Martes 09 de Agosto de 2022

Logo
11 de febrero de 2013
(513 votos)

Bratislava sale de la sombra de Praga

La capital de Eslovaquia hace méritos para abandonar el segundo puesto que por años le asignó su homóloga de República Checa. Una escapada que vale la pena.
Bratislava sale de la sombra de Praga
Plaza de Bratislava

Por Karen Kesselbrenner
El 1° de enero de 1993, el llamado Divorcio de Terciopelo (por su carácter pacífico) disolvió Checoslovaquia y dejó como resultado a la República Checa y a Eslovaquia. La población no tuvo voz en la medida y, aunque el nombre de la secesión indica que todo se dio sin problemas, la realidad es que la primera de las mitades fue la más favorecida. En cuando al turismo, tiene como capital a la vistosa Praga. Sin embargo, del otro lado de la frontera, Bratislava fue ganando terreno últimamente y logró posicionarse como un destino atractivo que podría sumarse a la esfera de poder del Triángulo Dorado de Europa Oriental.Plaza en Bratislava
Mezcla de arquitectura histórica y espacios verdes, esta ciudad partida por el Río Danubio es más pequeña que Budapest y la capital checa, pero no por eso menos atractiva. Y uno de sus puntos a favor es que ofrece la misma variedad de actividades sin tantos turistas alrededor.
Desde el castillo, se puede ver toda la urbe. Esta construcción, que fue la residencia de la familia real húngara durante la ocupación turca de Budapest, fue restaurada en los años 50, casi un siglo y medio después de ser devastada por un incendio. Aquellos que pasen primero por Praga no se sorprenderán con el de Bratislava, pero la fortaleza en la cima del cerro es una foto obligada.
Si bien aquí hay catedrales y museos para visitar (al igual que en el resto de las capitales europeas), los cafés a orilla del río y al borde de calles empedradas le dan a Bratislava una ventaja por sobre las demás. Su casco histórico menos transitado y su ritmo más lento durante el día son una bocanada de aire fresco, un respiro del amontonamiento de vacacionistas y trabajadores que abundan en otras partes.
Es relativamente pequeña (su población no llega al medio millón de habitantes) y perfecta para recorrer a pie o en bicicleta. Es raro pasar calor, ya que las temperaturas rondan los 20°C en verano y -2°C en invierno. Ideal para comer y beber hasta decir basta. No por nada su oferta gastronómica se perfeccionó y amplió en los últimos años: los gustos y costumbres de la nueva ola de turistas influenciaron a esta industria.
El Alma de la fiesta
En Bratislava, la mejor fiesta siempre está por venir. Los 60mil estudiantes en sus tres universidades la convierten en el escenario más apropiado para una vida nocturna envidiable. Los bares y clubes Bratislavanocturnos de la Ciudad Vieja son una atracción obligada para los amantes de la diversión.
La música también juega un papel muy importante. Durante todo el año, hay festivales temáticos, siendo jazz, clásico y folclórico los géneros más presentes en la agenda cultural.
Viena y Bratislava: las dos capitales europeas más cercanas
A sólo una hora de distancia, estas dos ciudades de Austria y Eslovaquia son las dos capitales europeas más cercanas y una excelente opción de visita por el día. Hay autobuses que salen cada 60 minutos desde y hacia el pie del castillo de Bratislava. En el país vecino, la terminal está a la salida de una estación de metro de fácil acceso. Recuerde llevar su pasaporte, ya que se realiza cruce de frontera.
Para más información sobre Bratislava y otros destinos en Eslovaquia, visite http://www.slovak-republic.org/bratislava/.
No dejes de compartir tus experiencias en nuestra sección Relatos de Viajeros


Ver Bratislava sale de la sombra de Praga en un mapa más grande
 
Otras notas sobre
Europa - Bratislava - Eslovaquia
Comentá esta nota en Facebook
Envianos un comentario sobre esta nota
Demuestre que no es un robot!

Galería
Acceder a Galería
Encuestas
Has hecho algun viaje turistico durante la pandemia de COVID-19




Ver Encuestas Anteriores