Martes 09 de Agosto de 2022

Logo
24 de agosto de 2011
(719 votos)

Diferencias y similitudes en las clases de los medios de transporte

Las clases en los aviones y los cruceros ya no son lo que eran, hoy hasta en las categorías más bajas los pasajeros consiguen tecnología y confort. Te contamos que clases podés encontrar en estos medios de transporte y en que se diferencian unas de otras.

A la hora de viajar, la clase que elijamos o podamos pagar en el avión o en un crucero, va a definir la comodidad y el lujo al que accederemos.Hoy, más que en otras épocas, las clases cuentan con diferencias abismales en el confort, la comida y más que nada, en la cantidad de espacio de la que se dispone durante el vuelo o el crucero.

En los aviones actuales, la diferencia del servicio entre primera clase y business, y la clase turista es abismal, pero también lo es la diferencia en el precio.

El trato preferencial de los pasajeros de primera clase comienza desde que llegan al aeropuerto, estos privilegiados gozan de mostradores exclusivos para no hacer fila en sus trámites de check in y algunas aerolíneas les asignan asistentes para que los ayuden con su equipaje antes de despacharlo. El ticket de primera clase también permite a su portador, llevar hasta 30 o 40 kilos de equipaje sin recargo, casi el doble de lo que pueden llevar los pasajeros de clases inferiores.

Otro de los servicios a los que acceden los que viajan en business o primera clase es la Sala Vip, un salón con todas las comodidades (gratuitas) para mitigar la espera.

Conexión a internet inalámbrica, computadoras disponibles, celulares, entretenimiento de todo tipo con la última tecnología, comida y tragos de cortesía, entre otras cosas. Los servicios varían según la aerolínea.

Ya en el avión, los pasajeros tienen una experiencia de vuelo totalmente diferente a la de aquellos que viajan en turista. Los asientos se reclinan totalmente, y algunos tienen hasta 2 metros de longitud y son enfundados en sábanas de algodón egipcio, dando la posibilidad de dormir como si estuviera en su propia cama. Los pasajeros reciben mantas y pijamas de diseño, además de productos de higiene de las marcas más reconocidas del mundo.

La aerolínea Emirates, por ejemplo, ofrece a sus pasajeros de primera clase un vestidor con ducha privada y un teléfono celular satelital individual. Otras aerolíneas asiáticas cuentan con asientos masajeadores y espacios con toda la tecnología para aquellos que quieran aprovechar el tiempo de vuelo trabajando. Por supuesto, la comida es a la carta y -a veces- los menúes son pensados especialmente por reconocidos chefs.

Por otro lado, los pasajeros de clase turista deben hacer la fila y esperar su turno junto con los otros viajeros que abordarán su avión. Ello tienen un tope en la cantidad de valijas y el peso de estas (por lo general son 20 kilos) y si se exceden deben pagar por cada kilo extra.

Dentro del avión, las comodidades y el entretenimiento para los pasajeros “turistas” ha mejorado muchísimo, con una gran cantidad de películas y música a elección. En los últimos años, aerolíneas como American Airlines, posibilitó que sus pasajeros de clase económica puedan conectar sus dispositivos móviles al avión para escuchar canciones y ver películas a través de sus aparatos.

El verdadero problema de viajar allí es la falta de espacio, los pasillos son angostos, los asientos están muy juntos y estirar las piernas es casi imposible, lo que hace que los viajes largos se vuelvan interminables e incómodos. Pero, poco a poco, se están abriendo opciones para mejorar la calidad del servicio, por ejemplo Air New Zealand acaba de implementar un sistema llamado “cuddle class” (clase para acurrucarse), que son unos asientos que permiten que dos personas se acuesten, pero de manera perpendicular al pasillo, usando el largo de 3 asientos.

Cruceros

En los cruceros, el servicio es mucho más democrático que en los aviones. En la mayoría de las empresas navieras, todos los pasajeros pueden acceder a todos los servicios y entretenimiento que se ofrece. No hay menúes especiales, ni lugares exclusivos para un grupo selecto, sino que todo es all inclusive para todos.

La única diferencia que hay entre los pasajeros es la ubicación y el tamaño de los camarotes, ya que se puede tener un camarote interno, un camarote interno pero con una ventana, o un camarote con un balcón, todos ellos con la misma extensión. Algunos privilegiados pueden acceder a suites espaciosas que, por lo general, cuentan con muchos metros de extensión y una terraza privada.

Comentá esta nota en Facebook
Envianos un comentario sobre esta nota
Demuestre que no es un robot!

Galería
Acceder a Galería
Encuestas
Has hecho algun viaje turistico durante la pandemia de COVID-19




Ver Encuestas Anteriores