Martes 09 de Agosto de 2022

Logo
03 de octubre de 2011
(528 votos)

Esquiar en cámara lenta

La modalidad de vida slow también llegó al mundo del esquí y ya son varios los adeptos. Por eso, hay varias pistas en las que la lentitud es ley. Eso sí, hay que saber cuándo visitarlas. Te lo contamos aquí.
Esquiar en cámara lenta
Los chicos disfrutan del esquí y del paisaje en el Cerro Catedral, en Bariloche.

Quienes practican el slow ski se detienen a disfrutar de paisajes como éste en Vail. (clickear para agrandar imagen).Ya hemos hablado del turismo slow y hasta de algunos destinos tranquilos, pero ahora nos llegó el turno de hablar del slow ski (o esquí lento), que es ni más ni menos que el que muchos amantes de este deporte invernal practican ¡en primavera!

Así es, lejos del bullicio de las pistas superpobladas, los esquiadores eligen la estación de las flores para aprovechar tanto las ofertas porque la temporada alta está terminando como la tranquilidad de las zonas casi desérticas.

A quienes eligen una vida más slow en contraposición a la agitada existencias posmoderna, se le suman los que les tomaron el gustito a esto de esquiar mirando el paisaje detenidamente, sin escollos ni personas a esquivar a la vista y, encima, gastando mucho menos. Porque de eso trata básicamente esta modalidad: esquiar, parar, disfrutar, inmortalizar el paisaje en la retina, respirar sin apuros, comulgar con la naturaleza y hasta hacer un alto para saborear una rica comida y luego seguir el trayecto.

Los esquiadores disfrutan de la vista en Parsenn (clickear para agrandar imagen).Entre los lugares del mundo en los que se puede practicar el esquí lento se encuentran Lech, en Austria, y Lake Louise, en las Rocosas Canadienses. Pero los destinos más grandes, renombrados y conocidos no son los únicos. También están los más pequeños, y quizás los más disfrutados por quienes eligen esta modalidad. Entre ellos podemos mencionar Port Ainé, en España y Villars-sur-Ollon en Suiza.

Para quienes quieren combinar el deporte blanco con paisaje e historia, Cinque Torri, en los Dolomitas, es el destino perfecto ya que allí se encontraban las trincheras italianas durante la Primera Guerra Mundial.

Bariloche, en Argentina, también es un lugar apto para practicar esta modalidad, aunque hay que esperar hasta mediados de septiembre, cuando las pistas comienzan a liberarse.

¿Te gusta Davos? Entonces aprovecha la zona de Schatzalp-Strela, donde en diciembre la tranquilidad invade sus rincones y el slow ski se practica a pleno.

¿Ya seleccionaste tu próximo destino para practicar el esquí lento? ¡A disfrutar!

Si alguna vez practicaste slow ski, cuéntanos tu experiencia aquí.

Otras notas sobre
Deportes
Comentá esta nota en Facebook
Envianos un comentario sobre esta nota
Demuestre que no es un robot!

Galería
Acceder a Galería
Encuestas
Has hecho algun viaje turistico durante la pandemia de COVID-19




Ver Encuestas Anteriores