Martes 05 de Julio de 2022

Logo
23 de octubre de 2008
(504 votos)

Tiwanaku: las raíces de América

Se cree que esta ciudad boliviana es la más antigua del continente. Sus ruinas sorprenden a quienes las visitan y permiten acercarse a los misterios de un pueblo sabio y ancestral.
Tiwanaku: las raíces de América

La cultura Tiwanaku, conocida como la más longeva en todo el continente americano, sobrevivió durante 27 siglos. No se tiene la certeza de quiénes eran y cómo desapareció este pueblo, ya que cuando los Incas ocuparon el lugar encontraron ruinas y las dejaron intactas por respeto a los dioses.

La capital del imperio, que se expandió hasta alcanzar todo el occidente boliviano, el noroeste argentino y el litoral del Pacífico, estaba dividida en una parte sagrada, de 600 hectáreas, y una profana. En un lado se ubicaron los templos a los dioses y los lugares ceremoniales, en el otro estaban los barrios donde vivían las distintas clases sociales y donde se producían los bienes para el comercio a través de un puerto que, se cree, estaba ubicado en el Lago Titicaca.

La ciudad fue cuidadosamente planeada antes de ser construida, ya que hay detalles que demuestran el alto grado de conocimiento matemático y astronómico que tenía este pueblo y la categoría de las técnicas urbanísticas que aplicaron. Entre dos de las pirámides más importantes forman un ángulo de 45 grados y todos los edificios ceremoniales están alineados con los puntos cardinales. La calidad de la arquitectura salta a la luz al ver las piedras perfectamente cortadas y encastradas entre sí, la realidad de los tallados, los techos de piedra, los canales subterráneos y la decoración en relieve.

Las construcciones más representativas son Kalasasaya, Templete Semisubterráneo, pirámide de Akapana, Kantatallita, Kerikala, Putuni y Puma Punku, que es una pirámide en forma de T con un patio hundido, cuyas puertas que fueron forradas con láminas de oro.

La pirámide escalonada de Akapana es el monumento más importante de esta ciudad, ya que es una estructura con una altura de 18 metros y 7 terrazas, construidas aprovechando la pendiente del terreno. Muy pocas partes del templo pudieron preservarse debido al saqueo de los conquistadores españoles en busca de oro. Sin embargo, esta estructura no ha sido desenterrada íntegramente.

La Puerta del Sol es una obra maestra de la escultura y la que más cautiva a los visitantes. Los grabados, en bajo y alto relieve, forman un calendario unido con ideas religiosas y pensamientos localistas. En la parte central realizaron una representación del planeta tierra y la figura del dios aymara, en la parte inferior se representaron los meses del año con 11 soles. Los tallados en bajo relieve que más sorprenden son 16 figuras con alas y cabezas humanas y otras con cabeza de cóndor.

Kalasasaya es un templo que, se cree, estuvo dedicado al sol y consta de una plataforma con un patio interno, introducido en uno más amplio. Los 11 pilares del edificio marcaban las posiciones solares en el amanecer y en el atardecer durante todo el año, así como los cambios de estaciones. En las paredes interiores hay perforaciones que amplifican los sonidos al acercar el oído al orificio de menor diámetro.

El Templete Semisubterráneo es una de los edificios que mejor se ha conservado. En los muros se pueden apreciar 175 cabezas humanas talladas en piedra caliza y realizadas tridimensionalmente, adheridas a la superficie de piedras de distinto colores.

En la época colonial fue construido el pueblo Tiwanaku, que hoy en día es una parada obligatoria en el camino a las ruinas. Allí se puede visitar la antigua Iglesia Colonial San Pedro, construida con piedras extraídas del predio arqueológico y un estilo arquitectónico europeo, la plaza central y el museo de historia parroquial. También hay dos museos donde se pueden admirar las esculturas y las vasijas precolombinas y conocer en profundidad la cultura y la vida de este pueblo originario, cuyo centro espiritual y político fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Tips para los turistas:
» En el pueblo no existe el servicio de Internet y no hay señal de celular.
» La zona está a 3.885 metros sobre el nivel del mar y queda a 71 kilómetros de la ciudad de La Paz y a 15 kilómetros del Lago Titicaca.
» La visita a las ruinas cuesta USD 10 e incluye visita al área ceremonial y museos.


Ver mapa más grande

Más información:
» www.turismobolivia.bo
» www.visitbolivia.org
» www.bolivianet.com/tiwanacu

Otras notas sobre
Bolivia - Ruinas
Comentá esta nota en Facebook
Envianos un comentario sobre esta nota
Demuestre que no es un robot!

Galería
Acceder a Galería
Encuestas
Has hecho algun viaje turistico durante la pandemia de COVID-19




Ver Encuestas Anteriores