Viernes 12 de Agosto de 2022

Logo
14 de septiembre de 2009
(610 votos)

Imperio helado

Las grandes ciudades rusas son el reflejo de la cultura, la idiosincrasia y la arquitectura imperante en el gran imperio. Además del original estilo arquitectónico se pueden admirar grandes palacios y ricos museos.

Las iglesias dentro del Kremlin, en Moscú, cautivan a visitantes y lugareños (clickear para agrandar imagen)Rusia es el país más grande del mundo y como tal cuenta con características muy particulares, edificios únicos, grandes plazas con historia, museos envidiables y palacios que, aún hoy, muestran la fastuosidad de la época zarista.

Moscú, la capital de la República Rusa, es la ciudad más grande del país. Está a orillas del río Moscova y es la urbe más cara del mundo para vivir. Su principal atracción son los grandes edificios y monumentos históricos como el Kremlin, las catedrales y la Plaza Roja.

El Kremlin, ubicado en el corazón de Moscú sobre una terraza al norte del río Moscova y construido en 1156, es el monumento histórico por excelencia de la ciudad y también es llamado “La fortaleza de los zares”. Esta gran fortaleza, hecha con una muralla de piedra de más de 20 metros de altura y 19 torres, encierra en su interior a El Gran Palacio del Kremlin, el palacio Granoyitaya, la iglesia de la Anunciación y otras tres catedrales, además de varios monumentos.

El gran complejo arquitectónico cuenta con edificios de 600 años que fueron el centro de muchos acontecimientos históricos, ya que antes El Kremlin era residencia del zar y el centro del poder zarista. Hoy en día es utilizado como residencia oficial del presidente de la Federación Rusa.

Al lado del Kremlin se encuentra la magnánima Plaza Roja, icono indiscutido de Rusia que porta casi 70 mil metros cuadrados y bordea las murallas de la fortaleza.

En otras épocas, la Plaza Roja era el centro de diversos eventos, tanto religiosos, como laicos. Luego de la revolución de 1917, en la época soviética, las conocidas fiestas de la Revolución Socialista de Octubre y de Victoria en la Segunda Guerra Mundial se conmemoraban allí con desfiles militares y celebraciones partidarias.

En la Plaza también se encuentra la Catedral de San Basilio, obra de arte arquitectónica que despliega los colores y la originalidad de los edificios rusos. La Catedral es conocida mundialmente por sus características cúpulas en forma de bulbo. Su construcción fue ordenada por el zar Iván el Terrible para conmemorar la conquista del Janato de Kazán, y se realizó entre 1555 y 1561. Haciendo honor de su apodo, luego de que la construcción fuera terminada, el zar mandó arrancarle los ojos al arquitecto para que no pudiera construir otra cosa igual.

En 1588 el zar Fiodor Ivanovich ordenó que se agregara una nueva capilla en el lado este de la construcción, sobre la tumba de San Basilio el Bendito, santo por el cual se empezó a llamar popularmente la catedral.

El Mausoleo de Lenin también está situado en la Plaza Roja de Moscú. Su cuerpo embalsamado está en exposición desde su muerte, en 1924.

El Museo Hermitage en San Petesburgo (clickear para agrandar la imagen)El Teatro Bolshoi es un punto que no hay que dejar de visitar, ya que es tanto un teatro como una Compañía de teatro, danza y ópera. La compañía fue fundada en 1776 por Peter Urussov y Mikhail Medoks y el edificio que actualmente funciona como sede fue construido en 1825.

La otra gran ciudad rusa es San Petersburgo, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Único en el mundo por la calidad y cantidad de obras que atesora, el Museo del Hermitage que allí se encuentra es una de las mayores pinacotecas y museos de antigüedades del mundo. Ocupa un complejo formado por 6 edificios, entre los que está el famoso Palacio de invierno, residencia oficial de los zares, y el Palacio Menshikov. Su colección surgió gracias a la iniciativa de la zarina Catalina II y de las obras que acumularon los zares por varios siglos, pero recién en 1917 fue declarado Museo Estatal. El lugar cobija más de 3 millones de piezas, que abarcan desde antigüedades romanas y griegas hasta cuadros y esculturas de la Europea Occidental, arte oriental, piezas arqueológicas, arte ruso, joyas y armas. Una sala especial, adonde solo se accede con un guía, muestra los tesoros del imperio con grandes esculturas de oro macizo o joyas de una fastuosidad inimaginable.

El Palacio de Invierno, ubicado a la vera del Río Neva, fue construido entre 1754 y 1762 por orden de Catalina la Grande. El edificio, diseñado por Bartolomeo Rastrelli, es de estilo barroco y posee 1786 puertas y 1945 ventanas.

El monumento central de la plaza del Palacio es la columna de Alejandro, la mayor monolítica del mundo, ejecutada en mármol entre 1830 y1834. La columna tiene la particularidad de mantenerse en pie sólo por su propio peso, sin ninguna fijación.

Otro lugar histórico en San Petersburgo es la Fortaleza de Pedro y Pablo, formada por seis murallas y seis bastiones. En su interior se pueden visitar los bastiones, el embarcadero, los almacenes de artillería, la Catedral de los Santos Pedro y Pablo, una torre de 122 metros diseñada por Rinaldi, un reloj de estilo holandés que cada seis horas toca el himno nacional y dos cárceles.

Por supuesto, nadie puede abandonar esta ciudad sin antes visitar, en la zona del casco antiguo, la Plaza de la Revolución en la que está el Museo de la Gran Revolución Socialista de Octubre.


Ver Rusia en un mapa más grande

Más información:
» www.visitrussia.org.uk
» www.hermitagemuseum.org

Otras notas sobre
Rusia - Europa
Comentá esta nota en Facebook
Envianos un comentario sobre esta nota
Demuestre que no es un robot!

Galería
Acceder a Galería
Encuestas
Has hecho algun viaje turistico durante la pandemia de COVID-19




Ver Encuestas Anteriores