Viernes 12 de Agosto de 2022

Logo
13 de agosto de 2014
(586 votos)

Gales, para siempre en la Patagonia

Las poblaciones de Trevelin, en el área cordillerana, y de Gaiman, cercana al Atlántico, son dos muestras de la historia de una trabajosa y no tan conocida inmigración: la galesa
Gales, para siempre en la Patagonia
Tortas Galesas

Por Ignacio Stábile
Entre muchos habitantes de la Argentina, es habitual referirse a su genealogía europea cuando de buscar los orígenes se trata. Y en naciones que aportaron a la conformación del país, se sabe, Italia y España llevan la delantera.
Sin embargo, dentro de las corrientes inmigratorias minoritarias (y con algo más de 72.000 descendientes en la actualidad), la inmigración galesa que se asentó principalmente en el valle del río Chubut, en la provincia homónima de la Patagonia, encontró un lugar apacible donde poder promover entre sus integrantes la lengua y la cultura galesa, fuertemente reprimidas por el gobierno inglés en su lugar de origen.Museo de Trevelin
Fue durante la década de 1860 cuando se materializó la idea de fundar una “nueva Gales” más allá del territorio británico.
Love Jones Parry y Lewis Jones, fundadores de la sociedad galesa encargada de la colonización, viajaron a la Patagonia, entrevistándose previamente con el Ministro del Interior Guillermo Rawson, con quien se pactó la entrega de 260 kilómetros cuadrados en la zona ribereña del río Chubut a cambio de su colonización.
Es así que el 28 de julio de 1865, arriba a Punta Cuevas (cerca de Puerto Madryn) el barco Mimosa, con 153 pasajeros que habían embarcado en Liverpool.
Nada fue sencillo para esos primeros colonos que se sorprendieron al encontrarse con un territorio árido, poco productivo y muy diferente a su tierra de origen. Sin embargo, sí encontraron posibilidades en el fértil valle del río Chubut, a lo largo del cual terminaron asentándose y creando un novedoso sistema de riego basado en el curso fluvial. También es para destacar las relaciones que los galeses establecieron con los tehuelches, habitantes originarios de estas tierras, con quienes realizaron importantes intercambios de alimentos, así como también la incorporación de técnicas de caza y supervivencia, algo casi inédito para la realidad de Argentina de aquellos años.
Debido a las dificultades que presentaba el Chubut para su navegación, Lewis Jones comenzó a idear un ferrocarril que bordeara el río y que conectara Alto de Las Plumas con Playa Unión.
La colonia (o “Y Wladfa”, como se la conoce en lengua galesa) prosperó y nuevas localidades fueron fundadas a lo largo del valle del río, e incluso más allá, al pie de los Andes.
Hoy algunos de estos pueblos se encuentran abiertos al turismo e invitan a conocer su historia y sus tradiciones.
Gaiman
Fue el segundo pueblo galés (luego de Rawson) en fundarse y es el primer municipio de Chubut. Cuenta en la actualidad con algo más de 5700 habitantes y se encuentra a tan solo 20 kilómetros de Trelew, ciudad que concentra la mayoría de los vuelos que llegan a la provincia.
Justamente, uno de sus principales atractivos es la primera casa de la localidad, perteneciente a David Roberts, que data de 1874.
A través de sus tranquilas calles se pueden apreciar algunas de las tradicionales casas de ladrillo cocido, la capilla Bethel (que integra un interesante circuito de capillas galesas en el valle inferior del río Chubu) y las populares casas de té, donde se pueden degustar variadas infusiones, mermeladas, scones y la conocida torta negra galesa (llamada originalmente “bara brith”), distintiva dentro del proceso de colonización galesa por constituir un alimento de alto valor calórico y larga perdurabilidad.Gaiman
Entre las muchas casas de té que se pueden visitar en Gaiman, Ty Te Caerdydd ostenta el recuerdo de la visita de la Princesa de Gales, Lady Di, en 1995, quien merendó en el salón y escuchó un coro que entonaba canciones galesas.
En la antigua estación de tren funciona el Museo Regional Galés, que documenta la historia de Gaiman y de la colonia galesa, a través de documentos y objetos. Asociado al ferrocarril, se encuentra el famoso Túnel de Gaiman, uno de los emblemas de la localidad.
A pocos kilómetros del pueblo, se encuentra un destacado parque paleontológico, el Bryn Gwyn (“loma blanca” en galés), que forma parte del Museo Egidio Feruglio (MEF) en Trelew. A través del mismo, se puede conocer la historia del territorio de los últimos 40 millones de años, así como también la formación del río Chubut (hace 10 mil años).
Gaiman cuenta con algunas opciones de hospedaje para aquellos viajeros que estén interesados, aunque tradicionalmente se suele hacer base tanto en Trelew como en Puerto Madryn (80 kilómetros).
Trevelin
Ubicada a poco más de 20 kilómetros al sur de Esquel y con casi 11000 habitantes, esta atractiva localidad galesa situada en el lado cordillerano de la provincia data de 1885.
Trevelin surge como pueblo a partir de la instalación de la colonia Valle 16 de Octubre, en el oeste de la provincia de Chubut. Su nombre (“pueblo del molino”) refiere al primer molino harinero que se instaló en la localidad en 1918, proyectado por John Daniel Evans, donde funciona actualmente un museo que repasa a través de sus vitrinas la rica historia de la colonización galesa en esta parte del territorio chubutense.
Distante a pocos kilómetros del Parque Nacional Los Alerces, Trevelin se encuentra bordeado por diversos ríos que permiten la pesca con mosca y la realización de cabalgatas a través de sus variados senderos.Plaza de Trevelin
Cuenta, a pocos kilómetros de distancia, con un hermoso paseo, el de las cascadas Nant y Fall, uno de cuyos saltos posee 64 metros de altura, al cual se accede a través de un sendero peatonal señalizado, abonando previamente una entrada.
Importante lugar también es la Escuela Nacional N° 18 de río Corintos, a poca distancia de Trevelin, donde el 30 de abril de 1902 se reunieron colonos galeses, pobladores tehuelches y chilenos para decidir a través de un plebiscito seguir formando parte del territorio argentino o pasar a ser parte de Chile. La primera opción fue la que se eligió y en un aula de esta escuela se muestra a quien la visite la historia de aquella jornada.
A través de su historia y la búsqueda de los habitantes de Gaiman, Trevelin y los demás pueblos galeses de sostener la lengua y sus tradiciones, resuena en quienes visitan estos apacibles lugares el lema nacional de aquellos hombres y mujeres que dejaron la tierra de origen para asentarse en nuevos territorios y decir: “cymru am byth” o, en castellano, “galés para siempre”.


Ver Gales, para siempre en la Patagonia en un mapa ampliado
 
Otras notas sobre
Gaiman - Torta Galesa - Trevelin - Argentina
Comentá esta nota en Facebook
Envianos un comentario sobre esta nota
Demuestre que no es un robot!

Galería
Acceder a Galería
Encuestas
Has hecho algun viaje turistico durante la pandemia de COVID-19




Ver Encuestas Anteriores