Miércoles 07 de Diciembre de 2022

Logo
07 de julio de 2014
(530 votos)

Botswana, la sal de la vida

El Parque Nacional de Makgadikgadi Pans es una de las mayores reservas de sal del mundo. Este espacio, ubicado al sur del continente africano, es el refugio natural de aves y otros animales.
Botswana, la sal de la vida
Parque Nacional Makgadikgadi Pans, un oasis en el desierto.

Por Verónica Luna
El continente africano es como una fuente inagotable de riquezas inexploradas. Es un territorio amplio y lleno de misterios. Descubrir sus secretos es todo un reto para los aventureros ávidos de desafíos.
Botswana es uno de los países que se ubica en el sur de África. Es una nación mediterránea que en su mayoría está cubierta por el desierto de Kalahari. En ese territorio donde la arena es abundante, también se destacan los salares de Makgadikgadi, que están considerados entre los más grandes del mundo. Estos depósitos de sal son los restos de un enorme lago que desapareció miles de años atrás y que se cree que fue el más grande de todo el continente. El salar de Sowa, la isla de Kubu y el salar de Ntwetwe, son algunos de los espejos salinos que forman parte de la reserva, y que con los fragmentos en los que se divide el río Okavango conforman una conjunción de vida y naturaleza de gran atractivo.Parque Nacional Makgadikgadi Pans Botswana
El Parque Nacional está situado en el corazón de Botswana, una región con clima cálido y seco. Su superficie, de unos 16 mil kilómetros cuadrados, en épocas de sequía, se convierte en un laberinto de espejismos. La confusión distorsiona la realidad del paisaje ya que es bastante frecuente que el panorama que se ofrece a la vista, sea diferente del existente. El calor en combinación con el desierto salino dibuja oasis donde no existe más que una enorme extensión de sal. Cuando llega el verano y comienza la temporada de lluvias, la vegetación gana terreno, se forman lagos  y el lugar se convierte en albergue de numerosas especies de aves.  Su cercanía con el delta del Okavango, le permite contar con la humedad necesaria que aportan los cursos de agua.
En 1970 se declaró reserva a la salina de Makgadikgadi, y en 1992 alcanzó la categoría de Parque Nacional. Si bien la vegetación es escasa, abunda en pastizales. Se destacan algunos bosques de palmeras y la reserva protege básicamente a los salares y la vegetación de sabanas.
Durante los períodos de lluvia las salinas se inundan. Entre los meses de abril a diciembre se producen migraciones de manadas de ñus y cebras que se dirigen a la región del río Boteti. Otras especies que pueden encontrarse son flamencos, hipopótamos, antílopes de la especie bushbuck y duiker. Llaman la atención las jirafas, búfalos, leopardos, hienas e incluso algunos elefantes.
La visita al Parque Makgadikgadi se combina con la recorrida por la reserva de Nxai Pan, ubicada un poco más al norte del anterior. La migración de los animales se produce entre un parque y otro.  La mejor época para el avistaje es de abril a diciembre.
El Makgadikgadi está distante 162 kilómetros al este de Maun, la principal ciudad al sudeste del delta del Okavango. Es la quinta ciudad de Botswana por la cantidad de población. Desde allí se organizan safaris al sistema lacustre que se forma en torno al delta del río y es donde se encuentra la principal infraestructura turística, tanto alojamientos, como centros comerciales, servicios de alquiler de vehículos terrestres o avionetas. Otras ciudades desde la que se puede acceder al parque son Nata y Gweta.
Para los que quieran tener un acercamiento más intenso con la naturaleza, dentro del parque hay campamentos en los que se puede permanecer y alojamientos tipo lodge próximos al Boteti.
Además del avistamiento de fauna, durante la visita al parque se practica senderismo y se recorren yacimientos arqueológicos con fósiles y objetos prehistóricos.Safari en Parque Makgadikgadi Pans
Botswana, como muchos rincones del llamado continente negro, tiene algunos secretos bien guardados. Sus salares están entre los más grandes del mundo. Una combinación de arena, sal, naturaleza y cultura genera un terreno propicio para que la inquietud germine, crezca y termine por embarcarse en un safari lleno de aventuras. Quienes le encuentran el gustito al turismo activo en contacto con la naturaleza, podrán descubrir que en esta región del planeta, esa pasión lleva el condimento de la sal.
¿Alguna vez visitaste Botswana o alguna reserva natural africana? Relatanos aquí tu experiencia.
Fotos: www.everystockphoto.com


Ver Parque Nacional de Makgadikgadi Pans en un mapa ampliado
 
 
Otras notas sobre
Safaris - Cebras - Oasis - Salinas - África - Botswana - Parque Nacional De Makgadikgadi Pans - Desierto
Comentá esta nota en Facebook
Envianos un comentario sobre esta nota
Demuestre que no es un robot!

Galería
Acceder a Galería
Encuestas
Has hecho algun viaje turistico durante la pandemia de COVID-19




Ver Encuestas Anteriores