Miércoles 07 de Diciembre de 2022

Logo
16 de junio de 2007
(393 votos)

Un avión amigo del medioambiente

Ante miles de personas, se presentó el Boeing 787 Dreamliner, una aeronave cuyo interior sorprende por su funcionalidad, comodidad e innovación. El flamante 787 promete, además, ser más rentable para las líneas aéreas y más progresista en términos ambientales para el planeta.
Un avión amigo del medioambiente
Los vuelos iniciales del 787 Dreamliner están previstos para fines de año y el primer modelo será entregado a All Nippon Airways Co., de Japón, en mayo de 2008. (Foto: Boeing)

Boeing Comercial Airplanes se ha propuesto revolucionar el mundo de la aviación civil con su nuevo Boeing 787 Dreamliner, un avión súper eficiente cuyo diseño interior dejó a todos boquiabiertos durante su presentación en sociedad, a mediados de julio.

La familia 787 está compuesta por tres miembros: 787-8 Dreamliner, que transportará entre 210 y 250 pasajeros en rutas de entre 14.200 y 15.200 km; el 787-9 Dreamliner, con capacidad para 250-290 personas en trayectos de 14.800 a 15.750 km; y el 787-3 Dreamliner, que podrá albergar 290-330 viajeros con una autonomía de vuelo de 4.600 a 5.650 km.

Una de las principales diferencias de estos aviones está marcada por el consumo de combustible, ya que utilizarán un 20% menos que sus antecesores, lo que los transforma en un beneficio para el medio ambiente (y les permite realizar un gran ahorro a las aerolíneas). Ésta y otras mejoras son posibles gracias a la utilización de una serie de nuevas tecnologías que fueron elaboradas por Boeing y su equipo internacional de desarrollo tecnológico. Por ejemplo, según anunció la empresa, hasta un 50% de la estructura principal del 787, incluyendo fuselaje y alas, está hecha de fibra de carbono, que es más liviana, más durable y más resistente a la corrosión y el fuego que el aluminio.

Entre otras innovaciones, el Dreamliner tiene una cabina “diseñada para proporcionar el mejor ambiente de trabajo posible para los pilotos”, según subrayó Mike Carriker, piloto jefe del programa 787. Los pasajeros también se sentirán más cómodos debido a la diferente presurización del interior de la nave: esto significará más oxígeno y más humedad durante el vuelo.

Por otra parte, el 787 cuenta con asientos y ventanas más grandes, que ofrecerán una inigualable vista del horizonte a cada uno de los viajeros –cualquiera sea su ubicación– y que, con sólo apretar un botón, se oscurecerán, sin necesidad de utilizar ningún sistema de cortinas. Además, quienes disfruten de un vuelo a bordo de esta aeronave gozarán de un nuevo sistema de luces que simulará el cielo en el techo de la cabina. Otra de las ventajas del diseño del Dreamliner, que posee amplios arcos y un doble pasillo que optimizan el espacio y la comodidad, son los portaequipajes, que fueron rediseñados para ser más espaciosos.

Así como los detalles de diseño no quedaron librados al azar, tampoco corrieron esa suerte varias de las piezas fundamentales del avión: Boeing seleccionó a General Electric y Rolls-Royce para desarrollar los motores de la aeronave.

Con un costo por unidad estimado entre los 146 y los 200 millones de dólares, Boeing ya recibió 677 órdenes de compra por parte de 47 clientes. Según informó la compañía, se trata del mayor número de pedidos hechos antes de que un avión entre en servicio.

Los vuelos de prueba iniciales están programados para fines de año y, si la producción continúa al ritmo previsto, los primeros modelos estarán listos para mayo de 2008.

Para ir conociendo el 787 Dreamliner por dentro: www.newairplane.com

Otras notas sobre
Boeing 787 Dreamliner - Medioambiente
Comentá esta nota en Facebook
Envianos un comentario sobre esta nota
Demuestre que no es un robot!

Galería
Acceder a Galería
Encuestas
Has hecho algun viaje turistico durante la pandemia de COVID-19




Ver Encuestas Anteriores