Viernes 12 de Agosto de 2022

Logo
21 de junio de 2007
(585 votos)

Intercambio de vivencias: tú viajas, él viaja, yo viajo

Con la intención de brindar respuestas a la incertidumbre que aparece a la hora de planificar un viaje, una comunidad virtual y solidaria logra conjugar el deseo de viajar con información de primera mano acerca de cómo y dónde hacerlo.
Intercambio de vivencias: tú viajas, él viaja, yo viajo
Gracias a Internet, viajeros de todo el mundo se organizaron en torno a una comunidad virtual basada en la hospitalidad y la solidaridad.

Con las nuevas oportunidades que brinda la explosión de Internet y la proliferación de distintas comunidades virtuales, no hace falta más que subir a la web un relato personal de experiencias para que el viaje de un turista por cualquier lugar del mundo deje de ser sólo una vivencia individual y pase a ser una verdadera experiencia colectiva.

Datos sobre últimas novedades, sitios para visitar, hospedajes accesibles, curiosidades y costumbres inhóspitas, entre muchas otras, son publicadas de primera mano y compartidas a través de un espacio de intercambio solidario y voluntario de información turística: el Club de la Hospitalidad.

¿Qué mejor que poder a acceder a información precisa acerca de alojamientos e información turística de distintos puntos del planeta producida por sus mismos habitantes o por viajeros expertos? Desde el momento en que un turista publica su vivencia y sugerencias, ya no sólo viajó él, sino que todos podemos conocer su itinerario y repetirlo (o mejorarlo).

La sabiduría de viajeros experimentados, por un lado, tiene su contrapartida en muchos otros inexpertos que buscan el mejor destino para conocer y consejos para que sus viajes resulten un éxito. La idea es simple: un grupo de voluntarios de distintas nacionalidades encontraron la manera de que sus casas y experiencias vividas en distintos lugares del mundo puedan transformarse en un servicio para otros turistas con ganas de viajar. Se trata de una verdadera cadena de consejos y favores online.

Esta comunidad turística virtual, un excelente lugar para compartir información y recursos en cuestión de minutos, tiene como principal motor la hospitalidad, pero sobre todo se sostiene gracias al interés compartido de conocer nuevos horizontes y formas de vida.

Uno más uno: millones

El Club de la Hospitalidad nació con el objetivo de acercar a la gente: anfitriones e invitados, viajeros y nativos. Sus miembros, de más de 300 países de los 5 continentes, se ayudan voluntariamente unos a los otros cuando viajan, brindando desde oportunidades de alojamiento hasta recomendaciones de visitas guiadas.

Acceder a ser miembro de esta preciada comunidad –gratuita y abierta a todos los interesados– permite disfrutar de dos capitales altamente cotizados en el mundo de hoy: información y sensaciones, ya que por lo general cada viaje está unido a una historia.

La tendencia creciente es la generación de comunidades agrupadas por un interés común: hobbies, vocaciones, hábitos, gustos y, por qué no, turismo. Así, este club no es más que una muestra del fenómeno virtual de los últimos años, donde Internet ha posibilitado que se acorten las distancias y relativicen las fronteras.

¡Bienvenido al club!

Sólo los miembros pueden aprovechar las ventajas del Club de la Hospitalidad y el único requisito para convertirse en parte de esta comunidad online es dar información correcta y verdadera sobre uno mismo. El hilo conductor y principal motor de esta experiencia se basa en ayudarse los unos a los otros a la hora del tan deseado y mentado viaje, ya sea dando un techo bajo el que dormir por la noche o con una visita guiada por la ciudad.

“Este Club es realidad gracias a voluntarios que creemos que poniendo en contacto a los viajeros con personas del lugar que visitan y dándoles a estos últimos la oportunidad de conocer personas de otras culturas podemos hacer de este mundo un lugar mejor para vivir”, se presentan sus miembros.

Cada integrante del club puede buscar y, por supuesto, encontrar gente simpática en todo el mundo para quedarse en su casa a dormir o para que le enseñen las cosas bonitas de los alrededores. Y para no transformar esta inusual experiencia en una pesadilla, antes de pedirle ayuda a otro miembro el interesado puede recorrer los perfiles de todos los socios y ponerse en contacto con las personas que más le agraden.

El sitio, por supuesto, tiene reglas para el intercambio seguro y cada miembro debe dar su nombre completo, su número de pasaporte y su número de usuario para ser aceptado por otro de forma confiable.

De esta manera, una gran comunidad viajera está funcionando. Con este tipo de oportunidades en marcha, ya no quedan excusas acerca de cómo acceder a las mejores oportunidades turísticas y pronto dejarán de tener sentido preguntas del estilo: ¿adónde viajo?, ¿dónde me hospedo? o ¿será lindo ese país?

Más información: http://esp.hospitalityclub.org/

Otras notas sobre
Intercambios - Hospitalidad
Comentá esta nota en Facebook
Envianos un comentario sobre esta nota
Demuestre que no es un robot!

Galería
Acceder a Galería
Encuestas
Has hecho algun viaje turistico durante la pandemia de COVID-19




Ver Encuestas Anteriores