Viernes 12 de Agosto de 2022

Logo
21 de junio de 2010
(858 votos)

Samsonite celebra cien años junto a los viajeros

Conoce la historia de una de las marcas de equipajes más innovadoras y codiciadas del mundo.

Resistencia y robustez. Calidad y estilo. Esos son los atributos que distinguen a Samsonite, una de las marcas más importantes de equipaje a nivel mundial que en 2010 celebra un siglo como líder respetado de un mercado disputado y competitivo.

Desde que fue creada en 1910 por el empresario Jesse Shwayder, Samsonite ha forjado una larga historia de presentaciones de diseños novedosos. Hoy, es una corporación internacional que ofrece soluciones de viajes hechas con los materiales más ligeros y resistentes a través de una amplia gama de líneas de productos disponibles en más de 120 países más alrededor del mundo.

Sus inicios

Samsonite debe sus inicios a Jesse Shwayder, un modesto empresario nativo del estado de Colorado, en el oeste de Estados Unidos, la salvaje y montañosa tierra de oportunidades, riesgo y especulación.

Jesse aprendió los principios básicos de la manufactura de baúles en la tienda de misceláneos de su padre Isaac. Con buen olfato para los negocios, identificó una creciente demanda de equipaje en la medida que un mayor número de personas viajaba de costa a costa buscando hacer fortuna.

Primero, entonces, solicitó empleo como representante de ventas de un productor de equipaje con sede en la costa este. Así, pudo comenzar a ahorrar con la idea de independizarse. A los 28 años, apostó la totalidad de su fortuna de 3.500 dólares para fundar Shwayder Trunk Manufacturing Company y comenzar a fabricar robustas petacas de madera. Era 1910 y estaba aún más convencido de las oportunidades económicas que representaba el creciente mercado de equipaje.

Como el negocio marchaba bien, Jesse quiso compartir su éxito e invitó a sus hermanos y a su padre a ayudarle, cambiando eventualmente el nombre a Shwayder Bros. Inc.

Jesse combinó su sentido comercial innato con su experiencia en la industria del equipaje para desarrollar una estrategia de negocios que aplicó desde el principio y que sigue vigente al día de hoy. Consciente de que enfrentaba la fuerte competencia de fabricantes acaudalados, inmediatamente destacó sus productos con una mejor calidad, cobrando el precio más alto que el mercado podía soportar. No tuvo que esperar mucho para que el tiempo le diera la razón: en 1926, Samsonite celebró su primer millón de dólares en ventas.

El origen del nombre

Para reflejar la durabilidad y resistencia de sus productos, los Shwayder bautizaron con el nombre de “Samson” (Sansón), el poderoso personaje bíblico, a una de sus primeras piezas de equipaje.

Además, con el objetivo de enfatizar y ofrecer una prueba visual del concepto, se tomaron en 1916 una fotografía que se convertiría en todo un éxito publicitario: los cuatro hermanos y su padre, cuyo peso combinado excedía los 450 kilos, se pararon sobre una tabla que colocaron por encima de una de sus valijas. La leyenda del aviso decía: “Bastante fuerte como para aguantar el peso”.

En 1939, Jesse llamó “Samsonite” a uno de los nuevos modelos. El nombre del producto se volvió tan popular en los siguientes 25 años que los Shwayder decidieron capitalizar su creciente popularidad y cambiaron la razón social de la compañía de Shwayder Bros. Inc. a Samsonite Corporation en 1965.

Innovación permanente, la clave

Siempre a la vanguardia del diseño, Samsonite fue incorporando nuevos materiales y métodos de fabricación a lo largo de sus cien años de existencia. En la década de 1950, por ejemplo, cambió la pesada construcción de madera por la entonces revolucionaria técnica del magnesio en hojas y extruido, combinado con celulosa de etilo moldeada por inyección. Y luego comenzó a utilizar el termoplástico ABS (Acrilonitrilo Butadieno Estireno) para crear sus famosas valijas rígidas moldeadas.

Junto con el uso de la máxima tecnología en sus procesos de fabricación, Samsonite también se distingue por la creatividad y la innovación: año a año, la marca sorprende con novedosos productos que marcan tendencia en equipaje.

Ya en 1941, Samsonite fue el primer fabricante que decidió enfatizar el concepto de equipaje “ligero” como ventaja, de la mano de su modelo Streamlite. En 1956, la línea Ultralite, hecha de ligero magnesio y ABS, ahondó en el concepto.

En 1958 llegó uno de los modelos más revolucionarios de la marca: Silhouette, el equipaje más avanzado fabricado hasta ese entonces, que se distinguía por su forma moderna y por los herrajes empotrados para protegerlos del desgaste. Por su parte, la valija Saturn, lanzada en 1964, fue la primera de polipropileno con armazón de conchas moldeadas por inyección y se convirtió en la forma más aceptada de producción del moderno equipaje rígido.

La línea Oyster, caracterizada por dos conchas rígidas de igual tamaño que se abren como una ostra y tienen un sistema de sujeción de tres puntos (arriba y a los lados), salió a la calle en 1986 y resultó un récord de ventas. Otros diseños exitosos fueron Xylem, la valija de manija ancha, y Hardlite, el primer producto en la industria de equipaje y bolsos que tiene una estructura rígida, resistente y ligera en forma de concha debido a la inyección de sus paneles termo-formados. Ambos empezaron a comercializarse en 2002.

En lo que hace a detalles para la comodidad y la conveniencia de los viajeros, Samsonite también se ha destacado con varios de sus productos. Así, 1974 fue un año trascendental: nació la primera maleta con ruedas, bajo la ya existente línea Silhouette. En 1990, lanzó un sistema de “montaje” que permite acoplar y sujetar un bolso más pequeño arriba de otra pieza de equipaje con ruedas. En 1997, presentó Ultra Transporter, la primera maleta vertical que se puede empujar o jalar y que tiene un interior organizado. En 2000, apareció el primer producto con cuatro ruedas. Y, en 2008, la empresa introdujo Graviton, con ruedas que amortiguan los impactos.

La gama de productos Cosmolite, presentada en 2009, es uno de los últimos grandes éxitos de Samsonite, no sólo de ventas sino también en cuanto a premios de diseño. Está hecha con la tecnología Curv, un material reforzado hecho de hilos de polipropileno tejidos que marca un nuevo concepto en termoplásticos y es tan fuerte que se ha utilizado en chalecos a prueba de balas.

Liviano, exigencia del equipaje moderno

Samsonite celebra su centenario con la presentación global de la maleta blanda más ligera que existe en el mundo: se llama B-Lite y pesa sólo 2,2 kilos. Una verdadera pluma si se la compara con las de 10,2 kilos que Shwayder fabricó en los primeros años de la compañía.

Esta nueva maleta superliviana será una gran aliada de los viajeros a la hora de cumplir con los requisitos cada vez más estrictos de las aerolíneas de todo el mundo en materia de reducción del peso.

Comentá esta nota en Facebook
Envianos un comentario sobre esta nota
Demuestre que no es un robot!

Galería
Acceder a Galería
Encuestas
Has hecho algun viaje turistico durante la pandemia de COVID-19




Ver Encuestas Anteriores