Lunes 03 de Octubre de 2022

Logo
20 de julio de 2009
(610 votos)

Naturaleza salvaje y protegida

El contacto con el medio ambiente y la conciencia ecológica están presentes en todo lo que se hace en Eco Camp donde los huéspedes pasan la noche en confortables domos inspirados en las chozas de los indios nativos.

Los domos combinan lujo con respeto a la naturaleza (clickear para agrandar imagen). Foto: gentileza EcoCampEl Parque Nacional Torres del Paine está ubicado entre la Cordillera de Los Andes y la Estepa Patagónica, en la provincia de Última Esperanza, en Chile.

Torres del Paine tiene una extensión de 181mil hectáreas y entre sus actividades más recomendables para realizar dentro del parque, en el primer puesto se ubican el trekking, las cabalgatas, la escalada o el montañismo.

El EcoCamp, ubicado en el Parque, ofrece a sus huéspedes un refugio en medio de la naturaleza patagónica con sus rebosantes bosques de lenga, glaciares imponentes y la fuerza del viento.

La premisa al diseñar el EcoCamp fue mantener el espíritu de los antiguos habitantes que se trasladaban por la tierra. Esta gente vivía en armonía con la “Madre naturaleza” y construían sus chozas con madera, pieles y cueros; todos materiales orgánicos que encontraban en su camino.

Estos nativos eran indígenas Kawesqar o Alacalufes, que construían sus chozas en forma geodésica, torciendo ramas y cubriendo la estructura con pieles de guanaco y león marino. EcoCamp se inspiró en las chozas de los Kawesqar, que se parecen a un iglú y son especiales para los climas fríos, ya que la estructura semi-esférica está formada con triángulos isósceles, que permiten que el desgaste producido por los vientos se distribuya de forma homogénea. También las estructuras redondeadas minimizan la superficie externa que se encuentra en contacto con el frío exterior, logrando menos intercambio de temperatura con el interior.

Los innovadores domos permiten que los huéspedes estén en contacto con la naturaleza, pero con un servicio y confort dignos de un hotel 4 estrellas. Son resistentes a los más fuertes vientos, lluvias y nieve, además de estar equipados con dos camas individuales, cobertores de polar, sábanas y plumones.

Una de las suites por dentro, con exquisitos detalles de decoración y calidez (clickear para agrandar imagen). Foto: gentileza EcoCampLa idea es no intervenir en el medioambiente de la zona con las construcciones ni con el impacto de los servicios que se les brindan a los turistas. Justamente por eso, la capacidad máxima es de 30 huéspedes, lo que otorga mayor sensación de intimidad.

Todos los inviernos los domos se sacan de su lugar para permitir que crezca el pasto, que los animales se ubiquen en la zona y que la vida fluya como si nada hubiese sucedido.

Según cuentan en Eco Camp, la idea es que los huéspedes nunca olviden el lugar en el mundo donde están, por eso las lonas que cubren los domos se mueven y reaccionan con el fuerte viento patagónico. Esto permite que, desde sus camas, todos puedan sentir la naturaleza salvaje de las tierras del sur. Los domos también tienen techos transparentes para disfrutar de la estrellas.

El Domo-Comedor tiene 9 metros de diámetro y 4.5 de alto y está equipado con un comedor y una cocina. El espacio es luminoso, con una gran ventana panorámica que, desde el comedor, permite ver el amanecer y el anochecer. Por otro lado el Domo Living-Estar es para que los huéspedes se relajen, lean un libro y conversen con otros turistas.

Política verde

La energía que utiliza el EcoCamp se obtiene de recursos 100 por ciento naturales y renovables como el agua, sol y viento. Están instalados varios paneles solares, que usan las más de 16 horas de luz natural que hay en verano en Chile para proveer de energía a los ventiladores en los ductos de los baños y para iluminar las áreas de circulación. La energía de los dormitorios proviene de generadores de energía eólica aunque en la zona el viento sopla con irregularidad.

Dadas las condiciones en que se consigue la energía, la electricidad es limitada y discrecional, por lo que no se pueden usar secadores de pelo, cargar baterías y someterse a duchas largas, entre otras cosas.

La gestión para tratar los desechos es una gran preocupación de las autoridades del EcoCamp. Se trata de llevar al área natural la menor cantidad de basura posible, minimizar o evitar el papel, usar envases plásticos delgados. Se clasifica y almacena la basura para que pueda ser reciclada por corporaciones que se dedican a esta tarea.

La filosofía de este particular rincón del mundo es que al tener una actitud austera en las áreas naturales, se contribuye a minimizar el impacto en el medioambiente.


Ver Torres del Paine (Chile) en un mapa más grande

Más información:
» www.ecocamp.travel
» www.torresdelpaine.com

Otras notas sobre
Ecología - Chile - Naturaleza
Comentá esta nota en Facebook
Envianos un comentario sobre esta nota
Demuestre que no es un robot!

Galería
Acceder a Galería
Encuestas
Has hecho algun viaje turistico durante la pandemia de COVID-19




Ver Encuestas Anteriores