Jueves 18 de Agosto de 2022

Logo
30 de julio de 2008
(610 votos)

Hacia la paz interior

Viajar puede ser también una excelente oportunidad para entrar en contacto con uno mismo al visitar edificios, ciudades o lugares sagrados que son el reflejo de algo profundo y supranatural que eleva el espíritu.
Hacia la paz interior

Escapar de la rutina y la vorágine del mundo moderno es, por lo general, la causa de los viajes y las vacaciones. Sin embargo, visitar lugares sagrados que están relacionados con situaciones espirituales, personas significativas o historias que van más allá de lo terrenal puede revitalizar nuestro contacto diario con el mundo y nuestros allegados. La conexión con el mundo espiritual trasciende la rigidez de cualquier religión o ideología y permite integrar armónicamente el cuerpo, el espíritu y la mente.

Hay lugares en el mundo que están identificados con profetas, milagros, experiencias sobrenaturales, estructuras construidas por pueblos sabios y la idea de un ser superior. Hasta allí peregrinan miles de personas todos los años para vivir una experiencia única que colme el alma de felicidad y paz.

Monjes budistas de la India. (clickear en la imagen para agrandar)India

La India es uno de los fenómenos espirituales más grandes. Miles de religiones confluyen en un solo país, representante de dos de las religiones más populosas del planeta: el Hinduismo y el Budismo.

Budismo

En el sigo 6 AC, Siddhartha, quien luego se convirtió en Buda, encontró la inspiración y fundó el Budismo en la ciudad de Bodh Gaya. Siddhartha llegó a Bodh Gaya buscando un lugar para meditar sobre el sufrimiento humano y la búsqueda de la verdad. Allí entró en estados de profunda contemplación y se transformó en Buda. Desde ese momento esta ciudad se convirtió en el hogar espiritual de los budistas.

Bodh Gaya está rodeada por el Río Phalgu, donde Buda se bañó al convertirse, y una serie de montes que siempre están invadidos por monjes, turistas y creyentes que viajaron miles de kilómetros para visitar el lugar más sagrado de su religión.

Otra de las ciudades veneradas por los budistas es McLeo Dganj, que tiene un 90% de población tibetana (refugiados), ya que es el hogar de Su Santidad, el XIV Dalai Lama, y sede del gobierno tibetano en exilio. Miles de monjes con sus tradicionales vestimentas coloridas, los monasterios que se multiplican a cada paso y la paz y el silencio hacen que esta ciudad, que está inserta en un bosque a 1.700 mts bordeando el comienzo de la Cordillera del Himalaya, sea uno de los mejores lugares para meditar y vivir de cerca la cultura y los ritos budistas.

El Monasterio de Namgyal, hogar del Dalai Lama, puede ser visitado y los viajantes pueden unirse a monjes y devotos en el ritual de dar vueltas alrededor del templo mientras elevan las tradicionales plegarias.

El templo de Vishwanath, en la India, está dedicado al dios Shiva. (clickear en la imagen para agrandar)Hinduismo

La ciudad de Varanasi es el centro espiritual del Hinduismo. Los peregrinos se acercan de a miles, desde el interior de la India y de otros puntos de la tierra, para asistir al epicentro de culto de su fe. El pasado y el presente confluyen en Varanasi, que se erige sobre uno de los brazos del río Ganges, el más sagrado en el país, ya que se cree que baja del cielo para limpiar los pecados de la humanidad.

Antes del amanecer los creyentes se presentan en el río para ver salir el sol y limpiar sus sufrimientos mundanos en las aguas para alcanzar la salvación y rogar por la inmortalidad. Los turistas pueden participar en el rito en el cual los “sacerdotes” los marcan con cenizas para venerar a los dioses.

El templo más sagrado y representativo es Vishwanath, dedicado al dios Shiva, que fue reconstruido en el siglo XVIII y su cúpula está completamente revestida en oro. Eso sí, los visitantes y extranjeros deben conformarse con verlo por fuera, ya que no se les permite el ingreso.

Otro de los templos sagrados es el Bharat Mata, dedicado a la Madre India. Fue inaugurado en 1936 por Mahatma Ghandi y cuenta con una estatua de mármol que representa todas las dimensiones de la India.

China

Emei Shan es una de las cuatro montañas sagradas de China. Con 3.099 metros de altura, deleita a sus visitantes por sus maravillas naturales y construcciones históricas.

En el siglo IX el emperador Zhao Kuangyin mandó al maestro Jiye para que construyera templos en Emei Shan, donde tradujo textos budistas, predicó y levantó una estatua de 62 toneladas, que se encuentra en el templo Wannian. Desde ese momento se volvió sagrado por sus más de 30 templos y por la belleza natural del lugar, que incluye árboles de más de mil años de antigüedad. En muchos de los templos se puede hacer meditación y aprender las oraciones. En otros, en tanto, se pueden inscribir los nombres de una pareja para alcanzar el amor eterno.

El lugar exacto donde nació Jesús está marcado en la Iglesia de la Natividad. (clickear en la imagen para agrandar)Israel

Para los católicos del mundo, Jerusalén es un verdadero baluarte de la cultura y la historia de Jesucristo, donde se puede respirar y pisar los lugares donde se cree que pasó gran parte de su vida pública y relatada por los evangelios.

La Iglesia de La Natividad, en Belén, es el lugar más sagrado del pueblo católico y el templo más antiguo que se mantiene en pie. Entre otras curiosidades, en su interior se encuentra marcado el lugar exacto donde nació Jesús.

En el año 326, el emperador Constantino mandó a construir una Iglesia en la cueva que se veneraba como el lugar de nacimiento Jesús. Muchos de los mosaicos de esa época siguen vigentes en la construcción. Sin embargo, una gran cantidad de invasiones y destrucciones hicieron que la Iglesia fuera reconstruida en varias oportunidades.

En una cueva debajo del templo de la Natividad está el epicentro: una estrella de plata ubicada en el suelo, que atrae a miles de turistas y fieles, donde pueden venerar el lugar donde nació Jesús.

Una de las estaciones de la Vía Dolorosa, en Israel. (clickear en la imagen para agrandar)Otro de los sitios sagrados está en Jerusalén, donde los peregrinos siguen la Vía Dolorosa, la ruta que hizo Jesús luego de ser condenado por Poncio Pilato hasta llegar a la cruz.

La Vía cuenta con 14 estaciones, entre las que están Madrasa al-Omariya, el lugar donde Cristo fue condenado por Poncio Pilato; un monasterio Franciscano, donde en ese tiempo Jesús tomó la cruz; el lugar donde cayó por primera vez; la Iglesia Nuestra Señora, donde María vio a Jesús con la cruz; y la Iglesia del Divino Rostro, donde Verónica le limpió la cara a Jesús. Las últimas estaciones quedan dentro de la Iglesia del Santo Sepulcro, donde se produjo la crucifixión, enterramiento y resurrección de Jesús.

Conocida como Tierra Santa, en Israel también se concentran importantes lugares sagrados para judíos, armenios y musulmanes, tales como el Monte del Templo (donde el rey Salomón construyó el templo que albergaba el Arca de la Alianza, que a su vez contenía las Tablas de la Ley con los Diez Mandamientos), el Muro Occidental o de los Lamentos (la única pared que se conserva del templo luego de que éste fue destruido por los romanos, a donde los judíos se acercan a rezar e introducir un pequeño papel con sus plegarias en las hendijas de las piedras), el Domo de la Roca (ubicado en el centro del Monte del Templo y de la Explanada de las Mezquitas, es un santuario –no una mezquita– construido alrededor de la roca en la que Abraham estuvo a punto de sacrificar a su hijo Ismael –en la religión judía era el segundo hijo, Isaac– y desde la cual Mahoma ascendió al cielo para reunirse con Alá) y la Mezquita de Al-Aqsa.

Perú

Machu Picchu, la ciudad sagrada de los incas, impacta a todos quienes la visitan. (clickear en la imagen para agrandar)Sin duda, Machu Picchu es uno de los mayores lugares de culto -no religioso- de América Latina y el mundo. Su valor sagrado y espiritual reside en la sabiduría del pueblo Inca y la majestuosidad de las ancestrales construcciones que lograron con sus propias manos.

Las ruinas de la ciudad están ubicadas en la cima de una montaña a 2.057 metros de altura sobre el Valle de Urubamba. Una de las mejores formas de llegar es haciendo “El Camino del Inca”, una caminata de algunos días que termina en Machu Picchu.

La paz y el silencio llevan a la meditación frente a una de las mayores obras del hombre, que sin tecnología, creó estructuras perfectas con piedras de varias toneladas cortadas milimétricamente y montadas unas sobre otras con tal precisión que ni una tarjeta de crédito se puede deslizar entre ellas.

Más información:
» www.sacred-destinations.com
» www.incredibleindia.org
» www.goisrael.com
» www.peru.info

Otras notas sobre
India - China - Israel
Comentá esta nota en Facebook
Envianos un comentario sobre esta nota
Demuestre que no es un robot!

Galería
Acceder a Galería
Encuestas
Has hecho algun viaje turistico durante la pandemia de COVID-19




Ver Encuestas Anteriores