Viernes 12 de Agosto de 2022

Logo
18 de mayo de 2016
(442 votos)

El lujoso subte de Moscú, un palacio bajo tierra

Inaugurado en 1935, el metro de Moscú es un despliegue de mármol, esculturas, arañas de cristal y lujosas escaleras, lo que le valió el apodo de "el palacio de los pobres". Los invitamos a recorrer estos peculiares andenes que nunca ven la luz del sol.
El lujoso subte de Moscú, un palacio bajo tierra
Crédito: A.Savin

Moscú es un museo a cielo abierto, con particulares exhibiciones arquitectónicas y monumentos famosos en todo el mundo, pero esta ciudad tiene una riqueza poco comentada. Bajo tierra, las estaciones de subterráneo cuentan la historia del pasado soviético con estatuas, lujosas lámparas y murales dignos de un museo.(Crédito: Andrey Kryuchenko)
La primera línea del Metro de Moscú fue inaugurada en mayo de 1935 y en la actualidad tiene 182 estaciones que se distribuyen en 12 líneas.  Con un recorrido total de más de 330 kilómetros, es uno de los más grandes y también el que más personas transporta en todo el mundo, con casi 10 millones de pasajeros al día.
Todas las líneas se construyeron y fueron ampliadas en diferentes etapas, pero las obras se suspendieron solo durante la segunda guerra mundial. Después de la guerra se inició la construcción de la cuarta etapa del metro, y durante la Guerra Fría se construyeron las líneas más profundas, pensadas para ser usadas como refugios en caso de bombardeos o guerra nuclear.
Las estaciones del metro de Moscú se destacan por sus particular diseño y decoración, y casi 50 de ellas son consideradas patrimonio arquitectónico.
Al contrario que en el resto del mundo donde las estaciones de subte son espacios despojados, el lujo y la suntuosidad son algo común en el mundo subterráneo moscovita. Decoradas con el estilo llamado: “Realismo socialista”, muchas de estas estaciones cuentan con decenas de estatuas de bronce, paredes de mármol, murales hechos con azulejos, pinturas de la época soviética, imágenes de Lenin, lámparas colgantes, escaleras señoriales y perspectivas geniales.
Una de las estaciones más impactantes es Mayakovskaya, inaugurada en 1938.(Crédito: A.Savin)
Durante la segunda guerra mundial sirvió varias veces como refugio antibombas, pero es famosa por su particular arquitectura futurista y las 34 obras de arte en mosaicos, en el techo, que representan aviones y combates aéreos de la aviación rusa, hechos por Alexander Deyneka.  Las arcos y las columnas combinan acero inoxidable con mármol rosado.
Abierta en 1952, la estación Komsomolskaya llama la atención por el lujo y la suntuosidad de sus columnas de mármol blanco, combinadas con lámparas de cristales. Ubicada en la línea Koltsevaya, tiene un techo estilo barroco pintado de amarillo y muchos detalles florales.
La estación está dedicada al pueblo ruso y cuenta con 8 mosaicos que reproducen las imágenes de grandes personalidades rusas, campesinos y soldados soviéticos. Al final del anden hay un busto de Lenin, un arco dorado y el escudo de armas soviético.
Algunas vez visitaste el metro de Moscú, cuéntanos tu experiencia aquí.

Otras notas sobre
Transportes - Subterráneo - Subtes - Rusia - Moscú
Comentá esta nota en Facebook
Envianos un comentario sobre esta nota
Demuestre que no es un robot!

Galería
Acceder a Galería
Encuestas
Has hecho algun viaje turistico durante la pandemia de COVID-19




Ver Encuestas Anteriores