Viernes 12 de Agosto de 2022

Logo
07 de octubre de 2015
(835 votos)

10 chistes de viaje para divertirse mientras no se viaja

Un poco de humor nos ayuda a reír y pensar en aquellas anécdotas divertidas que hemos vivido durante el último viaje.
10 chistes de viaje para divertirse mientras no se viaja
Fotografia de Marco Arcangeli

Por Guadalupe Araoz

Recolectamos diez chistes para pasar el rato riendo, como la chica de la fotografía tomada por Marco Arcangeli, mientras estamos en la rutina esperando que lleguen las vacaciones. ¡A reír y compartir!
Volando a Europa
Un avión cae al mar y el capitán dice: -“Los que sepan nadar al lado izquierdo. Los que no sepan nadar, al lado derecho. Pasajeros del lado izquierdo, hagan el favor de nadar hasta esa isla cercana. Pasajeros del lado derecho, nuestra Línea Aérea agradece su confianza. Gracias por volar con nosotros”.
Una brasileña
Marta se va de viaje a Brasil por dos semanas. El marido la lleva al aeropuerto y le desea un feliz viaje. Ella le responde: -“Gracias cariño, ¿qué quieres que te traiga?”. A lo que él contesta bromeando -“¡Una brasileña!”. Sin decir nada más, se despiden.
Dos semanas después, el marido la va a buscar al aeropuerto y le pregunta: -“¿Cómo te fue en el viaje amor? ¿Y mi regalo?”. La mujer sonriendo contesta: -“Ah… Verás, hice lo que pude así que ahora tenemos que esperar unos meses para saber si es brasileña o brasileño”.
Etnoturismo en Colombia
Una familia sale en su coche hacia la región de la Orinoquia para vivir una experiencia de etnoturismo. Buscando alguna comunidad indígena toman, sin percatarse, una calle en contramano y súbitamente aparece el guardia de tránsito: -“Señor, ¿no vio la flecha?”. A lo que el padre contesta: -“¿Flecha? ¡si ni siquiera hemos visto los indios!”
Nueva York en primera clase
Una guapa y joven rubia sube a un avión rumbo a Nueva York con un pasaje en clase turista. Cuando llega al avión busca su asiento pero se encuentra primero con los de primera clase. Viendo que éstos son mucho más grandes y confortables, decide sentarse en el primer asiento vacío que ve. La azafata mira su billete y le dice que su asiento es de clase turista. La chica responde: -“Soy joven, rubia y guapa, y voy a sentarme aquí hasta llegar a Nueva York”. Frustrada, la azafata va a la cabina e informa al capitán del problema.
El capitán va a hablar con ella volviendo a decirle que su asiento es de clase turista.
La rubia responde: -“Soy joven, rubia y guapa, y voy a sentarme aquí hasta llegar a Nueva York”. El capitán no quiere causar problemas al resto de pasajeros de la clase, con lo que se retira a la cabina para comentarle el problema al copiloto. El copiloto le dice que su novia es rubia y que puede hacerse cargo del problema, así que va a verla y le susurra algo al oído. Ella inmediatamente se levanta, le agradece, lo abraza y se va a sentar a su asiento de clase turista. El piloto y la azafata, que estaban observando la escena, corren a preguntarle al copiloto que le ha dicho para convencer a la chica rubia. El copiloto les dice: -“Solamente le informé que los asientos de primera clase no van a Nueva York”.
Perros calientes
Dos turistas chinos se van de vacaciones a Estados Unidos y compran un par de perritos calientes. Uno de ellos se queda mirando su bocadillo con cara de asco y le pregunta al otro: -“Oye, ¿a ti que parte del perro te han dado?”
Viagra para quemaduras
Un turista llama desesperado al servicio de emergencia médica de una localidad junto a la playa: -“¡Me quedé dormido al sol boca arriba en la playa y ahora estoy todo quemado! ¿Qué puedo hacer?”. El médico le aconseja: -“Esta noche, al acostarse, unte todo su cuerpo con una crema de Aloe Vera, tómese dos pastillas de viagra y duerma boca arriba”. El turista asombrado le consulta: -“Lo del Aloe Vera y dormir boca arriba lo entiendo, pero, ¿para qué el viagra? El doctor responde: -“Para que la sábana no le toque el cuerpo”.
La cajita de rayos
Una señora estaba en un avión y al ver que estaba tronando se asusto y le preguntó al capitán: -“¿Si le cae un rayo al motor 4 qué pasa?”
El Capitán le respondió: -“Bueno con tres motores estamos capacitados para volar perfectamente bien”.
“¿Y si le cae un rayo al motor 3?”
- “Bueno con dos motores llegamos más o menos a una buena distancia a toda máquina”.
- “¿Y si le cae otro rayo al motor 2?”
- “Bueno a toda máquina, con un motor podríamos llegar al aeropuerto más cercano”.
- “¿Y si le cae un rayo a ese único motor?”
- “Sacamos uno de repuesto y lo ponemos a funcionar hasta que lleguemos a la ciudad”.
- “¿Y si le cae otro rayo a ese motor?”
-“Sacamos el segundo motor de repuesto y lo ponemos y hacemos un aterrizaje de emergencia”.
- “¿Capitán de donde saca usted tantos motores de repuesto?”
- “¡Del mismo lugar donde está sacando usted tantos rayos!”
Mais grande do mundo
Un turista chileno entra a una farmacia en Río de Janeiro: - “Una bolsita de algodón, por favor”.
El farmaceuta le responde: -“¿Bolsita? Estamos en Brasil. Aquí tenemos el estadio más grande do
mundo, el Cristo más grande do mundo, las playas más grandes do mundo... Aquí no vendemos bolsitas, tome un kilo de algodón”.
El comprador acepta soprendido: -“Mmm… Y me vende por favor un frasquito de alcohol”.
-“¿Frasquito? Estamos en Brasil, aquí tenemos todo lo más grande do mundo. Tome cinco litros de
alcohol”.
El turista se queda en silencio.
-“¿Necesita algo más?”, pregunta el farmaceuta.
- “No, no... pensándolo bien, los supositorios mejor los compro en Santiago”.
Cielo estrellado
Una pareja se encuentran en un camping y luego de varias botellas de vino se quedan dormidos. A media noche él se despierta y codea a su novia: -“Mira hacia arriba, ¿qué ves?”
Ella responde: -“Millones de estrellas”.
- “¿Y eso qué te dice?”
- “No sé.. Qué somos tan insignificantes en este inmenso universo”.
- “No, ¡que nos robaron la carpa!”
Relación entre los continentes y las mujeres
Un hombre viajó por todo el mundo durante un año y a su regreso los amigos le preguntaron qué
escubrió en su experiencia. El hombre respondió sin dudar: “Aprendí que la mujer es como los
continentes:
De los 10 a los 15 es como Latinoamérica, en pleno desarrollo.
De los 16 a los 25 es como Asia: Mitad virgen, mitad descubierta... y muy sorprendente.
De los 25 a los 35 es como África: Ardiente y misteriosa.
De los 35 a los 50 es como Europa: Con mucha historia, pero siempre interesante.
De los 50 a los 60 es como Norteamérica: Tiene plata pero cada día es menos llamativa.
Y de los 60 en adelante es como la Antártida: Todos el mundo sabe dónde está, pero nadie la visita”.

Comentá esta nota en Facebook
Envianos un comentario sobre esta nota
Demuestre que no es un robot!

Galería
Acceder a Galería
Encuestas
Has hecho algun viaje turistico durante la pandemia de COVID-19




Ver Encuestas Anteriores