Viernes 12 de Agosto de 2022

Logo
13 de enero de 2014
(546 votos)

Jardín al cielo

En la ciudad italiana de Caltagirone, Sicilia, todos los años la fe de sus habitantes florece de una manera particular. La escalera de flores en homenaje a su patrona es la forma que eligieron para estar más cerca del jardín del Edén.
Jardín al cielo
La Scalinatta di Santa Maria di Monte se ilumina en honor a la Virgen

Por Rodrigo Carretero

Primer escalón

Situada en la región de Catania, sobre el litoral oriental de Sicilia, y a los pies del volcán Etna, Caltagirone se destaca por entre el resto de las antiquísimas ciudades insulares como Siracusa o Messina.  Más allá de su historia, similar a la de sus vecinas, y del mismo origen como colonias griegas, esta ciudadela es el centro más importante de toda Italia en la manufactura de mosaicos, cuya tradición fue impulsada esencialmente por los musulmanes sicilianos. Un recorrido turístico por el casco histórico nos llevará por el consabido Museo de la Cerámica, el Kiosko de la Música, el actual Ayuntamiento y el antiguo Palacio Senatorio, entre otros sitios de interés. Sin embargo, su mayor y más famosa atracción es la monumental Scalinatta di Santa Maria di Monte. Su particularidad reside en sus 142 escalones, cada uno de ellos, decorado con diferentes baldosas de cerámica pintada a mano, con estilos y figuras creadas por la imaginería y las habilidosas manos de sus artesanos, verdaderos artistas. Las escenas representadas en cada peldaño corresponden a la historia y cultura sicilianas, mezclando motivos folclóricos con grecas policromadas. El diseño actual es moderno, fue realizado en  1953, y sirvió para embellecer la escalinata construida en 1608. La construcción salva un desnivel de 50 metros,entre Vía Bonaventura, límite de la ciudad en época árabe-normanda, con el Instituto salesiano Sant’Agostino, edificado sobre los restos del castillo normando destruido con el terremoto de 1693.

Empecemos a subir

Cierto es que toda Italia es bella todo el año, pero para disfrutar a pleno de Caltagirone, la época ideal para visitarla es la primavera europea. Entre el 8 de mayo al 2 de junio se celebra la fiesta de la Virgen de Conadomini. Es durante estos días que la escalinata azulejada de la Scala Santa Maria di Montees adornada con miles de macetas con plantas de diferentes tonos de color, formando grandes y diferentes diseños, logrando un espectáculo único en su tipo. La comuna es la encargada de la organización del armado y diseño (cada año es diferente). Los miles, y cada vez más, de turistas que se acercan pueden admirar esta maravilla desde la Plaza del Ayuntamiento en la base. Es un espectáculo único en su tipo y la duración de un mes es para permitir que todos y cada uno de los que llegan hasta Caltagirone pueda planificar su visita, dados los varios atractivos que contiene esta ciudad histórica, que supo de muchos dueños y ocupantes. Griegos,  cartagineses, romanos, bizantinos, normandos, musulmanes. Todos ellos dejaron su impronta en la arquitectura, gastronomía y fisonomía en general.

En cuanto al objeto de veneración honrada, la Madonna de Conadomini es una imagen sagrada de la Virgen María, cuyos orígenes se remontan al 1225, durante la ocupación bizantina de Sicilia. Fue traída al pueblo por la familia Campochiaro, exiliados en Sicilia. Allí aparece, cubierta con un manto azul estrellado, sentada María con el niño Jesús en brazos. Este ícono se muestra en el retablo de la Iglesia de Santa Maria del Monte en lugar del clásico Jesús crucificado. Tal es la importancia de esta obra maestra que se la conoce como "cona", un término del dialecto local (de ahí el nombre de Cona Dominios). Ante las calamidades naturales que acechan al hombre como pestes, sequías, hambrunas, la imagen es sacada al exterior y se implora su misericordia. Dados los “milagros” otorgados, en julio de 1664, Nuestra Señora de Conadomini fue declarada principal patrona de Caltagirone.

La cima

A lo largo de la escalinata se articulan algunos de los edificios más importantes de Caltagirone como son la Iglesia de Santa María del Monte en lo alto de la cima, el Palazzo Reburdone del siglo XVIII, y la Iglesia de San Giuseppe y el Palazzo del príncipe Bellaprima. A los costados de la misma, gran parte de las viviendas se han convertido en tiendas de regalos de cerámicas de mil formas, colores y precios. Lo único que desentona con el encantador paisaje entre medieval y renacentista, es una gigantesca torre detelevisión que rompe la armonía visual.Quizás su presencia allí marque el indefectible paso de los años, pero Caltagirone y su escalera de flores, permanecen y así seguirán en la fe y en el cotidiano hacer de su gente.

Más información: http://www.comune.caltagirone.ct.it/

Otras notas sobre
Messina - Siracusa - Mosaicos - Escalinata Santa María - Caltagirone - Sicilia - Italia - Conadomini
Comentá esta nota en Facebook
Envianos un comentario sobre esta nota
Demuestre que no es un robot!

Galería
Acceder a Galería
Encuestas
Has hecho algun viaje turistico durante la pandemia de COVID-19




Ver Encuestas Anteriores