Martes 09 de Agosto de 2022

Logo
28 de octubre de 2015
(512 votos)

Moldavia, al margen de Europa

Es un país pequeño cuya independencia fue declarada en 1991. Aunque perteneciente al viejo continente, su territorio permanece esquivo al mapa de los destinos turísticos. Es uno de los países que menos turistas recibe.
Moldavia, al margen de Europa
Es un país joven con una larga historia y casi desconocido por el turismo.

Por Verónica Luna
Moldavia es un enclave que alguien parece haber ocultado en la superficie europea. Casi desconocido, el país está ubicado en un rincón limítrofe entre Rumania y Ucrania. Es una nación  joven teniendo en cuenta que la proclamación de su independencia se realizó en 1991, tras la disolución de la Unión de las Repúblicas Socialistas Soviéticas, con una larga historia. En su rutina todavía se evidencian las huellas que dejó en su cotidianeidad el régimen comunista.
Aunque está rodeado de ríos, su territorio no tiene costas marítimas. Está distante a 100 kilómetros del Mar Negro, y tiene una ubicación relevante en la ruta que comunica Europa y Asia. En la conformación de su identidad hay una fuerte impronta de los pueblos rumanos, ucranianos y rusos, cuya huella es notoria incluso en el lenguaje. El idioma rumano es el oficial, aunque también se habla el dialecto moldavo, el ruso y el ucraniano.
Moldavia aún no forma parte de la Comunidad Europea, y se cuenta entre los más pobres del viejo continente. Su población es principalmente rural. La actividad agrícola es importante, pero la producciòn de vinos no sólo es la más destacada, sino que coloca a Moldavia entre los principales productores y exportadores del mundo. Tan importante es la actividad, que el primer fin de semana de octubre tiene lugar la festividad del día nacional del vino.Arco del Triunfo de Moldavia
El turismo, que ofrece una oportunidad de desarrollo para la población local, todavía no tiene una infraestructura apta para recibir masivamente a viajeros. La industria del vino y las rutas enológicas son parte de las opciones turísticas. Mientras tanto, ocupa uno de los principales puestos en el ranking de los países que menos turistas reciben en todo el globo.
Además del escaso desarrollo de su infraestructura turística y de servicios, el país vive una situación de conflicto interno con la región de Transnistria, al este de Moldavia. Para evitar poner en riesgo la seguridad de los turistas, se desaconseja visitar la zona.
Las condiciones de la red vial dificultan el tránsito por las rutas del país y el servicio ferroviario es limitado. Sin embargo, existen conexiones a Bucarest, Kiev, Minsk, Odesa y Moscú.
Las guerras dejaron cicatrices en el patrimonio de Chisinau, la ciudad capital. Durante la Guerra Ruso-Turca de finales del siglo XIX ofició como cuartel general ruso y los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial destruyeron algunas de sus reliquias. Como principal núcleo urbano, es el sitio donde se encuentran las instituciones más destacadas y las industrias más importantes. Es también la ciudad con más espacios verdes de Europa. Se pueden visitar la Catedral Ortodoxa Naşterea Domnului,  el Arco del Triunfo, el Museo Nacional de Etnografía e Historia Natural –el más antiguo de Moldavia-, el Parlamento, el Parque Central, el monumento a Stefan El Grande (el héroe popular), el Teatro Nacional, el Museo Nacional de Arte y el cementerio judío, considerado el más grande de Europa.
Entre los tours que pueden hacerse en las afueras de la capital, es interesante la visita a la bodega que tiene la mayor colección de vinos del mundo, ubicada en Milestii Mici, un pequeño poblado a 30 minutos de Chisinau. Además de contar con cerca de 2 millones de botellas de vino –que le valió ser incluida en el Libro de los Récords-, tiene la particularidad de utilizar instalaciones subterráneas que oscilan entre los 30 y los 80 metros de profundidad.  Catedral de Chisinau
A 60 kilómetros de la principal urbanización se encuentra el Museo de Orheiul Vechi. Un sitio natural que conforma el marco perfecto para una superficie de 220 hectáreas donde se encuentra el sitio arqueológico que permite apreciar las huellas de las civilizaciones que habitaron el lugar. Las ruinas datan desde el siglo III a.C. hasta el siglo XIV, entre los que se observa un pueblo medieval, con los restos de una mezquita y mausoleos.
Un poco más alejada, a 160 kilómetros de la ciudad capital, se visita la fortaleza de Soroca una construcción medieval erigida con el objeto de desestimar el avance de invasores. Esta edificación formaba parte de un sistema de defensa que constaba de cuatro fortalezas en el Río Dniéster (una de las cuales es la de Soroca), dos en el Danubio, y tres en la zona norte de Moldavia.
El Monasterio de Capriana es el conjunto religioso más antiguo de Moldavia. Data de 1499 y se ubica en la población de Straseni, a 35 kilómetros de Chisinau. Está conformado por la Iglesia de la Asunción, que es de estilo barroco y data del siglo XIV, la Iglesia de San Nicolás erigida en el siglo XIX y la de San Jorge, de principios de siglo XX.  
Moldavia tiene mucho por descubrir. Entre esas curiosidades se encuentra la llamada Cueva de Cenicienta. Se trata de una caverna ubicada cerca de la población de Criva, a 240 kilómetros de la capital. Tiene una constitución laberíntica, con paredes que muestran su riqueza mineral, estalactitas y lagunas interiores. Es una de las cuevas de piedra caliza más grande del mundo, por ese motivo las visitas se hacen en compañía de un guía experto.
La producción de artesanías tiene una raigambre histórica cuyas raíces se hunden en la Antigüedad. Entre los objetos tradicionales se encuentran los tapices persas y los objetos de cerámica, así como las esculturas en madera y piedra. Pero no es la única forma de manifestación cultural. También hay una rica muestra de festivales, conciertos, exposiciones y danzas que dan cuenta del patrimonio intangible de Moldavia.
Su historia, sus construcciones, su cultura, sus atractivos naturales, sus bodegas, son argumentos suficientes para propiciar la actividad turística. En un país prácticamente inexplorado por los viajeros, pero con un gran potencial, el desarrollo del turismo es todo un desafío.
¿Alguna vez estuviste en Moldavia? Compartí aquí tu experiencia.
Fotos: Pixabay/ everystockphoto/ Wikimapia


 
Otras notas sobre
Chisinau - Europa Del Este - Moldavia - Bodegas - Turismo
Comentá esta nota en Facebook
Envianos un comentario sobre esta nota
Demuestre que no es un robot!

Galería
Acceder a Galería
Encuestas
Has hecho algun viaje turistico durante la pandemia de COVID-19




Ver Encuestas Anteriores