Viernes 12 de Agosto de 2022

Logo
07 de diciembre de 2011
(372 votos)

Descubre la riqueza de las ciudades abandonadas

A lo largo y ancho del mundo existen ciudades que cuentan con paisajes que parecen salidos de una película de ciencia ficción. Te invitamos a recorrer urbes que, por las más diversas causas, fueron abandonadas a su suerte y aún permanecen en pie con un cierto aire fantasmagórico.
Descubre la riqueza de las ciudades abandonadas
Kolmannskuppe, la ciudad abandonada en Namibia. (Crédito: Tscherno)

No hace falta que una ciudad esté llena de vida y calles abarrotadas de gente para entender su historia o sorprendernos. Esto nos lo demuestran algunas curiosas ciudades abandonadas que son imanes turísticos por la peculiaridad del paisaje que ofrecen, más parecido a una película de desastres o ciencia ficción, que a la realidad del mundo actual. Te invitamos a conocer algunas urbes en las que los humanos no son necesarios.

Sanzhi, el futuro abandonado

La ciudad de Sanchih o Sanzhi, es un municipio al norte de Taiwan que es famoso por su complejo turístico en la costa que fue abandonado antes de su inauguración. Construido en 1981, con un aire futurista y apuntando al público de lujo, este centro vacacional nunca llegó a usarse por inconvenientes durante su construcción y extrañas muertes que fueron adjudicadas a que ese terreno fue un antiguo cementerio.

Sus hoteles y casas en forma de platillos de colores, al igual que su magnífica cercanía con la costa taiwanesa son un imán para los turistas que buscan pasear por un área desolada y que parece salida de una película de ciencia ficción.

Los taiwaneses creen que el lugar está embrujado y, fieles a su superstición, no se animan a que Sanzhi sea derrumbada por temor a los espíritus que la habitan.

Una parte del complejo fue demolida en 2008 y existen proyectos para construir un nuevo emplazamiento turístico, aunque aún se puede visitar un área original con sus platillos de colores y vidrio.

Kolmanskop, el desierto avanza

En 1908, el puerto de Lüderitz en Namibia vivió la fiebre de los diamantes y la zona se llenó de gente que quería vivir y hacerse millonario con las piedras preciosas que se encontraban en el área. En dos años se formó la ciudad de Kolmanskop con miles de habitantes, casino, colegio, hospital y zonas residenciales en el medio de una gran extensión de dunas de arena.

Cuando la fiebre de los diamantes pasó y estas piedras se dejaron de vender como pan caliente, los habitantes comenzaron a abandonar sus casas hasta que la ciudad quedó vacía en 1956 y los jardines se tapizaron de arena.

Hoy, las dunas y el clima inclemente se apropiaron de todo. Las casas permanecen rodeadas de dunas y muchas ya fueron cubiertas por plantas salvajes o toneladas de arena, lo que le da a Kolmanskop un paisaje único en el mundo. Caminando por el desierto se pueden encontrar los único rastros de vida que quedan: bañaderas, muñecas, tazas y también se puede entrar a las casa para ver como el clima desértico hizo mella en ellas.

En la actualidad, esta ciudad fantasma es un punto obligado para cualquiera que visite Namibia, aunque se debe pedir un permiso a la Namibian Wildlife Resorts para llegar a esta urbanización.

Craco, medioevo silencioso

Italia tiene decenas de ciudades medievales en su territorio pero ninguna como Craco. Ubicada en el valle de Cavone esta ciudad fue construida en una colina dejando las faldas para el cultivo y se cree que fue fundada entorno al 1060.

En 1892 la aldea tuvo su máximo de población con alrededor de 2000 personas, pero en los años siguientes las cosechas no fueron buenas y varios terremotos asolaron Craco. Para 1922, la mayoría de sus habitantes había dejado la urbe.

Caminar por la soledad de Craco, admirando las edificaciones antiquísimas que quedan en pie, las ruinas, la iglesia y disfrutando del silencio sepulcral es impagable y una sensación indescriptible. La villa abandonada acentúa su apariencia fantasmal gracias a su emplazamiento a 400 metros de altura sobre la colina empinada, que se puede admirar de lejos.

Pripyat, desolación nuclear

En 1986, explotó el reactor número 4 de la planta nuclear de Chernóbil, en el norte de Ucrania y, luego del accidente la ciudad de Pripyat, donde vivían casi todos los empleados de la planta, tuvo que ser evacuada.

Por la radiación que -aún hoy- hay en el lugar, la ciudad no podrá ser habitada hasta dentro de unos cuantos siglos.

Pripyat, a diferencia de las otras ciudades de esta lista, es una urbe enorme (allí vivían 50.00 personas) que no fue vaciada premeditadamente y con tiempo, sino que quedó congelada en el día del accidente y todo permanece así. Algunos edificios se derrumbaron y las plantas crecen por doquier, lo que hace más impresionante ver una enorme ciudad con edificios de 30 pisos abandonados a su suerte. Hasta hace poco este sitio ha un museo que documentaba la era soviética, ya que todo quedó como a la espera de sus habitantes.

Los que llegan a visitar Pripyat se sorprenden por el parque de diversiones vacío, los buses estacionados en plena calle y, al recorrer las casa, se pueden ver platos sobre las mesas, fotografías de las familias, televisores y diarios abiertos.

Los que visiten esta urbe suspendida en el tiempo, podrán ver los originales carteles del gobierno soviético y todos los símbolos comunistas que permanecen en pie. Sobre el edificio de gobierno, aún están los escudos de la URSS y de la República Socialista Soviética de Ucrania; e incluso partes del himno de la URSS escritas en un edificio.

¿Alguna visitaste una ciudad abandonada? Contanos tu experiencia! en nuestra sección Relatos de Viajeros

Comentá esta nota en Facebook
Envianos un comentario sobre esta nota
Demuestre que no es un robot!

Galería
Acceder a Galería
Encuestas
Has hecho algun viaje turistico durante la pandemia de COVID-19




Ver Encuestas Anteriores