargarse de buena energía), esta verdadera aldea se convirtió en uno de los lugares predilectos de las familias argentinas, que la eligen para descansar y disfrutar de sus amplias y tranquilas playas.

Largas caminatas a la orilla del mar o entre el bosque, visitar la reserva forestal y el Faro Querandí (tanto en vehículos privados 4x4 como en camiones 6x6), practicar sandboard en sus altos médanos, cabalgar o realizar avistaje de aves en la reserva dunícola del Faro son algunas de las actividades imperdibles que ofrece este lugar. Además, para los amantes de los deportes, hay circuitos de trekking y running con distintos grados de dificultad y los mejores paisajes.

Descanso garantizado

Especial para quienes desean unas vacaciones en pleno contacto con la naturaleza, Mar de las Pampas no sólo se caracteriza por su entorno verde sino también por su singular tranquilidad, lograda, en parte, gracias a su reducida capacidad hotelera.

Con disponibilidad para albergar a sólo 3600 huéspedes en poco más de 100 establecimientos hoteleros (aparts, posadas, hosterías y complejos de cabañas; todos ellos a escasos metros del mar y rodeados de naturaleza), el lugar ofrece, también, una amplia variedad gastronómica, con platos frescos e ingredientes especialmente cuidados.

Desayunar frente al bosque es una de las propuestas exclusivas de La Fôret (clickear para agrandar imagen)Entre sus múltiples complejos habitacionales, hay opciones para toda la familia, pero también para quienes deseen celebrar una primera, segunda o eterna luna de miel. Así, por ejemplo, la Hostería La Forêt ofrece el mayor confort en sólo 8 suites matrimoniales y una impecable atención personalizada. Exclusivo para parejas, el lugar cuenta con desayuno a la habitación, en los decks o en el desayunador- con exquisiteces imperdibles- y servicio de playa, atendido por su propio dueño, entre otras cosas.

Amanecer en sus suites es un verdadero privilegio. Sus amplios ventanales con vista al bosque le regalan al huésped una panorámica envidiable que levanta a cualquiera de buen humor.

Con ambiente no fumador, está rodeada de 500 hectáreas de bosque natural y a 150 metros de la playa (desde donde el huésped puede llamar a la hostería para solicitar desde una reposera o toallas hasta viandas y agua caliente). Además, sus suites cuentan con todo el confort y tecnología (split frío calor, frigobar, caja de seguridad, Wi Fi, hidromasaje y reproductor de DVD con más de 300 películas a disposición) para pasar unas vacaciones totalmente relajantes.

Los chicos también

Sin videojuegos ni cines a la vista, los más pequeños pueden divertirse con las múltiples actividades que Mar de las La amplitud de las playas convierte a Mar de las Pampas es un destino diferente de la costa bonaerense (clickear para agrandar imagen)Pampas ofrece para ellos cada verano. Shows y espectáculos gratuitos en los distintos paseos al aire libre (donde, mientras los niños se disfrazan, interactúan con los títeres o simplemente disfrutan de una obra teatral, los grandes pueden recorrer los diferentes locales de artesanías) son algunas de las opciones para ellos.

Además, la mayoría de las cabañas están especialmente equipadas para que los locos bajitos pasen unas vacaciones inolvidables. Piletas, juegos, bicicletas, baby-sitters y hasta sectores especiales para ellos forman parte de los servicios de varios alojamientos ideados para toda la familia. Algunos, incluso, poseen en su interior un Spa para adultos en donde se puede disfrutar desde masajes hasta duchas escocesas.

 

Con la tranquilidad de un pequeño pueblo, la naturaleza del bosque y la infraestructura de los mejores balnearios, Mar de las Pampas es, sin duda, un destino por demás recomendable para descansar, pasarla bien y recargar las energías suficientes para arrancar un nuevo año.


Ver Mar de las Pampas (Argentina) en un mapa más grande

Más información : http://www.mardelaspampas.com/
Otras notas sobre
Playa - Turismo Slow
Comentá esta nota en Facebook
Envianos un comentario sobre esta nota
Demuestre que no es un robot!

Galería
Acceder a Galería
Encuestas
Has hecho algun viaje turistico durante la pandemia de COVID-19




Ver Encuestas Anteriores