Lunes 03 de Octubre de 2022

Logo
20 de abril de 2016
(392 votos)

Corea del Norte, un misterio para los turistas del mundo

¿Cómo es visitar un país hermético, sin casi contacto con el mundo? Aquí te contamos la travesía que realizan algunos por la curiosad de ver Corea del Norte por dentro e intentar descifrar si lo que se dice es real.
Corea del Norte, un misterio para los turistas del mundo

Corea del Norte sigue siendo una incógnita, un reducto cerrado a los ojos del resto del mundo, un paisaje que muchos viajeros y exploradores quisieran recorrer.
La República Popular Democrática de Corea, ubicada al este de China, entre el mar de Japón y el mar Amarillo, es una de las naciones más aisladas del planeta, con estrictas restricciones en la entrada o salida de personas del país. Muy pocos extranjeros, unos 3.000 por año, tuvieron la posibilidad de vivir la realidad norcoreana, aunque son seguidos de cerca por guías turísticos y uno o varios oficiales del ejército para controlar sus quehaceres las 24 horas del día.(Crédito: Nicor)
En Corea del norte la prensa y toda manifestación pública están controladas por el Estado, y se rigen bajo los principios de la "Juche", una interpretación coreana del socialismo. Los líderes políticos de Corea del Norte son considerados casi Dioses, se hace culto a su personalidad y su palabra es sagrada.
En 2011 Kim Jong-il, el icónico líder norcoreano, falleció y su hijo Kim Jong-un, asumió las tareas de jefe del Estado.
En la actualidad el ministerio de turismo de ese país está flexibilizando los pedidos de visa para turistas, aunque puede ser imposible si tu ocupación es periodista o trabajas para algún organismo de derechos humanos.
Los turistas que visitan Pyongyang, la capital, verán una realidad perfecta y casi cronometrada, donde todo parece funcionar a la perfección y no hay signos de ningún tipo de pobreza o violación a los derechos humanos.
Los puntos para visitar están siempre relacionados con el poder político o la historia de la dinastía gobernante. Las excursiones incluyen el arco del triunfo más grande del mundo, las estatuas gigantes de Kim Il-sung y su hijo Kim Jong-il, y el palacio -que ahora es mausoleo- donde se exhiben los restos de ambos. Un dato curioso es que no se puede vestir jeans en estos edificios "sagrados" y en muchos te pedirán que vayas vestido formalmente, con chaqueta incluida.
Los visitantes no pueden deambular solos, los grupos no pueden ser muy grandes, y los itinerarios deben ser planeados con anticipación y aprobados por el ministerio de turismo.(Crédito: Roman Harak)
Existen unos pocos hoteles que son especiales para turistas y muy caros, los norcoreanos no se hospedan allí o porque no está permitido o porque no podrían pagarlo.
Estén atentos los visitantes híper conectados porque obviamente allí no existe el Internet y es muy probable que en el aeropuerto retengan tu celular y computadora hasta que te vayas.
Si, a pesar de todos estos datos, aún quieres saciar tu curiosidad y visitar Corea del Norte, puedes llegar en vuelos de Air China o en tren desde Beijing. También puedes tomar un vuelo de Air Kyoro, la aerolínea de bandera que fue declarada la peor aerolínea del mundo en más de una oportunidad.
Para aquellos que se sientan atraídos por esta nación, pero aún no puedan costear los altos gastos de pasar unos días en la tierra de Kim Jong-un, les recomendamos el documental: “The propaganda game”, donde un grupo de documentalistas españoles recorren este hermético país.
Alguna vez visitaste un lugar así, cuéntanos tu experiencia aquí.

Otras notas sobre
Visitantes - Turismo - Corea Del Norte
Comentá esta nota en Facebook
Envianos un comentario sobre esta nota
Demuestre que no es un robot!

Galería
Acceder a Galería
Encuestas
Has hecho algun viaje turistico durante la pandemia de COVID-19




Ver Encuestas Anteriores