Jueves 18 de Agosto de 2022

Logo
06 de febrero de 2013
(571 votos)

De Hanói a Ho Chi Minh: dos claves para entender Vietnam

Tierra de contrastes y de pasado reciente turbulento, el país viene posicionándose en los últimos años como un destino fundamental del sudeste asiático.
De Hanói a Ho Chi Minh: dos claves para entender Vietnam
Las calles de Hanoi

Por Ignacio Stábile
Un viaje por Vietnam es una experiencia que no pasa desapercibida para nadie. En las dos ciudades más importantes del país, antiguas capitales de Vietnam del Norte y del Sur respectivamente, se mezclan el tránsito furioso marcado por las miles de motos que circulan por sus calles a toda hora, el aroma de las comidas de los restaurantes callejeros y la repentina calma de los templos religiosos.Calles en Hanoi
Hanói, la actual ciudad capitalina vietnamita, es una de las puertas de entrada tradicionales al país. Con más de 1000 años de historia y casi 7 millones de habitantes, conviven en la misma el sector histórico denominado “Barrio antiguo”, donde las calles (hang) llevan los nombres de los productos que ofrecían los gremios que originalmente se instalaron en esta zona en el siglo XIII. Es así como se puede pasar en pocos minutos de la calle de la seda a la calle de la sal, o a la calle de los hilos.
En el mismo sector de la ciudad se encuentra el lago Hoan Kiem, alrededor del cual se ubican diferentes bares, locales gastronómicos y los teatros que ofrecen espectáculos con marionetas, una práctica vietnamita tradicional.
A cada paso, Hanói muestra a sus comerciantes y ciudadanos en plena actividad. Debido al intenso calor, el día comienza muy temprano en la ciudad, por lo que a las 5 de la mañana ya se puede observar una gran cantidad de gente transitando por las calles. También, a esa hora, ya es un buen momento para disfrutar un típico café con hielo o un plato de Phở, la famosa sopa a base de fideos de arroz y caldo de carne. Durante todo el día es posible ver  a los locales sentados en diminutos bancos en restaurantes callejeros que ocupan las veredas dispuestos a saborear algunos de los variados y coloridos platos vietnamitas. Pescado y vegetales grillados, con un toque de picante agridulce, son las estrellas de la cocina local.
Pero si lo que se busca en Hanói es escapar del ruido y del mar de motos que transforman el cruzar una calle en toda una aventura, hay tiempo para la contemplación y la tranquilidad en algunos de los sitios históricos, como el Templo de la Literatura (Van Mieu), dedicado al confusionismo y que honra a los literatos más importantes de Vietnam, representados en estelas conmemorativas que se apoyan sobre esculturas de tortugas, símbolo de la longevidad. Además, es todo un orgullo en Hanói por ser la primera universidad vietnamita, fundada en el año 1076.
Una de las esculturas más llamativas está representada por una garza parada sobre una tortuga, símbolo de la amistad.Ho Chi Min
Otro sitios destacado es la curiosa Pagoda de un solo pilar (Chua Mot Cot), pequeño templo que se encuentra sobre un lago sostenido, como lo indica su nombre, por un único pilar de concreto y al que se accede por una pequeña escalinata. Representa una flor de loto, símbolo de la pureza, aunque se trata de una réplica ya que la original fue destruida por los franceses en el momento de la retirada en 1954.
En contraste con Hanói, a 1760 kilómetros al sur, se alza la moderna y cosmopolita Ho Chi Minh, antigua Saigón. La antigua capital de Vietnam del Sur es hoy la ciudad más populosa del país, con más de 9 millones de habitantes y una fuerte impronta occidental.
Las diferencias con la actual capital del país son notorias, comenzando por su moderno centro financiero y los lujosos hoteles, muchos de los cuales poseen bares de altura para disfrutar de una copa mientras se divisa la gran ciudad. Para los más exigentes, Ho Chi Minh ofrece una gran cantidad de locales gastronómicos de excelente nivel, que ofrecen además de comida vietnamita, platos franceses y mediterráneos.
En la zona de la Ópera, se puede ver la antigua presencia colonial francesa a través de las grandes avenidas y zonas de parques que le dan cierto toque parisino a esta urbe. Justamente en ésta área, a pocas cuadras puede verse una pequeña réplica de la catedral de Notre Dame, una rareza tanto arquitectónica como religiosa para la ciudad, ya que puede presenciarse una misa católica en vietnamita y en ocasiones sermones en francés e inglés debido a la frecuente concurrencia de turistas a la misma.
Una zona señorial también puede visitarse en torno al famoso Palacio de la Reunificación, anteriormente la residencia del presidente de Vietnam del Sur y lugar altamente significativo para la memoria reciente de los vietnamitas, ya que en este lugar se gestó la entrega del poder durante la caída de Saigón el 30 de abril de 1975, finalizando la dramática Guerra de Vietnam.Ho Chi Minh
A poca distancia del mismo, se encuentra el conmovedor Museo de Recuerdos de la Guerra, en cuyo patio pueden observarse tanques de guerra y helicópteros que pertenecían a las tropas de Estados Unidos y, ya en el interior, a través de las diferentes galerías, se muestran imágenes perturbadoras tomadas en diferentes momentos del conflicto bélico.
Las construcciones más bajas que se apreciaban en Hanói dan paso, en Ho Chi Minh, a grandes rascacielos y edificios modernos. El pasado milenario y el futuro prometedor constantemente se entremezclan en este país. Las pagodas silenciosas y los innumerables arrozales de las afueras de las ciudades conviven con los centros comerciales y la moda de la antigua Saigón. Pasado, presente y futuro: todas las épocas están presentes en Vietnam.
Comparte con otros lectores tus experiencias por estos lugares.


Ver De Hanói a Ho Chi Minh: dos claves para entender Vietnam en un mapa más grande
 
Otras notas sobre
Asia - Oriente - Ho Chi Minh - Hanoi - Vietnam
Comentá esta nota en Facebook
Envianos un comentario sobre esta nota
Demuestre que no es un robot!

Galería
Acceder a Galería
Encuestas
Has hecho algun viaje turistico durante la pandemia de COVID-19




Ver Encuestas Anteriores