Jueves 18 de Agosto de 2022

Logo
14 de abril de 2014
(560 votos)

Marte en la Antártida

No todo es hielo en la Antártida. Su particular geografía contiene valles que configuran algunos de los desiertos más secos del mundo. Un fenómeno tan llamativo que parece de otro planeta.
Marte en la Antártida
Los Valles Secos, los desiertos de la Antártida.

Por Verónica Luna
El continente helado esconde misterios. Su geografía particular es un polo de atracción para todo el globo. Su blanca y espesa cobertura, sumada a su estratégica ubicación, hace de la Antártida, un espacio fascinante. Pero no todo está cubierto de hielo.
El casquete polar se interrumpe de pronto para dar lugar a extensiones de territorio libre de hielo. Son los llamados valles secos, desiertos que están considerados entre los más secos del mundo. El paisaje que se descubre es similar al del planeta rojo. Esta similitud genera inquietud y alimenta el misterio acerca de un espacio del que todavía hay mucho por investigar.Antártida
Aunque la cobertura blanca parezca unificar toda la geografía, en la Antártida hay cordilleras, lagos congelados, ríos subterráneos, además de dunas, salinas y suelos áridos.
Los valles secos abarcan unos 4800 kilómetros cuadrados de superficie y el origen de este fenómeno se explica por la presencia de los vientos catabáticos. Estos vientos avanzan a una velocidad que supera los 300 kilómetros por hora barriendo con la humedad de la región.
El continente blanco alberga alrededor del 80% del agua dulce del planeta. Su importancia, es entonces mayúscula. En su territorio se encuentran instaladas algunas bases cuyo principal propósito declarado es el estudio de sus características. Los desiertos que lo habitan se encuentran ubicados en proximidades de la base norteamericana de McMurdo.  Son zonas cuya superficie se encuentra cubierta de pedregullo  que se supone fue depositada por las morrenas de origen glaciar. Algunas crónicas cuentan que ya en el siglo XVI existían mapas que daban cuenta de la presencia de territorios libres de hielo en la Antártida. Son los valles Wright, Taylor y Victoria.
En el Valle de Wright se encuentra el lago Don Juan, el más salado del mundo ya que es 18 veces más salado que el agua de mar. Su porcentaje de salinidad es algo así como del  40%. Es tan salado que incluso con temperaturas extremas de -50° permanece en estado líquido. Fue descubierto en 1961, y su superficie fue disminuyendo a causa de la evaporación provocada por los vientos. También se encuentra en esta región el río Onyx, que con 40 kilómetros de extensión es el más largo de la Antártida. Pero no es el único fenómeno que puede encontrarse en este territorio. El Lago Vida es otra curiosidad. Es una acumulación de agua salada cubierta por una capa de hielo de 19 metros de espesor en la cual se encuentra desarrollado un ecosistema de características únicas, incluidas especies de microbios de casi 3000 años de antigüedad.Valle de Taylor
La rigurosidad del clima, la sequedad del ambiente resultan en un espacio donde la vida es muy difícil. Los seres lo que lo habitan son microorganismos, bacterias y hongos.  Algunas bacterias que proliferan en el Glaciar Taylor, único conformado con agua salada, dan lugar a un fenómeno conocido como “cataratas de sangre” ya que sobreviven a las condiciones climáticas gracias a su metabolismo basado en hierro y azufre, que es el que permite que tiñan la superficie de color rojo.
El Valle de Taylor, descubierto en 1901, es el más extenso y es el único que puede visitarse en algunas expediciones turísticas. Las visitas a la Antártida se realizan en crucero a zonas que están cubiertas de hielo. Sin embargo, desde 1995 se realizan excursiones en helicóptero al Valle de Taylor, próximo a la región del Mar de Ross.
El continente blanco es en esencia un gran acertijo. Está dotado de un enigma que se configura en su geografía y cuyas respuestas se ensayan en los estudios científicos. Destino exótico si los hay, su oferta turística resulta tan atractiva como desafiante.  La combinación de características tan extrañas resulta asombrosa. Imaginarse un espacio marciano en la propia superficie terrestre, y atreverse a explorarlo es propio de viajeros de espíritu inquieto. Una zona tan inexplorada e inhóspita del globo es una propuesta más que atractiva para los turistas que buscan aventuras extremas de alto impacto. De esas que te dejan helado.
¿Alguna vez visitaste los valles secos de la Antártida? Compartí aquí tu experiencia. 
Fotos: Wikipedia/ www.mcmurdodryvalley.aq by Chris Kannen


Ver mapa más grande
 
 
Otras notas sobre
Lago Don Juan - Desierto - McMurdo - Onyx - Glaciar Taylor - Marte - Antártida - Valles Secos
Comentá esta nota en Facebook
Envianos un comentario sobre esta nota
Demuestre que no es un robot!

Galería
Acceder a Galería
Encuestas
Has hecho algun viaje turistico durante la pandemia de COVID-19




Ver Encuestas Anteriores