Jueves 18 de Agosto de 2022

Logo
29 de mayo de 2013
(519 votos)

Capadocia, o la Luna en la tierra

Un recorrido por esta región única de Turquía, punto de convergencia de antiguas rutas comerciales y considerada hoy Patrimonio por la UNESCO
Capadocia, o la Luna en la tierra
Una de las atracciones de Capadocia, sus viajes en globo aerostático

Por Ignacio Stábile
Si algo supo ser Turquía a lo largo de su historia es un lugar de encuentros, un punto intermedio donde Europa y Asia confluían.
Caravanas comerciales, viajeros, idiomas que se mezclaban y, por sobre todo, la presencia de un imperio, el bizantino, que atrae con sus tesoros en la actualidad a viajeros de todo el mundo.
La región de Capadocia no escapa a esta lógica y se caracterizó por la fuerte presencia de hititas y frigios que desarrollaron una vasta red comercial entre la antigua Anatolia y Asia menor. Fueron los persas quienes llamaron a esta tierra “Katpatukya” que significa “la tierra de los caballos”, animales que eran muy preciados para los antiguos reyes de Asiria y Persia.
En la actualidad, esta singular zona geológica se presenta como uno de los principales destinos en cualquier viaje que uno realiza a Turquía. No solo el valor natural está presente en Capadocia, sino también un notable legado histórico y cultural.capadocia
Declarada Patrimonio de la Humanidad en 1985, se puede acceder por vía aérea, llegando al aeropuerto Nevsehir Kapadokya, a 50 kilómetros de distancia de Capadocia. Si tomamos como referencia la actual capital turca, Ankara, debemos hablar de 250 kilómetros de distancia.
Lo primero que llama la atención son las caprichosas formas que le dan a la región la impronta de paisaje lunar. Durante millones de años, la erosión que sufrió la toba calcárea (como se denomina la tierra caliza del lugar) generó una diversidad de formas y debido a que la piedra es relativamente débil, durante siglos las diferentes civilizaciones que habitaron Capadocia usaron las cavernas que se formaban dentro de la roca (algunas artificiales, otras naturales) como morada. Como la zona también era punto de invasiones, las cuevas funcionaban como un refugio contra las mismas.
Iglesia en CapadociaDentro de la gran cantidad de formas geológicas que pueden visitarse, son famosas las “Chimeneas de Hadas”, pilares largos y suaves de roca, cubiertos por una pequeña capa de roca dura. Estas “chimeneas” poseen diversas formas, colores y tamaños. Algunas se presentan en forma cónica o cilíndrica, unas surgen simétricas, otras asimétricas, más o menos delgadas. La imaginación del visitante continúa la tarea de la naturaleza a propósito de qué es lo que se puede observar en tales formaciones: desde animales a personas, pasando por variadas formas abstractas.
La formación anterior es parte de los denominados valles de Capadocia, cada uno con poblaciones y más formaciones calcáreas, entre ellas las cuevas ya comentadas. Algunos de estos valles que pueden visitarse son el de Paloma, el de Ihlara, el Rojo y el del Amor. Todos estos se han formado durante millones de años por la acción de diversos factores como la actividad volcánica y sísmica, el viento y la lluvia.
El Parque Nacional de Goreme es tal vez el sitio más conocido de Capadocia. Se lo conoce también como “Museo al aire libre de Goreme”, ya que aquí se pueden visitar las famosas iglesias-cueva. Los cristianos del período romano fundaron aquí varios monasterios, datando las más antiguas que pueden visitarse en la actualidad del siglo VI d.C. El período más intenso de la construcción se dio entre los siglos IX y XII, siendo los selyúcidas sus principales arquitectos.
Algunas de estos templos, como la Iglesia de la Manzana, la Iglesia Oscura y la Iglesia Agacalti, poseen notables frescos que representan pasajes bíblicos, con una fuerte impronta bizantina.
También ocultas dentro de la roca se encuentran las ciudades subterráneas de Capadocia, las cuales datan de tiempos prehistóricos, pero que continuamente evolucionaron. Romanos, bizantinos, selyúcidas y otomanos habitaron estos sitios.
Fue durante el imperio bizantino que las constantes confrontaciones entre cristianos y musulmanes obligaron a las poblaciones locales a encontrar refugio en estas estructuras subterráneas.
En la actualidad, quienes visiten Goreme y parte de Capadocia, no solo podrán conocer la antigua forma de vida de los pasados habitantes, sino que tendrán la posibilidad de alojarse en algunos de los hoteles que están construidos dentro de la roca calcárea y poder disfrutar de otra manera los grandes atractivos que ofrece Capadocia.
Nada mejor que concluir una visita a esta emblemática zona de Turquía que con un paseo en globo aerostático, en diferentes horarios del día, para dejarse llevar por las formas geológicas, los rayos del sol con sus juegos de sombras y la sensación de sobrevolar la Luna, estando a pocos metros de altura sobre la tierra.
Si alguna vez has estado en Capadocia, comparte tus recuerdos en nuestra sección de Relatos de Viajero


Ver Capadocia, o la Luna en la tierra en un mapa más grande
 
Otras notas sobre
Viajes En Globo - Capadocia - Turquía - Asia
Comentá esta nota en Facebook
Envianos un comentario sobre esta nota
Demuestre que no es un robot!

Galería
Acceder a Galería
Encuestas
Has hecho algun viaje turistico durante la pandemia de COVID-19




Ver Encuestas Anteriores