Jueves 18 de Agosto de 2022

Logo
21 de diciembre de 2007
(805 votos)

Vacaciones sin hijos

En busca de algo de tranquilidad y romanticismo, muchas parejas prefieren el turismo childfree, es decir, libre de niños. Por eso, ya son varios los alojamientos en diferentes puntos del mundo que ofrecen un ambiente lejos de los llantos y las mamaderas.
Vacaciones sin hijos

“Prohibido para menores”. Sin carteles, pero con ese espíritu, cada vez más ciudades del mundo aportan su granito de arena a esta tendencia que capta más adeptos día a día: turismo libre de niños. En busca de paz, los viajeros no quieren que nada ni nadie interrumpa su tan deseado descanso y, menos aún, el llanto de un bebé o los gritos de los pequeños al jugar. Para complacer a sus clientes, varios hospedajes se reservan el derecho de admisión a menores de edad.

Por supuesto, un alto porcentaje de las parejas que buscan sumergirse en un mundo exclusivo para adultos no tienen hijos e, incluso, promueven una vida sin ellos (por considerarlos una carga financiera y un obstáculo para el desarrollo profesional). De hecho, debido al incremento de estos grupos que deciden, por propia voluntad, no traer bebés al mundo –y, además, teniendo en cuenta que, por lo general, se trata de personas que invierten todos sus ingresos en mimarse a ellos mismos–, bares, restaurantes y hoteles, entre otros lugares públicos, comenzaron a brindar horarios, días o temporadas libres de chicos.

Sin embargo, el número de padres de familia en busca de una semana o quince días de relax, libertad y tiempo para sí mismos también va en aumento y desde hace algunos años se unieron a los miles de turistas que escogen hospedarse en alojamientos childfree. En la Argentina, por ejemplo, la posada La Protegida, en Tandil, se sumó a esta tendencia. En tanto, en la provincia de Córdoba, los dueños de las Cabañas Rancho Paradise ofrecen contemplar la maravilla del paisaje sin riesgos de ser interrumpidos por algún berrinche.

Suites de la Colina, también en Córdoba, es otra de las hosterías que no aceptan el ingreso de menores. Pero el fenómeno no sólo llegó hasta Argentina. Por supuesto, varios destinos paradisíacos y preferidos en muchas ocasiones por los mieleros brindan la posibilidad de vacacionar entre adultos. En Hawai, si bien no hay resorts exclusivamente libres de chicos, algunos hoteles, como el Hana-Maui, planifican temporadas childfree, que abarcan varios meses al año.

Las opciones no se limitan a la tierra. También en altamar hay posibilidades de “deshacerse” de los pequeños, ya que varios cruceros son exclusivos para mayores de 18 años o, incluso, algunos están divididos en varias zonas, una de las cuales permite que los adultos tengan su propio espacio, libre de la contaminación de los pañales.

Atentos a las necesidades del mercado, no tardaron en aparecer algunas agencias de viajes que ofrecen paquetes childfree. Tarea que no les resulta nueva ya que, según algunas estadísticas de la Travel Industry Association of America, es mayor el número de personas que viajan sin niños que quienes deciden hacerlo con ellos. Así, en 2003, el 32% de los turistas norteamericanos realizaron viajes exclusivos para adultos, mientras que sólo un 26% de los viajes registrados fueron con niños.

Jamaica, México, Argentina, Hawai y todo el Caribe son sólo algunos de los destinos en los que, en varios de sus hoteles, chupetes, pañales, mamaderas y juguetes no están permitidos.


Otras notas sobre
Niños
Comentá esta nota en Facebook
Envianos un comentario sobre esta nota
Demuestre que no es un robot!

Galería
Acceder a Galería
Encuestas
Has hecho algun viaje turistico durante la pandemia de COVID-19




Ver Encuestas Anteriores