Viernes 12 de Agosto de 2022

Logo
01 de diciembre de 2008
(619 votos)

En primera persona: Ushuaia

Los aventureros modernos, o sea… los turistas, atesoran en su interior la esencia de los mayores, de aquellos que surcaron los mares otrora. En un mundo cada vez más visitable y con menos espacios para descubrir, aún quedan algunos tesoros. Éste lugar en el mundo es uno de ellos.
En primera persona: Ushuaia
La isla de los pájaros, desde donde las bandadas invaden los cielos más australes del mundo (clickear para agrandar imagen)

Los que planificamos en turismo no nos escapamos a las generales de la ley. Lo romántico de la aventura no se pierde en aquellos que, como yo, le hemos dedicado gran parte de la vida a que la gente viaje y descubra aquellos detalles que hemos puesto en los circuitos por donde en algún momento, y sobre el papel, soñamos que alguien los transitaría.

El destino, la accesibilidad, el equipamiento, la infraestructura, los recursos, son aquellas cuestiones que rara vez le llegan en forma cruda al pasajero. Son nuestra moneda corriente y que, “sacrificadamente”, debemos recorrer para que la prestación sea un éxito. Así… sin más y sin menos, arribé al aeropuerto Internacional Islas Malvinas de Ushuaia, la ciudad más austral del mundo; donde me aguardaban Joaquín, propietario del lodge donde me alojaría, y Miguel, nuestro representante por estas latitudes. Como el viento viajero incansable, partimos para el complejo de 17 hectáreas, súper privado, ubicado al oeste, entre el Parque Nacional tierra del Fuego y la ciudad, al lado del Ushuaia Golf Club, sobre la ladera este del Monte Susana, a sólo 10 minutos del centro. El lodge fue concebido para dar placentero e íntimo alojamiento a dos personas: 125 metros cuadrados con Spa privado incluido.

“¡Por Dios, qué lugar!”. Las imágenes preliminares que tenía desde su página web y los comentarios de Miguel, no describían para nada la realidad. Su estilo es rústico, de muy buen detalle final, madera y piedra artesanal. El living con todo los que se les ocurra, cocina con una bodeguita incluida (con títulos como Catena Zapata 2003, Achaval Ferrer Mirador, ZuccarRío grande, el lugar elegido por los pescadores. En la foto, un pescador mostrando su preciado trofeo del día (clickear para agrandar imagen)di Q 2000, Felipe Rutini 2002, y Finca La Anita Syrah 1999), comedor, Spa, toilet, antesala a dormitorio con hidromasaje doble, baño y amplio depósito de equipajes y esquís. El área wellness de las cabañas incluye: sauna finlandés con dos camas, ducha escocesa y ducha finlandesa. El hidromasaje de 2 plazas está en la planta alta, con vista a la ciudad y al Canal de Beagle. Jamás me imaginé poder sentir la espuma en el hidromasaje, observar la luna llena, y degustar un copa de champagne Rosell Boher, luego de una larga jornada de trabajo.

Una íntima excentricidad Patagónica en este lodge relax del final del mundo. Estos viajes de familiarización se hacen siempre en un tiempo muy apretado, pero creo que todos tendrán la misma sensación al visitarlo: no querer dejar este lugar ni por todo el oro del mundo. Durante aquel día permanecí en Ushuaia, pintoresquísima ciudad aterrazada que mira al poniente, haciendo los arreglos de rigor, guías, transporte, horarios, etc, etc. Por la noche convocamos al chef del complejo para que nos sorprendiera con alguna de sus recetas : Muzza Stick en la entrada, nobleza obliga, y el plato principal fue una Cazuela de CentoVista nocturna de Ushuaia. Las luces iluminan el puerto y la cordillera de fondo (clickear para agrandar imagen)lla y Mejillones bañada en Salsa de Crema, vino blanco y queso gratinad. Como postre, una Copa Helada Patagónica con base de bizcochuelo, helado de calafate y frutos rojos de la región, cubiertos con crema y ralladura de chocolate.

Sacrificios son sacrificios. Al día siguiente ya dejaría la ciudad con rumbo al norte pensando que menos de tres noches sería un sacrilegio para el buen disfrute de los pasajeros. A partir de aquí comenzaría a concretar el viejo sueño de salir de la isla vía Río Grande, combinando desplazamiento marítimo y terrestre, para poder aprovechar la apretada síntesis que nos da la geografía de Tierra del Fuego: Canal, Cordillera, lagos, estepa Patagónica y mar, en menos de 230 kilómetros. Muy temprano me estaba despidiendo de los amigos y embarcándome para realizar la Navegación del Canal de Beagle hasta la Estancia Harberton. Inicié la travesía del Canal, dejándome sorprender por las imágenes del entorno: Islas de los Pájaros y los Lobos, faro Eclaireurs, Estancia Remolino, Puerto Almanza, Colonia de Pingüinos Magállanicos hasta arribar a Harberton. Hice un breve tiempo para visitarla y proseguí al corazón de la isla. Transitando la ruta Provincial J, me fui adentrando en el bosque Fueguino poblado de Lengas, Ñires y Coihues, empalmé con la Ruta Nacional Nº 3 y desde aquí continué al legendario paso Garibaldi. Desde su mirador a 450 metros sobre el nivel del mar, disfruté de una de las vistas panorámicas más representativas del corazón de la isla, Lago Escondido, Lago Fagnano.

Luego del descenso y ya del otro lado de la cordillera, arribé a la Hostería a orillas del Lago Fagnano o Khami. Por la noche cené una exquisita trucha al plato bien regada con un noble riesling del Alto Valle de Río Negro con Silvia, la gerente de este otro lugar soñado. Por aquí, el bosque ha tomado una apariencia fantasmagórica, digna de un set de El Señor de los Anillos. Al día siguiente y luego del desayuno, ponía en marcha el último día en la isla. Para el arranque una visita a Tolhuin, (que en lengua Selk´nam significa "Con Forma de Corazón"). Sus tranquilas calles sólo se ven alteradas por la romería de "La Panadería y Confitería La Unión", atendida por Emilio, un marplatense que ha sabido ganarse el aprecio de los fueguinos y visitantes que transitan la ruta Nº3.

Como aún me estaba faltando la Estancia Las Hijas, donde a modo de despedida disfrutaría de las actividades de la misma y de un asado de Cordero Patagónico, me encaminé haciendo un off Road a este típico establecimiento dedicado a la crianza de ganado bovino. En horas de la tarde ya me encontraba recorriendo y visitando la ciudad de Río Grande, desde donde partiría al norte entrada la noche. Porque aquí todo esta al norte, este es el final, el extremo sur, o el comienzo de todo.

logo beagleNota: colaboración de Oscar Páez, de Beagle Viajes

Fotos:www.e-ushuaia.com


Ver Ushuaia (Argentina) en un mapa más grande

Más información:
» www.beagleviajes.com

info@beagleviajes.com
Otras notas sobre
Argentina - Experiencia
Comentá esta nota en Facebook
Envianos un comentario sobre esta nota
Demuestre que no es un robot!

Galería
Acceder a Galería
Encuestas
Has hecho algun viaje turistico durante la pandemia de COVID-19




Ver Encuestas Anteriores