Jueves 18 de Agosto de 2022

Logo
25 de octubre de 2007
(519 votos)

Elige tu propia aventura: sigue la ruta del Código Da Vinci, visita la escuela de Harry Potter y mucho más

Son varios los libros, películas y series televisivas, entre otros productos de entretenimiento, que tienen un sustento real. Y, muchas veces, esa dosis de veracidad está dada por las locaciones. En esta nota, un rápido recorrido por las ciudades, paisajes y edificios que fueron inmortalizados en letra de molde o celuloide y que hoy se han convertido en rutas turísticas.
Elige tu propia aventura: sigue la ruta del Código Da Vinci, visita la escuela de Harry Potter y mucho más

¿Cuántas veces un buen libro o una película nos hicieron desear sumergirnos en ese fantástico mundo que nos relataban? Para que los anhelos se transformen en realidad, ya son varios los países que implementaron rutas turísticas literarias, arquitectónicas, de películas… En fin, un recorrido por los rincones que supieron ser protagonistas de grandes historias.

Viajes de película

París, Roma, Milán, Edimburgo, Nueva York y Londres son las grandes ciudades en las que El Código Da Vinci dejó su marca. Los amantes de esta misteriosa novela (llevada al cine con Tom Hanks y Audrey Tautou) pueden seguir los pasos de Sophie a través la Ciudad Luz, donde Robert Langdon conoce la noticia del asesinato de Jacques Saunière. El Louvre, la iglesia de Saint-Sulpice, el Obelisco y sus coquetas calles y bistrós son el inicio de un tour que continúa en Italia, la escocesa Edimburgo, Nueva York y los imperdibles mercadillos londinenses. En este caso, puedes optar entre un paseo virtual para viajar con la imaginación desde la comodidad de tu hogar (necesitarás tener instalado Google Earth), guías especializados para recorrer las galerías del museo francés donde inicia y termina la historia o una visita por las locaciones londinenses.

La fiebre por Harry Potter ya excedió al mundo de los libros y del cine. Ahora llegó al turismo: las ciudades inglesas de Oxford y Gloucester son los lugares elegidos por los pequeños (y no tanto) fanáticos del mago y sus amigos. Muchas de las escenas de la Escuela Hogwart fueron rodadas en la Universidad de Oxford, lugar hasta el que se acercan diariamente los seguidores del film para hurgar en sus recovecos e intentar encontrar algún rastro de su ídolo. El comedor, las escaleras, la biblioteca y el hospital, entre otros, le pidieron prestadas sus paredes a esta casa de altos estudios. En tanto, la catedral de Gloucester también es epicentro de las visitas, ya que fue retratada en la saga, cuando los fantasmas y los portarretratos parlantes se apoderan de la pantalla. (Puedes encontrar información aquí y aquí.)

La lista de viajes de películas es inagotable. Así, podríamos mencionar la ruta del film Piratas del Caribe: La maldición del Perla Negra –con distintas opciones para descubrir el Caribe en clave de aventura–, los imponentes paisajes de Nueva Zelanda que fueron inmortalizados en la trilogía de El Señor de los Anillos, o las calles de la ciudad de Vilnius, en Lituania, donde el temerario caníbal Hannibal Lecter pasó su infancia.

España artística

Sin lugar a dudas, Antoni Gaudí es sinónimo de Barcelona, aun para quienes nunca han puesto un pie en suelo español. La Sagrada Familia, su obra inconclusa, se transformó en ícono indiscutido de la ciudad. Pero, por supuesto, ésta no fue la única creación del genial artista. Y como son muchos los admiradores que el arquitecto posee en todo el mundo, qué mejor forma de conocerlo que a través de sus monumentos. La empresa Iconos Serveis Culturals propone introducirse en el mundo de Gaudí, tomando como punto de partida “su fatídico accidente de tranvía que le costó la vida”. El recorrido prevé varias paradas, que incluyen la Casa Batlló y La Pedrera, entre otras.

Otro de los personajes más atrayentes de España es Pablo Picasso. La Barceloneta o zona del puerto, la Ciudad Vieja que rodea el Barrio Gótico, las Ramblas y el Raval son parte del itinerario que estipula una visita por los sitios más característicos de las noches bohemias de la Barcelona del 1900.

Las letras también tienen su influencia en los viajeros y es por eso que La Catedral del Mar (primera novela de Ildefonso Falcones) y La Sombra del Viento (de Carlos Ruiz Zafón) poseen su propio tour por la ciudad española.

Escocia literaria y algo más

Escocia es otro de los países que encontró en el arte un estímulo para el turismo. Robert Burns, poeta nacional escocés, tiene su propia ruta (Robert Burns Trail), a través de la cual se llega a su casa-museo y su pub favorito. Walter Scott, reconocido novelista, y otras destacadas plumas como William Wordsworth y James Hogg tampoco se quedan atrás y poseen sus propios itinerarios.

“En la capital de Escocia encontrará infinidad de lugares asociados al mundo de las letras, siendo quizás Edimburgo la ciudad más literaria del país, donde se celebra anualmente el Festival Internacional de Edimburgo, uno de los grande eventos de su calendario de festivales”, anuncia desde su página web el ente oficial de turismo. Nombrada por la UNESCO como primera Ciudad Mundial de la Literatura, la capital escocesa inspiró a grandes autores como Robert Louis Stevenson –quien se basó en la verdadera historia de Deacon Brodie para su novela El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr Hyde–, Muriel Spark (Los mejores años de Miss Brodie) y ni más ni menos que J. K. Rowling, la creadora del suceso mundial Harry Potter, quien ideó las aventuras del pequeño mago mientras residía en Edimburgo. Conan Doyle (inventor del entrañable Sherlock Holmes) y Kenneth Grahame (autor de El viento en los sauces) no se quedan afuera de esta interminable lista.

Sin embargo, no todo es literatura en Escocia. Muchas de sus locaciones fueron inmortalizadas por las cámaras de cine y televisión. Hasta ellas se acercan, a diario, cientos de turistas para fotografiarse en el mismo lugar en el que estuvieron sus estrellas favoritas. Entre los lugares más famosos del país se encuentran los exteriores del castillo de Culzean, en Ayrshire, que oficiaron de mansión de Lord Summerisle en la película El hombre de mimbre. En el noroeste, en tanto, está la capilla de Rosslyn, donde se desarrolla la novela de Dan Brown, El código Da Vinci, y que fue también escenario del film del mismo nombre, protagonizado por Tom Hanks y Audrey Tautou.

Otro de los grandes hitos cinematográficos de las últimas décadas fue, sin dudarlo, Trainspotting. La oficina de turismo de Escocia invita a todos los viajeros a descubrir “cómo el descarnado retrato de Leith ha pasado a la historia, con la completa renovación del antiguo puerto marítimo y su amplia selección de bares y restaurantes, además de tiendas de calidad”.

Objetos y paisajes de diferentes películas (Carrozas de Fuego y Un tipo genial, entre otras) se suman al visitado viaducto de Glenfinnan, que aparece en Harry Potter y la cámara de los secretos, y a las pintorescas cascadas de Dochart, donde Peter Sellers, Ursula Andress, David Niven y Orson Welles filmaron Casino Royale.

Queda claro, entonces, que tanto los apasionados por la literatura como los adictos al séptimo arte pueden encontrar una propuesta turística que cumpla con sus expectativas. Las hay para todos los gustos. Y para todos los presupuestos. Por eso, en este caso, el final feliz está asegurado.

Otras notas sobre
Harry Potter - Da Vinci - Cine - Aventura - Rutas
Comentá esta nota en Facebook
Envianos un comentario sobre esta nota
Demuestre que no es un robot!

Galería
Acceder a Galería
Encuestas
Has hecho algun viaje turistico durante la pandemia de COVID-19




Ver Encuestas Anteriores