Jueves 18 de Agosto de 2022

Logo
10 de noviembre de 2008
(500 votos)

Turismo para el alma y el cuerpo

Viajar y relajarse suelen ser sinónimos y ahora parecen serlo más que nunca. La modalidad de retiros de yoga combina el placer de viajar y conocer paisajes nuevos con la saludable práctica de esta disciplina que no para de sumar adeptos.
Turismo para el alma y el cuerpo

Cuando pensamos en viajes y turismo, generalmente vienen a nuestra mente destinos que podríamos denominar “clásicos”, como visitar ciudades importantes, centros históricos, paraísos cerca del mar o parques de diversiones, etc.

Con el tiempo, se fueron haciendo populares otras modalidades turísticas que no sólo se dirigen a adentrarse en la cultura de nuevos lugares sino que también incorporan una naturaleza temática determinada. Así, se pueden nombrar variadas categorías para todos los gustos como el turismo gastronómico, musical, religioso, ecológico, natural y de salud, entre otros.

Los “Retiros de Yoga” (“Yoga Retreats”) son una forma de turismo temático que está adquiriendo una importancia creciente a nivel mundial. Son eventos grupales en los que la práctica y conocimiento del yoga y de sus técnicas más importantes (meditación, respiración, relajación, principalmente) se convierten en el elemento central. En todos los retiros se encuentran diferencias en la intensidad de la práctica, el estilo, la duración o la combinación con otros elementos (caminatas o montañismo). Lo particular de este tipo de turismo es que muchas veces se realizan en zonas que también tienen los atractivos propios de cualquier centro turístico.

¿Qué puede encontrar un turista al participar en uno de estos retiros?

Lo que cualquier turista busca cuando sale de su medio habitual es, en general, sentirse bien y disfrutar. Sumado a la importancia personal del lugar que conocimos, cuando terminemos el retiro, tendremos algo que podremos recordar y comentar en el futuro para prolongar los sentimientos positivos.

Un retiro de yoga puede significar una experiencia grata con resultados que configuren un recuerdo de esos que atesoramos por mucho tiempo:

- Sentirnos relajados

- Olvidar y descargar algo del estrés que acumulamos día a día

- Un sentimiento de bienestar general y animosidad

- Mayor flexibilidad y dinamismo

- Conocimiento de técnicas y puntos de vista que pueden diferir muchísimo de aquello a que estamos acostumbrados

- El compartir con maestros y compañeros los distintos hechos, anécdotas y descubrimientos que vayan a acaecer durante los días de retiro

Una cosa es segura: la mayoría encuentra algo muy distinto a cualquier experiencia turística “normal”, ya permite introducirse en un camino de conocimiento interno y permite la vida como una fuente permanente de alegría y aprendizaje.

¿Podemos obtener estos resultados con el yoga?

El yoga proporciona la capacidad de utilizar recursos internos a través del conocimiento y práctica de metodologías que tienen varios miles de años. Estos recursos producen una serie de efectos en todas las áreas y niveles de una persona.

- Primero que nada, aprendemos a trabajar con nuestro cuerpo. Frente a un mundo que nos exige el uso de la tecnología para hacer gran parte de nuestras actividades, el cuerpo va siendo crecientemente subutilizado. El yoga trabaja el cuerpo, flexibiliza las articulaciones, fortalece los músculos y produce endorfinas, sustancias generadoras del bienestar.

- El aire es un recurso que no se aprovecha bien, respiramos mal. Una persona puede quedar hasta semanas sin comer, unos días sin beber agua, pero no aguantaríamos ni 5 minutos sin respirar. El yoga trabaja muy intensamente con la respiración y lo denomina pranayama (control de la energía vital de la respiración).

- La mente también es un recurso muy importante. Gran parte de las desventuras que sufrimos son originadas por nuestras propias mentes, que nunca están satisfechas, que siempre están “rumiando” el pasado o mirando al futuro como una fuente de miedo. El yoga brinda mecanismos para calmar la mente y reforzarla para orientarse adonde la necesitamos y percibir nuestra vida con mayor bienestar y plenitud.

- La meditación, uno de los componentes centrales del yoga, además de permitir el control de la mente, permite descargar aquellos recuerdos que han marcado en nuestras neuronas.

- La relajación y la meditación permiten manejar mejor el estrés (descargarlo y reaccionar mejor frente a factores que lo generan).

- Canalizar la energía es vital, se dice que existe una red de “cañerías energéticas” que recorren todo el cuerpo. Los problemas en esta red, repercuten en problemas orgánicos, mentales y emocionales. El yoga, a través de los movimientos corporales, la respiración y la meditación, mejora la transmisión energética, y libera una fuente inmensa de ella, conocida como Kundalini y revitaliza las “estaciones repetidoras” o chakras.

- El recurso que nos define es nuestra conciencia. Para el yoga nuestro componente espiritual puede expresarse en nuestras vidas. Utilizando sus técnicas, mejorando el flujo energético y de la respiración así como controlando la mente, podemos entrar en contacto con ese plano que descubre el yo interior y hace aflorar la felicidad como estado natural.

- Obviamente, algunos de estos efectos requerirán más que una semana o un fin de semana. Pero, luego de estas experiencias, seguro se abrirá en los participantes un fuerte deseo de integrar esta técnica a su vida.

Algunas consideraciones

El yoga está hecho para todos, sin importar el género, la edad e, incluso, la existencia de problemas de salud, y no requiere algún tipo de confesión o creencias religiosas. Si bien, generalmente se recitan mantras en sánscrito o gurmukhi, que tienen significados religiosos aceptables para cualquier orientación, estos cumplen un doble rol: sirven de “ancla” para calmar la mente y tienen un propósito vibratorio determinado.

Deben buscarse eventos que se adecuen a cada uno. Por ejemplo, si somos principiantes buscar uno a este nivel. Podemos discriminar los estilos que más se adapten a nosotros. Hay estilos más fuertes en la parte física, o en la meditación, más espirituales, etc. También importa la duración, para concordar con el tiempo que podemos destinar.

Hay este tipo de eventos en casi todo el mundo. Por supuesto, la India desde mucho tiempo concentra un flujo muy importante de visitantes que van a visitar los ashrams de los yogis más reconocidos. Pero en todos los continentes se ofrecen diversas alternativas. En el continente americano los Estados Unidos se destacan por el gran volumen de practicantes y por tener el centro Kripalú, donde participan Deepak Chopra y Daniel Goleman como parte del staff. En México y toda la región del Caribe tienen lugar periódicamente retiros de yoga. En Chile, Perú (incluso hay algunos organizados en Machu Pichu), Colombia y Argentina, donde destaca Córdoba con su fuerza energética, Bariloche con su belleza natural y, en los últimos tiempos, ha surgido en Entre Ríos, una alternativa para combinar el yoga con el termalismo, para beneficio de los que participar en el programa Yoga & Termas.

Colaboración de : José Alfageme, Ananda Yoga Shala www.anandayogashala.com.ar

 

Otras notas sobre
Deportes - Relax
Comentá esta nota en Facebook
Envianos un comentario sobre esta nota
Demuestre que no es un robot!

Galería
Acceder a Galería
Encuestas
Has hecho algun viaje turistico durante la pandemia de COVID-19




Ver Encuestas Anteriores